Publicidad
LGBTQ

En España se están normalizando las agresiones homófobas

Las agresiones homófobas han aumentado en toda España hasta alcanzar cifras alarmantes.

por Miriam Martínez
29 Agosto 2019, 3:00am

Un manifestante lleva la bandera con el arcoiris en el Orgullo Crítico 2019 de Madrid. Fotografía por Luis H. Rodríguez

Hace unas semanas, un amigo me contó, que sufrió una agresión verbal que tuvo por su condición sexual. Todo transcurrió en el centro de Madrid, cuando un relaciones públicas les comentó a mi amigo y su amigo, de ir a una discoteca y su contestación fue que no. La respuesta habitual sería: "Perfecto, pasad buena noche". Pero no fue así y les comentó que fueran a la discoteca y que nadie se daría cuenta de que eran gais. ¿Te imaginas que eso pasa a alguien que es heterosexual? Claramente no nos lo imaginamos, ya que no sucede, pero el colectivo LGTBI, ha tenido que sufrir todo tipo de comentarios, a lo largo de su vida, en diferentes situaciones.

Las agresiones al colectivo LGBTI han aumentado respecto al año pasado, en la Comunidad de Madrid en el año 2018 hubo un total de 345 agresiones registradas (7,5% más que el año anterior), detalló Rubén López, director del Observatorio Madrileño contra la LGTBfobia a lo que continuó explicando que "el incremento de las agresiones en España es anterior a la aparición de la ultraderecha, de hecho creo que la ultraderecha se nutre de esto".


MIRA:


En Madrid de lo que va de año, un total de 151 agresiones han ocurrido en la capital (la última en plena celebración del Orgullo), López nos recordó que "los discursos de la ultraderecha y en particular de VOX, legitiman a los LGTBfobos, que no están solos, ya que ahora hasta el Partido Popular se había unido al consenso".

En Madrid después del aumento de las agresiones, Rubén López también director del FELGTB (Federación Estatal LGTB) destaca que "para frenar las agresiones se necesita a corto plano dar apoyo a la hora de denunciar y a medio y largo plazo una buena educación de valores y diversidad en las escuelas". En esta línea, Rubén Serrano, periodista especializado en LGBTI+, género y VIH matizó que "Este año se celebra el 50 aniversario de Stonewall, la revuelta que inició la liberación sexual y LGTBI+ y tras palizas, asesinatos y humillaciones, hay que hacer algo contra las agresiones y los partidos machistas y LGTBIfobas como VOX".

"El incremento de las agresiones en España es anterior a la aparición de la ultraderecha, de hecho creo que la ultraderecha se nutre de esto"

Al igual que en Madrid, en Barcelona, las agresiones han aumentado y los mensajes de odio también. El último caso de una agresión fue en Plaza de las Navas del barrio barcelonés de Poble Sec. La víctima relató en su red social, que su ataque fue por tener “pluma gay”. Tampoco hay que olvidar, la agresión en un local de comida rápida, frente la presencia de un vigilante de seguridad, que no hizo nada.

Tras la difusión de estas imágenes en las redes sociales, se registraron nuevos ataques en la ciudad condal. Eugeni Rodríguez, presidente del Observatori Contra l'Homofòbia (OCH) expresaba su preocupación y señalaba que "en el 2019 el Observatori ha registrado un total de 94 incidencias, la mayoría en la ciudad de Barcelona" enfatizó.

En Andalucía ocurre el mismo caso que en Madrid o en Barcelona, el pasado año se registraron 328 incidentes, de los cuales, en el 29% de los casos la víctima fue agredida físicamente, seguido de la agresión verbal, con el 27% de ellas. El presidente de la Federación Andalucía Diversidad, Antonio Ferre señalaba desde el Observatorio Andaluz contra la Homofobia, Bifobia y Transfobia (iniciativa de la Federación Andalucía Diversidad) que "hemos visto un repunte de casos de odio por orientación sexual o identidad de género". Un 64% de las denuncias por este tipo de agresiones acababan invalidadas. Ferre piensa que el motivo principal es "la mala información o que la gente está mal asesorada. Por eso necesario que los policías tanto nacionales, locales y la guardia civil, tengan información y formación sobre cómo actuar ante denuncias de este tipo".

El 2 de diciembre del 2018, el partido de ultraderecha VOX apareció por primera vez en la vida política institucional del país y poco después estaría presente en el nuevo Gobierno de la Junta de Andalucía. A pesar de todos los mensajes de odio que expresó en campaña hacia el colectivo LGBTI, Ferre dice que "no sabría decir si el auge de las agresiones es culpa de la aparición de la ultraderecha. Yo creo que ahora el colectivo no tiene miedo y que las violencias son más visibles que hace unos años y de hay surge los repuntes de homofobia de la sociedad, que hay que curar desde la infancia y de la educación".

"No sabría decir si el auge de las agresiones es culpa de la aparición de la ultraderecha. Yo creo que ahora el colectivo no tiene miedo y que las violencias son más visibles que hace unos años"

En este contexto la Federación Plataforma Trans y el Observatori Contra l'Homofobia de Catalunya han solicitado por escrito a la Fiscalía General del Estado, la ilegalización del partido VOX acusándoles de propagar mensajes de odio y promover un ideario que provoca agresiones físicas y verbales al colectivo LGTBI, pues algunos de cuyos miembros han dicho en diferentes momentos cosas como "Si mi hijo dijera que es gay, trataría de ayudarle. Hay terapias para reconducir su psicología", "Una familia natural está formada por un hombre y una mujer" o "El Orgullo es un espectáculo que denigra la dignidad de las personas y familias".

Eugeni Rodríguez, presidente del Observatori Contra l'Homofòbia afirmaba con firmeza que el motivo principal de la denuncia es "la situación inaguantable del discurso de odio que está recibiendo cada día, el colectivo LGBTI por parte de la ultraderecha". Junto a Mar Cambrollé, presidenta de la Plataforma Trans, ambos ven necesario que "la fiscalía tome medidas para garantizar la seguridad y la total libertad de las personas LGBTI. No podemos llegar a entender que organizaciones políticas contrapongan sus intereses, a lo derechos básicos y fundamentales". Tanto Mar Cambrollé y Eugeni Rodríguez han solicitado “una respuesta rápida por parte de la Fiscalía General del Estado, para exigir que se garanticen los derechos y libertades".

“La difusa línea entre los discursos de odio y la libertad de expresión, unido al vacío legal que se da en las redes sociales, hace que estas sean el escenario donde todo cabe, estos mensajes se traducen en agresiones en las calles, acoso en el trabajo y en las escuelas, golpeando sobre todo a la adolescencia trans, con el grave riesgo de suicidio” concluyó la presidenta de la Plataforma Trans.

Samir Bargachi, presidente de Kifkif, asociación en defensa de los migrantes y refugiados LGBTI+, también señala como ellos que "la llegada de la ultraderecha a las instituciones en España y otros países europeos a hecho crecer los discursos contrarios a los derechos humanos. Estos discursos hacen que exista más violencia, también contra personas migrantes y refugiadas. Es importante visibilizar todas estas violencias y apoyarnos mutuamente como sectores poblacionales señalados por este odio excluyente".

"El principal factor es la liberación LGTB, ahora nos visibilizamos sin miedos y eso a ciertos radicales sigue molestando e incluso se lo toman como una problema personal"

"Toda esta situación me recuerda cuando España estaba en pleno debate sobre la legalidad del matrimonio homosexual. Cuando se decían si la legalización haría que todo el mundo se haría gay" recalca Antonio Ferre. Partido políticos como VOX o el populismo de algunos medios sobre el colectivo "Están creando que vuelvan a falsas ideas que pensábamos que habían desaparecido, por ejemplo que si un niño asiste a un taller sobre diversidad, se volverá homosexual" añadió el presidente de Federación Andalucía Diversidad.

Si en el año 1977 se organizaba en Barcelona la primera manifestación del Orgullo LGBT por Front d'Alliberament Gai de Catalunya (FAGC) a la que asistieron tan solo 5000 personas, en 1978 se legaliza la homosexualidad en España y en 2005 se legaliza el matrimonio, siendo el tercer país, detrás de Países Bajos y Bélgica, en legalizarla, ¿cómo se puede permitir en 2019 que las agresiones hacia el colectivo esté en aumento y que se quieran eliminar sus derechos y libertades?

Para Ruben López se debe al aumento de la visibilización y la liberación de las personas queer: "El principal factor es la liberación LGTB, ahora nos visibilizamos sin miedos y eso a ciertos radicales sigue molestando e incluso se lo toman como una problema personal".

Suscríbete a nuestra newsletter para recibir nuestro contenido más destacado.

Tagged:
Vox
ESPAÑA
homofobia
agresiones homofobas