VICE Sports

Olvídense de la presidencia, Oprah debería comprar a las Panteras de Carolina

Todos quieren que Oprah se postule a la presidencia. Esa no es una buena idea, pero ésta sí lo es.
LC
traducido por Laura Castro
Dan MacMedan-USA TODAY NETWORK.

El domingo por la noche en los Golden Globes, Oprah Winfrey se llevó cientos de elogios por su convincente discurso sobre la igualdad y el movimiento #MeToo. La respuesta fue inmediata: Oprah debería ser la próxima presidente de los Estados Unidos. Esa no es una buena idea. Pero esta sí: Oprah debería ser la siguiente propietaria de las Panteras de Carolina.

El mes pasado, la NFL anunció que investigaría al propietario actual de las Panteras, Jerry Richardson, por conducta sexual inapropiada y acoso laboral. Poco después, Richardson anunció que pondría al equipo a la venta. Diddy, Steph Curry y Colin Kaepernick han manifestado que están interesados en comprar al equipo, pero no tienen el capital disponible para comprar una franquicia valuada en más de $2 mil millones de dólares. ¿Sabes quién sí lo tiene? Oprah. Y qué mejor manera de hacer que las Panteras tomen una dirección más progresista que teniendo al frente a alguien como Oprah. Siendo ella misma una mujer afroamericana y víctima de agresión sexual, comprende la sensibilidad y la compasión que la liga necesitaría para comenzar a abordar este tipo de problemas.

Publicidad

Que ella se convirtiera en la propietaria de las Panteras cambiaría las reglas del juego dentro del Viejo Club de Chicos que es la NFL. "Sería algo histórico, revolucionario y necesario para añadir diversidad a la NFL entre el rango de los propietarios", dijo la periodista de ESPN Josina Anderson cuando le preguntaron sobre una posible oferta por parte de Oprah.


Relacionados: Los Giants de Nueva York están más muertos que nunca


Oprah se convertiría en la primera propietaria afroamericana dentro de la NFL. También se uniría al pequeño club de mujeres que poseen o han poseído franquicias de la NFL, incluyendo a Martha Firestone (dueña mayoritaria de los Leones de Detroit), Dee Haslam (propietaria mayoritaria de los Cafés de Cleveland), Virginia Halas McCaskey (propietaria mayoritaria de los Osos de Chicago), y la difunta Georgia Frontiere (ex propietaria mayoritaria de los Carneros de L.A.).

En el aspecto comercial, Oprah es un genio financiero y de marketing. No es alguien que heredó una fortuna familiar. Pasó de ser presentadora de noticias locales a ser conductora del talk show diurno más exitoso en la historia de la televisión estadounidense, luego se convirtió en una actriz aclamada, en una magnate de los medios y en propietaria de su propio canal de televisión. Según Forbes, su patrimonio neto es de $3.1 mil millones de dólares, lo que la convierte en la mujer más rica en la industria del entretenimiento. Es una mujer de negocios tremendamente exitosa que le brindaría credibilidad instantánea a un equipo que se encuentra en una encrucijada.

Publicidad

¿Y qué tal esto: en lugar de comprar al equipo ella sola, tal vez decida lanzarle un hueso a esos hombres no tan exitosos como ella que desean comprar el equipo, ofreciéndoles hacer una compra conjunta a Diddy, Curry y Kaep? ¿Qué agente libre no querría jugar para ese grupo de propietarios?


Relacionados: ¿Qué salió mal para los 20 equipos de la NFL que se quedaron sin postemporada?


Al ver su discurso en los Golden Globes y la reacción que obtuvo, es evidente que ella es una fuerza dinámica que no hay que perder de vista y una voz que la gente respeta. Su trayectoria como empresaria muestra que puede inspirar a los empleados a seguir su liderazgo.

Es posible que Oprah no sea la primera mujer en ser presidente de los Estados Unidos, pero podría convertirse en una de las propietarias más importantes de la NFL. Consideren esta escena nunca antes vista: Roger Goodell le pasa el Trofeo Lombardi a una mujer negra, quien a su vez se lo pasa a su mariscal de campo titular negro, quien lo recibe con una sonrisa electrizante. Es una posibilidad muy real. Oprah ha tenido éxito en todo lo que ha hecho, desafiando los obstáculos en cada parada del camino. ¿Habrá alguien que dude de que ella pueda conquistar la NFL?