Estados Unidos

Los niños suicidas: la otra cara de la posesión legal de armas en Estados Unidos

Una investigación de la revista especializada Pediatrics encontró que, entre 2007 y 2014, creció el número de niños que se quitaron la vida usando pistolas legalmente obtenidas en el país, una cifra histórica que revela la magnitud del problema.
30.6.17
Imagen por Erik Lesser/EPA
Síguenos en Facebook para saber qué pasa en el mundo.

La posesión legal de armas en Estados Unidos está mostrando una de sus facetas más terribles: en los últimos años —entre 2007 y 2014— los suicidios infantiles con arma de fuego se han incrementado en un 60 por ciento, según un estudio publicado en la revista especializada en medicina Pediatrics.

El informe titulado Lesiones infantiles con armas de fuego en Estados Unidos contó que, cada año, cerca de 1.300 niños fallecen por heridas de bala y 5.790 resultan heridos. De estos casos, el 38 por ciento son suicidios, una tasa histórica.

Publicidad

En una categoría aparte —la de homicidios culposos— están las muertes accidentales causadas por la manipulación de un arma cargada por parte de menores de edad.

Un senador mexicano 'a la Trump': pide legalizar la portación de armas en autos. Leer más aquí.

El estudio destaca que ocho de cada diez suicidios infantiles por arma de fuego fueron cometidos por niños y sólo dos de cada diez casos fueron niñas. Aquellos que se quitan la vida suelen tener entre 13 y 17 años.

"Los suicidios infantiles con armas de fuego fueron precipitados principalmente por crisis agudas y factores vitales estresantes como problemas criminales, escolares o de relaciones", menciona el estudio elaborado por los investigadores Katherine A. Fowler, Linda L. Dahlberg, Tadesse Haileyesus, Carmen Gutierrez y Sarah Bacon.

La crisis de estos suicidios está focalizada principalmente en los estados sureños de Estados Unidos y, luego, en los estados del centro-oeste.

"Aunque muchos estados tienen leyes que previenen el acceso de niños a armas legalmente permitidas en casa, éstas normas varían en confiabilidad y efectividad con efectos que se notan en suicidios de niños y muertes accidentales en menores de 15 años".

Un estudio afirma que las armas matarán a más jóvenes estadounidenses que los accidentes de tráfico en 2015. Leer más aquí.

En la mayoría de los casos, advierte el informe, estas muertes pudieron ser prevenidas por parte de padres y familiares, si se hubieran detectado a tiempo algunas actitudes anormales en niños y adolescentes.

"Los pediatras y otros proveedores de cuidados primarios pueden jugar un papel importante a la hora de detectar depresiones y otros riesgos de salud conductual, como abuso de alcohol, a fin de ayudar a que los adolescentes reciban un cuidado y seguimiento apropiados", se lee en la investigación.

Actualmente, las muertes relacionadas con armas de fuego son la tercera causa de muerte en Estados Unidos entre niños de 1 a 17 años.

— Con información de Mauricio Oblea

Sigue a VICE News en español en Twitter: @VICENewsEs