Publicidad
champaña

Por qué no debes meter la champaña al refrigerador

Según la experta en vinos Marie-Christine Osselin, puede arruinar el sabor.

por Phoebe Hurst; traducido por Elvira Rosales
24 Mayo 2017, 2:00pm

Foto via Flickr-bruger L.C. Nøttaasen

Justo cuando piensas que sabes algo, la vida —o por lo menos, los expertos del internet— tiene una forma divertida de demostrarte lo contrario. Hace unos meses, descubrimos que habíamos estado usando la botella de cátsup de la manera incorrecta. Hoy, se trata de beber vino; una actividad que parece fácil de dominar para cualquiera que tenga un sacacorchos.

Pero como el Huffington Post informó la semana pasada y otros medios después, no es tan fácil. En conversación con el Post, Marie-Christine Osselin, gerente de calidad en la bodega francesa Moët & Chandon, ofreció algunos consejos para almacenar la champaña que van en contra de la sabiduría vitivinícola aceptada por muchos.

Aparentemente, guardar la champaña (o un Prosecco por la mitad del precio, seamos honestos) en el refrigerador no es la mejor idea.

LEER MÁS: Beber champaña es bueno para la mente

Osselin le dijo al sitio web: "Si estás planeando disfrutar tu botella de champaña (o vino espumoso) después de tres o cuatro días de haberla comprado, está bien almacenarla en el refrigerador. [Pero] si permanece ahí durante semanas, el corcho puede secarse por la falta de humedad. Mientras el corcho se seca, el sello entre la botella y el corcho se afloja y la champaña se oxida más rápido, cambiando su aroma".

¿Recuerdas el Cava que compraste en la tiendita de la esquina, ése que tienes en el refrigerador desde tu cumpleaños el mes pasado? Sí, su aroma ya está jodido.

Por supuesto, cualquier aficionado al vino que tenga un estante para botellas o incluso una bodeguita sabrá que mantener la champaña en posición horizontal y en un sitio fresco es el mejor método de almacenamiento para evitar la oxidación. Osselin también recomienda que las botellas se alejen de la luz directa del sol.

Y, ¿cuando estés listo para sacar el corcho? La experta en vino sugiere enfriar el vino espumoso durante 15 o 20 minutos en una hielera llena con un tercio de agua.

LEER MÁS: Maridajes imposibles: Champaña y hot dogs

De igual forma, tiene una regla para beber: "Al servir, solo debes llenar la copa un tercio y sostenerla por el tallo, si no la champaña se puede calentar muy rápido".

Una alternativa es que puedes disfrutar tu Cava oxidada pero helada en un vaso de plástico lleno hasta el borde. No vamos a juzgarte.

Tagged:
Munchies
Food
Alcohol
Champagne
Prosecco
copas
vino espumoso