Estados Unidos

Un colectivo de artistas feministas se une para protestar contra Trump

'Nasty Women' es un movimiento conformado por más de 700 mujeres que busca mostrar su rechazo al próximo presidente de EEU. UU. y según sus datos, durante su primera exposición convocaron a más 2.200 asistentes y recaudaron casi 35.000 dólares.
17.1.17
Imagen vía Knockdown Center/Facebook
Síguenos en Facebook para saber qué pasa en el mundo.

Los cambios políticos y el arte siempre han estado estrechamente relacionados. A sólo tres de que Trump tome oficialmente el poder, un grupo de mujeres artistas protesta en contra del presidente electo.

La noche del jueves fue inaugurada la primera exposición de Nasty Women, un movimiento conformado por más de 700 mujeres, cuyo arte fue presentado en el Knockdown Center, en Queens, Nueva York. Un muñeco voodoo de Trump, un cuadro de zapatillas en llamas, un brazalete e innumerables representaciones de vaginas fueron las obras exhibidas y puestas a la venta por 100 dólares o menos.

Según los organizadores hubo más 2.200 asistentes la noche de la apertura, y recaudaron cerca de 34.950 dólares con la venta de las piezas, cantidad que fue donada a Planned Parenthood, la organización de planificación familiar más grande en los Estados Unidos.

"Esta exhibición es un mensaje para Trump y el gobierno, que sepan que no pueden pisar nuestros derechos sin una batalla", expresó Jessamyn Fiore, codirectora de la exhibición. "Creo que el arte es una acción de solidaridad y presencia", dijeron Fiore y sus colegas organizadores, portando bandas color púrpura —similares a las que usan las concursante de Miss Universo— y la leyenda "Nasty Woman".

Los posmachistas o cómo el machismo transforma su mensaje para perpetuar la desigualdad. Leer más aquí.

La exhibición surge como una reacción a los eventos políticos en Estados Unidos. Varias artistas y asistentes dijeron que nada habría sucedido si Hillary Clinton hubiese ganado las elecciones. "No habríamos organizado nada si Hillary hubiera ganado", dijo Fiore. Carly Russell, una calígrafa de Washington Heights, realizó una serie de broches con la leyenda "Pantsuit Nation" como apoyo a Clinton. "El arte es mi arma en esta batalla", escribe la artista en los empaques de sus broches.

Los organizadores esperan que a pesar de que la primera mujer nominada a la presidencia de Estados Unidos no ganara, la llegada de Trump al poder podría permitirles seguir adelante con su movimiento.

No se trata de la derrota de Clinton, expresaba la gente durante la exhibición, sino del triunfo de un hombre como Trump, quien llamó a su oponente "nasty woman" (mujer repugnante) como respuesta a las críticas recibidas, y que además dijo a puerta cerrada que podía acosar sexualmente a cualquier mujer ya que él es una celebridad. Ningún republicano promedio ha provocado una ola de protestas artísticas como lo ha hecho Trump.

Publicidad

El evento comenzó con una publicación en Facebook que hizo la artista Roxanne Jackson, amiga de Fiore, en la cual preguntaba si alguien se interesaba en un show artístico organizado por mujeres, sólo una semana después de que Trump ganara las elecciones presidenciales.

Los que Jackson esperaba que fuera una pequeña presentación local se convirtió en una convocatoria artística a nivel nacional, con más de 29 shows confirmados para los siguientes meses en todo el país, así como otros eventos a nivel internacional, incluyendo en su agenda a Australia, Reino Unido, Bélgica y los Países Bajos. La respuesta fue tal, que los organizadores tuvieron que dejar de aceptar participantes cuando éstos llegaron a ser 700.

Antiprincesas: así son los nuevos cuentos para luchar contra el machismo desde la niñez. Leer más aquí.

"Es arte por sí mismo puede ser un acto de protesta", dijo Jackson, quien también dirigió la exhibición y agregó que ésta puede encaminar el coraje en algo políticamente importante, y espera que más gente comience a experimentar. "Tenemos que organizarnos para crear nuevas formas de protesta", opinó Jackson.

Políticamente prudente o no, la cultura que se opone a Trump parece estar surgiendo rápidamente. Angel Bellaran, curador asesor de la exposición, dijo que aunque ha estado participando en protestas políticas durante más de una década, nunca había visto tanto activismo femenino. "A lo largo de la historia, las mujeres han tenido problemas para alzar la voz, obtener empleos y salarios equitativos", explicó Bellaran. "Este evento es para mostrar que no nos podrán callar".

Sigue a VICE News En Español en Twitter: @VICENewsEs