FYI.

This story is over 5 years old.

ESPAÑA

La guerra contra Estado Islámico, también en los estadios españoles

En las horas previas al clásico Barça-Madrid, en las inmediaciones del Camp Nou se pudieron ver algunas banderas con el logotipo 'FCK ISIS' estampado. ¿Está el fútbol español tomando partido en la contienda contra el grupo terrorista?
8.4.16
Un grupo de aficionados al Fútbol Club Barcelona vinculadoss al grupo de supporters 'Boixos Nois' posan con banderas contra Estado Islámico. (Imagen vía Facebook)
Síguenos en Facebook para saber qué pasa en el mundo.

Cientos de aficionados del Fútbol Club Barcelona (FCB) se congregaron en la capital catalana y en las cercanías del Camp Nou, el estadio del equipo azulgrana, dos horas antes del inicio del clásico contra el Real Madrid. Respondían al llamado de las agrupaciones ultras del Barça, con el grupo Boixos Nois a la cabeza.

Entre bengalas, bufandas, cánticos y banderas, había una par de ellas que remitían a algo que iba mucho más allá del balompié. "Fuck ISIS", podía leerse en unas banderolas, en referencia a la denominación en inglés del grupo terrorista Estado Islámico (EI).

Publicidad

Una imagen colgada en Facebook tras la derrota del equipo catalán constató que se trataba de miembros de Boixos Nois, el grupo de animación más veterano y conocido del equipo.

Vídeo de la congregación de aficionados del Barça. A partir del segundo 0:30 se ve la bandera 'Fuck ISIS' y se oye 'Muerte a la Yihad, cabrones'. Vía Facebook.

"Somos Radicales… no violentos. Condenamos todo acto que ataque a la democracia y lo hacemos público. Daesh [acrónimo árabe de Estado Islámico] es un cáncer para la sociedad moderna y todo el mundo debería rechazarlo públicamente", explican fuentes de Boixos Nois a VICE News. Aunque, lejos del deseo expresado, estaríamos ante un fenómeno aislado entre los supporters de clubes españoles.

"Creo que en el Estado son hechos aislados que responden a un simple mimetismo, sobretodo a raíz de los últimos atentados de Bélgica", opina a este medio Carles Viñas, doctor en Historia Contemporánea por la Universidad de Barcelona (UB) e investigador de la Universidad Pompeu Fabra (UPF).

Viñas es autor del libro Tolerància zero. La violència en el fútbol, y un buen conocedor del mundo ultra de este deporte.

El grupo de animación mostró su pésame por los atentados de Bruselas del mes pasado.

Como sugiere el historiador, muchos otros grupos de animación en toda Europa han difundido esta proclama con una imagen y una tipografía parecida. Así lo han hecho aficionados del búlgaro Levski de Sofía, del Wisla Cracovia de Polonia, del alemán Dynamo Dresden o del británico Leicester City.

Publicidad

Las camisetas y banderolas se pudieron ver tras los atentados de París y Bruselas en varios puntos del continente, algo que miembros del colectivo hooligan catalán reconocen que quisieron importar a su corteo del día del clásico.

FUCK ISIS ! — Avanti Ultras (@Avanti_Ultras_)22 de marzo de 2016

Imágenes de ultras de Europa con camisetas de FCK ISIS.

La seguridad en el campo va a cargo de la policía autonómica, un cuerpo que, a preguntas de VICE News, responde que "banderas de este tipo no podrían haber entrado en el estadio", según la ley vigente.

Un equipo de fútbol cisjordano lleva sin jugar en Gaza 15 años — pero esto cambiará. Leer más aquí.

Apoyo a Estado Islámico y movimiento hooligan en Alemania

En 2014 se difundieron imágenes de un encuentro en Marruecos en el que aficionados del Raja Casablanca sostenían una inmensa bandera de Estado Islámico. Mientras eso pasaba se oían de fondo gritos de "Daesh, Daesh" y "Alá es grande, que siga la Yihad".

La historia de este club está profundamente enraizada en la lucha anticolonial francesa, y hay quien entiende que las manifestaciones a favor del grupo yihadista expresan el descontento de una juventud marroquí sin perspectivas de empleo ni de cambio político. En este caldo de cultivo hay que tener presente la posibilidad de que excombatientes de Estado Islámico retornados ejerzan influencia entre un segmento de la juventud aficionada al balompié.

Publicidad

Algo paradójico, teniendo en cuenta que este deporte está perseguido en los territorios controlados por el grupo.

Estado_Isla?mico_Casa_Blanca.jpg

En la Europa del este el discurso anti Estado Islámico se vincula a la defensa de la identidad europea, del cristianismo y de la raza blanca, de acuerdo a Carles Viñas. Unas vinculaciones que no ve en Boixos Nois, quienes, para él, y según el mismo grupo, se limitan a referencias puntuales.

Dónde sí que los ultras se han significado, y de forma muy explícita, con un discurso islamófobo con la excusa de la pelea contra Estado Islámico es en Alemania, dónde se creó HoGeSa (Hooligans contra el salafismo).

Esta organización congregó entre 2.000 y 4.000 hooligans alemanes ante la Catedral de Colonia en la que sería una de las manifestaciones de la extrema derecha más grandes desde el fin de la Segunda Guerra Mundial en este país. Entre los casi 20 clubes que integran esta plataforma destaca el papel de los supporters del Borussia Dortmund, señalados varias veces por sus conexiones neonazis, y a quienes se achaca la creación de HoGeSa.

Algo que contrasta con las manifestaciones de su equipo a favor de los refugiados en un partido contra el Sankt Pauli de Hamburgo, con una afición de izquierdas que ha mostrado ya su apoyo a Kobanê, un enclave de mayoría kurda en el norte de Siria que estuvo en la primera línea de combate contra Estado Islámico.

St.Pauli tribün— enkidu (@Urukluenkidu)4 de noviembre de 2015

Publicidad

Pancarta de apoyo al enclave kurdo de Kobanê en las gradas del Sankt Pauli.

Y es que el fútbol no es ajeno a la geopolítica, y la guerra que unos libran en un campo de batalla encuentra su eco en los estadios europeos.

La selección de fútbol de Eritrea muy mermada por las peticiones de asilo y deserciones. Leer más aquí.

Mira el documental de VICE News Anti-Islamist Riots in Germany: Hooligans Against Salafists (próximamente subtítulos en español):

Sigue a Quique Badia en Twitter: @qbadiamasoni

Sigue a VICE News en español en Twitter: @VICENewsES