Mazda Creators

Los microbios pueden salvar a nuestra especie

El estudio inglés Burton-Nitta explora las beneficiosas relaciones entre humanos y microorganismos en la definición de 'humano' dentro del ciclo #MazdaCreators HUMAN HARDWARE.
Foto por Burton-Nitta editada por VICE

El próximo 18 de enero tendrá lugar en Mazda Space la tercera de las cinco ponencias programadas por VICE y Mazda en el ciclo #MazdaCreators HUMAN HARDWARE, inspirado en el concepto Drive Together, coche y conductor en perfecta armonía. En esta ocasión conoceremos las experiencias del estudio inglés Burton-Nitta, que explora nuestras relaciones con los microorganismos para componer juntos el “superorganismo humano”.

Publicidad

Vivimos en un mundo en constante cambio y que no nos deja tranquilos. Como especie, tenemos que estar siempre atentos a los nuevos desafíos que amenazan nuestro bienestar (en muchos casos, retos o problemas creados por nosotros mismos).

Desde el inicio de los tiempos, hemos adaptado el planeta que nos vio nacer para hacerlo más habitable y así crecer y prosperar. Quizá es el momento de parar un momento y pensar. ¿Qué pasaría si, llegados a este punto, en lugar de cambiar nuestro entorno para someterlo a nuestras necesidades, cambiáramos nosotros para vivir en harmonía con él?

Sobre este tipo de cosas es sobre las que reflexionan Michael Burton y Michiko Nitta, fundadores del Burton-Nitta, un estudio de arte transdisciplinar que colabora con la ciencia y la tecnología para investigar nuestro mundo futuro y la evolución humana. Llevan años creando proyectos en los que intentan mostrarnos ese futuro de simbiosis.

Michael Burton y Michiko Nitta. Imagen cortesía de Burton-Nitta

Así que, aprovechando que el próximo día 18 de enero vendrán al Mazda Space de Barcelona a presentar algunos de sus proyectos, nos hemos puesto en contacto con ellos para hablar un poco de estos temas tan interesantes.

VICE: ¿Podríais explicarnos el concepto de vuestro estudio, Burton-Nitta?
Michiko Nitta y Michael Burton: Somos un estudio con sede en Londres en el que queremos liderar una exploración continua sobre el "quién" y el "en qué" podríamos convertirnos en relación con las presiones que sufre nuestra especie para adaptarse a los entornos cambiantes y las consecuencias de nuestras propias acciones como humanos.

Publicidad

Algaculture. Imagen cortesía de Burton-Nitta

¿En qué se centran vuestros proyectos?
Nuestros proyectos hablan sobre cómo podemos dar forma a la tecnología de acuerdo con las complicadas conexiones que existen entre nosotros, el resto de especies animales y los sistemas más amplios a nivel planetario. Nuestras obras de alguna manera desvelan las motivaciones y las elecciones a las que nos enfrentamos en nuestro presente.
Algunos de nuestros trabajos anteriores, como After Agri, Algaculture, The Algae Opera, The Republic of Salivation y The Instruments of the Afterlife, se han publicado y exhibido en todo el mundo desde el MoMA de Nueva York hasta el Victoria&Albert Museum de Londres.
También exploramos nuevas áreas de investigación a través de una revista llamada After… que invita al público a probar el futuro y a aventurarse en visiones alternativas del mundo y de nosotros mismos.

The Instruments of the Afterlife. Imagen cortesía de Burton-Nitta

¿De qué hablaréis en la conferencia que realizaréis en Barcelona?
Nos enfrentamos a un futuro de evolución humana que se verá acelerado por la biotecnología. Con esta perspectiva, las adiciones de wetware propuestas para el cuerpo incluirán bacterias modificadas, algas, hongos y otros microorganismos que complementarán y mejorarán el "superorganismo humano" (los trillones de bacterias y otros microbios que viven dentro de nosotros y que son vitales para nuestras funciones corporales). Conseguiremos nuevas habilidades agregando tecnologías vivas a la masa de microbios existente en nuestro cuerpo para poder adaptarnos al entorno cambiante y a las presiones creadas por el hombre. Sin embargo, este posible cambio nos hace plantearnos preguntas como ¿en quién nos convertiremos y qué queremos ser en el futuro?

Publicidad

Nuestra charla y la demostración que haremos después serán una visión especulativa de las mejoras en el futuro de la biotecnología y propondrá diferentes conceptos de lo que es ser humano.

¿De qué manera creéis que las bacterias, las algas, etc., se integrarán en nuestro cuerpo?
Creemos que las bacterias y las algas (tanto en formas existentes como modificadas) se integrarán en nuestro cuerpo en forma de nuevos sistemas que mejorarán nuestras funciones biológicas. Nuestra investigación se pregunta cómo las bacterias, las algas y otros microbios pueden transformar nuestro cuerpo y qué visiones de nosotros mismos queremos crear. Estamos fascinados con las nuevas tecnologías que utilizan "bioandamios" y procesos como la biología sintética y la impresión 3D que pueden ayudar a generar nuevas posibilidades.

¿En qué campos nos ayudarán? ¿Alimentación? ¿Prolongar nuestra vida?
Al agregar nuevas capacidades al "superorganismo humano", especulamos con que estas biotecnologías nos ayudarán a alimentarnos y a producir energía. Siguiendo nuestro reciente proyecto, llamado Landscape Within, hemos estado trabajando con científicos para volver a imaginar cómo las bacterias diseñadas podrían permitirnos vivir en lugares contaminados.

Una de las partes del proyecto 'Landscape Within'. Imagen cortesía de Burton-Nitta

¿Seremos capaces, por ejemplo, de vivir gracias a la fotosíntesis como las plantas?
En nuestros proyectos llamados Algaculture y Algae Opera creamos prototipos para lograr nuevas formas de alimentar el cuerpo. En la línea de beneficiarnos de la fotosíntesis y de capacidades propias las plantas, creamos un "traje de simbiosis con las algas" que exploraba cómo podíamos llegar a ser como una babosa de mar muy especial llamada Elysia chlorotica. Esta increíble babosa marina selecciona algunas algas de su comida y envía las algas vivas a través de su cuerpo a un órgano específico, evolucionado para convertirse en un animal que funciona de forma similar a una planta. Esta relación con las algas permite que el animal se alimente directamente del sol a través de las algas.

Publicidad

Imagen de la presentación de 'Algaculture' cortesía de Burton-Nitta

Como artistas, estos hallazgos científicos nos han inspirado a considerar cómo enfrentarnos a los desafíos de la escasez de alimentos en el futuro. En lugar de pensar en rediseñar los alimentos, cambiamos la pregunta de "¿qué vamos a comer?" por "¿cómo podríamos alimentar nuestro cuerpo de manera diferente?". No presentamos esto como una solución o como nuestra opción preferida para la evolución humana, sino que nos permite a nosotros (y al público) volver a imaginarnos de manera completamente diferente y afrontar así los sacrificios que pueden ser necesarios para prosperar en un mundo cambiante.

¿Cómo se implementarían estos nuevos órganos en nuestro cuerpo?
Imaginamos que los nuevos órganos se implantarán en nuestro cuerpo y se mantendrán de manera similar a la jardinería o la agricultura, donde lo habitual es que tengamos que cultivar nuestros niveles de biotecnologías, reemplazar bacterias, etc., cuando sea necesario.

¿Cómo creéis que la implementación de estas nuevas capacidades afectará a nuestra concepción de lo que es "humano"?
Estamos entusiasmados por cómo el modelo de "superorganismo humano" (donde nuestras células humanas son superadas en una proporción de 3 a 1 por las células de bacterias, hongos y otros microbios que viven dentro de nosotros) ya desafía nuestra percepción de lo que es es ser humano. Piensa por ejemplo en las nuevas investigaciones sobre la línea de comunicación entre bacterias y nuestro cuerpo en lo que se llama el "cerebro del intestino" (un proceso en el que nuestro intestino "escucha" a las colonias de bacterias intestinales y estas bacterias pueden influir en el comportamiento de nuestro cuerpo). Este tipo de relaciones hacen que nuestra imaginación vuele al pensar en cómo puede evolucionar el concepto de "humanidad".

Consideramos que estas "tecnologías vivas" serán capas adicionales del "superorganismo humano", una comunidad y un ecosistema que constituirá un todo funcional. Esta visión nos demuestra que no somos singulares, sino que existimos en un mundo sin fronteras donde los efectos que tenemos en nuestro entorno tienen consecuencias para nuestro ecosistema interno.

¡Gracias, Michael y Michiko! Nos vemos el día 18.