Los periodistas asesinados en México reciben un tributo en la CDMX
Todas las imágenes © Pablo Allison
DUELO GLOBAL

Los periodistas asesinados en México reciben un tributo en la CDMX

Una entrevista con Pablo Allison, quien inmortalizó a los caídos con un graffiti titulado “Más de 100 periodistas asesinados en México desde el año 2000”
25.7.17

Para el fotógrafo y artista visual anglo-mexicano Pablo Allison, el tema de la protección hacia el oficio del periodista es sumamente relevante, porque si la sociedad no se suma ni aporta ideas para ir generando un cambio en este sentido, poco a poco "más personas, incluyendo periodistas, van a perder la vida por tener el valor de decir la verdad".

En su opinión, el ahora avecindado en la Ciudad de México, siente que en general a muchas personas no les importa si existe o no el oficio de periodista. Sin embargo, cree que hay un sector de la sociedad que está atento a lo que ciertas voces críticas dicen –a pesar de las amenazas.

Publicidad

Esto le genera la idea de que sí existen muchas personas que valoran el oficio y día a día leen los medios de comunicación alternos, escuchan programas de radio independientes y se preocupan por periodistas que "están en riesgo de sus seguridad o que han perdido la vida por defender la verdad", lo cual es sumamente importante e interesante.

Derivado de toda esta situación, Pablo sintió la necesidad y obligación de utilizar los recursos de expresión a su alcance, y decidió pintar un mural titulado "Más de 100 periodistas asesinados en México desde el año 2000", en la calle San Jerónimo, en pleno Centro Histórico de la Ciudad de México, precisamente "por la falta de libertad de expresión que existe en el país".

En entrevista destacó que este muro es parte de una serie de murales que se propuso hacer desde que obtuvo su libertad, después de haber estado en la cárcel en Londres durante el 2013, debido a que hay varios temas que son sumamente importantes para plasmar en las calles, los cuales pueden servir para entablar un diálogo con la sociedad y reflexionar acerca de las cosas que pasan en su país.

Ejemplo de ello fue que durante la elaboración del mismo mural, había curiosos que no tenían idea de qué trataba lo que estaba haciendo, y al momento de comentarles que "México está entre los cinco países más peligrosos para ejercer la profesión de reportero, periodista, fotoperiodista", muchos se asombraron y se quedaron perplejos.

El mural, en el que una de las frases reza: "Periodistas Valientes", consta de aproximadamente 30 nombres multicolores plasmados en la pared a través de la técnica del graffiti tradicional, ya que la longitud de más o menos 30 metros por 5 de altura, no daba espacio para plasmar los más de 100 nombres de periodistas que han sido asesinados solamente desde el año 2000.

Para su realización, Pablo buscó los nombres en bases de datos de diversas organizaciones no gubernamentales como Articulo 19 y Amnistía Internacional, entre otras, además que también buscó un par de libros sobre periodismo de investigación, con los que al paso del tiempo fue registrando algunos datos, como los casos de Regina Martínez y el de Rubén Espinoza, los cuales siguió a través de la revista Proceso.

Publicidad

Lee la entrevista abajo.

C — ¿Cuál fue la idea fundamental para plasmar este tema en un mural?

PA — Pinté este mural para llamar la atención de las mentes más jóvenes que se interesan en el graffiti. Me cansa muchas veces ver cosas con una técnica increíble y un contenido vacío. Eso es lo que pienso del mal llamado "street-art". En la mayoría de las ocasiones son murales a gran escala con figuras hiperrealistas increíblemente bien elaboradas, pero sin contenido alguno. Lo mío pretendo que sea directo, letras que tienen significados directos o a veces un poco más profundos pero que le lleguen al sector joven de la sociedad.

¿Cuál es el concepto ideológico que lleva consigo este trabajo?

En unas cuantas palabras, lo describiría como personas valientes que buscaban una verdad oculta. Creo que este y otras paredes que he pintado buscan representar la empatía y transmitirla hacia otras mentes.

¿Qué importancia tiene el hecho de hacerles justicia, ya que no es a través de la vía legal, sí por medio del arte?

Es de suma importancia buscar justicia por cualquier medio. Mucha gente se queja de algunas vías que no llegan a nada. Por ejemplo, hay quienes se quejan de que los que marchan no van a cambiar nada. Yo creo que, dependiendo de nuestras capacidades, todos y todas podemos activarnos para mejorar las cosas, crear conciencia y hacer que la sociedad avance. Una de mis capacidades es por medio de pintar muros, pero no soy ingenuo, pues estoy consciente de que un mural con estas características no conllevará hacia un cambio inmediato.

Publicidad

¿Cuál es el sentido de plasmar los nombres de estos periodistas en una pared?

Es para que no se nos olviden y crear la pregunta en la gente: ¿de quiénes son estos nombres? ¿Por qué murieron? ¿Qué hace falta en el país para que esto ya no ocurra? Es para despertar las conciencias de las personas o, por lo menos, de un sector que le interesa lo que dicen las paredes. Hay un sin fin de razones por las cuales pinte este y otros muros y creo que más personas deberían de sumarse a esto y pintar cosas fuera de lo cotidiano y que digan algo más.

¿Cómo artista, consideras riesgosa la profesión del periodista?

Depende de qué, dónde y en qué circunstancias. Si eres periodista en Ciudad Juárez o Sinaloa e investigas temas de narcotráfico o buscas revelar alguna situación anómala dentro del gobierno, puede que corras mucho riesgo.

¿Crees que la figura del periodista se ha desvalorizado y se le ha faltado al respeto?

Creo que el Gobierno en este país, por ejemplo, tiene mucha culpa de devaluar la imagen de los periodistas que son de verdad. Sin mencionar nombres, hemos visto como han tratado de callar a muchos y muchas, los han censurado porque son incomodos para el Estado.

¿Qué ha hecho falta para reclamar justicia ante estos asesinatos y qué se podría hacer al respecto?

Más empatía es lo que nos hace falta, en principio para detener muchas cosas, incluyendo el asesinato de periodistas valientes que han querido mejorar las condiciones del país por medio de su habilidad de investigación meticulosa y detallada.

Publicidad