FYI.

This story is over 5 years old.

Sorpresiva y crucial victoria de Bernie Sanders en Michigan

Bernie Sanders obtuvo una inesperada victoria en Michigan el martes por la noche, aunque ajustada. La victoria de Hillary Clinton en Mississippi la mantiene como líder de las primarias demócratas. En el bando republicano, Trump continúa en cabeza.
Photo de Tannen Maury/EPA
Síguenos en Facebook para saber qué pasa en el mundo.

Bernie Sanders ganó por estrecho margen las primarias de Michigan del martes por la noche, manteniéndose en la carrera, aunque Hillary Clinton continúa con una fuerte ventaja en las primarias presidenciales demócratas.

La victoria de Sanders en Michigan, aunque ajustada, era inesperada. Clinton lideraba por dos dígitos los últimos sondeos y, sin embargo, Sanders la superó en la votación final. Michigan fue el gran premio del martes por la noche por sus 136 delegados, y tras los recuentos de votos totales, que acabarán hoy miércoles, los candidatos probablemente se dividirán los delegados por la mitad dado lo ajustado de la victoria.

Publicidad

Al momento de escribirse este artículo, Sanders mantiene una ventaja de dos puntos sobre Clinton.

La exsecretaria de Estado solidificó su ventaja sobre el senador de Vermont con una contundente victoria en Mississippi el martes, aplastándolo por casi 70 puntos de ventaja. Clinton obtendrá 36 delegados de Mississippi tras los inapelables resultados en este estado, donde los sondeos le auguraban más de 50 puntos de ventaja sobre Sanders antes de la votación.

Clinton se consolidó como la favorita entre los votantes negros en Mississippi, continuando con una tendencia que le ha llevado a abrazar la victoria en estados con grandes poblaciones afrodescendientes, especialmente en el sur.

El "estado de la magnolia", tal como se conoce a Mississippi, está constituido por un 37 por ciento de afroamericanos y cuenta con el mayor número de funcionarios negros electos de todos los estados.

Ambos candidatos hicieron una feroz campaña en el período previo a la votación del martes, sobre todo en Michigan, donde la pareja se enfrentaba por sus posiciones encontradas respecto al rescate de la industria del automóvil tras la crisis financiera de 2008, pilar de la economía del estado. Durante el debate demócrata en Flint la noche del domingo, Clinton acusó a Sanders de haber votado en contra del rescate de la industria y, esencialmente, de defender una posición de no salvarla. A raíz del picante intercambio, el equipo de campaña de Sanders envió un aluvión de mensajes de correo electrónico y realizó anuncios por radio para impugnar la afirmación de Clinton.

Publicidad

Trump y Clinton arrasan en el Súper Martes, aquí te contamos las claves. Leer más aquí.

Sanders, de hecho, votó a favor de un paquete de medidas de rescate para dicha industria por 14.000 millones de dólares en diciembre de 2008, pero aquel proyecto de ley fracasó después de que los republicanos del Senado lo bloquearan. Luego votó en contra de un proyecto distinto en enero de 2009 que proporcionó algunos fondos adicionales a los acreedores de la industria de automóviles, el cual sí fue aprobado por el Senado. Pero la mayoría de los fondos de esta segunda ley de rescate fueron a parar a los bancos y Sanders argumentó que no podía apoyar eso.

Cuando las expectativas le auguraban una derrota, el equipo de campaña de Sanders envió un correo electrónico masivo el martes por la mañana para recaudar fondos en el que destacaban que todavía restan importantes primarias en los estados de Illinois, Ohio, Florida, Missouri, y Carolina del Norte en los próximos siete días, y donde convocaban a sus partidarios a "continuar, unirse y luchar".

"Quiero recordar la cantidad de veces que nos han dicho que nuestro camino era demasiado difícil: en Iowa lo dijeron cuando estábamos casi 50 puntos abajo. Otra vez cuando estábamos 44 puntos abajo en New Hampshire, luego en Colorado con 28 puntos, y por dos dígitos en Minnesota", se podía leer en el mensaje

Pero eso fue antes de su sorpresiva victoria en Michigan. Sanders envió otro correo a sus partidarios el martes por la noche para recaudar fondos tras la victoria en Michigan.

Publicidad

"Esta es una victoria importante, que cambia el juego para nuestra campaña. Los medios corporativos nos daban por muertos. Los encuestadores decían que estábamos muy por detrás. Los super PACs de Clinton [comités de acción política, en inglés, political action committee o PAC, son grupos de presión privados] han gastado millones de dólares en contra nuestra en todo el país. Y nos encontramos con un ataque deshonesto en el debate", afirma Sanders en la misiva a sus partidarios, haciendo referencia a la discusión por el rescate de la industria del automóvil. "Pero ganamos, otra vez… y si seguimos juntos de pie, podemos ganar esta nominación".

Mientras Sanders sigue trabajando para acumular delegados adicionales en la apretada carrera de la interna del partido, Clinton se ha centrado cada vez más en su condición de competidora que aventaja y se muestra cada vez más segura de su inminente nominación. En un ayuntamiento de Detroit el lunes por la noche, Hillary comparó la actual campaña de Sanders con su propia candidatura fallida camino a la Casa Blanca de 2008.

Clinton expresó tener esperanza de que Sanders siga trabajando junto a ella después de la elección, tal como "apoyé al presidente Obama después de que me retirara en 2008".

Michigan era también el mayor premio de la noche para los republicanos, con 59 delegados, la mayor cantidad entre todos los estado que votaban el martes por la noche en las internas del GOP [siglas de Grand Old Party, en referencia al Partido Republicano].

Publicidad

Donald Trump continúa siendo el líder indiscutible de la manada, habiendo ganado las primarias de Michigan por más de 10 puntos.

Aunque los resultados aún no son definitivos, el gobernador de Ohio John Kasich y el senador Ted Cruz se estaría en un empate técnico en la lucha por el segundo lugar, mientras que el senador Marco Rubio ha quedado relegado a la última posición con un 10 por ciento de los votos.

Kasich había hecho una dura campaña en el estado con la esperanza de recoger los delegados suficientes para mantenerse con vida hasta que su estado de origen, Ohio, realice sus primarias el 15 de marzo, y lo logró.

En imágenes: la creatividad de los partidarios del candidato Bernie Sanders en las calles de NY. Ver aquí.

Las elecciones del martes han sido el preludio de una batalla mucho más grande en la carrera de primarias del 2016 para ambos partidos. La próxima semana, el 15 de marzo, grandes estados como Illinois, Florida, Ohio y Carolina del Norte votarán en ambos partidos, definiendo grandes grupos de delegados que podrían decidir a los candidatos definitivos a las presidenciales.

Sigue a Liz Fields y Olivia Becker en Twitter: @lianzifields y @obecker928

Sigue a VICE News En Español en Twitter: @VICENewsEs