Publicidad
Elecciones 2019

Cuál es el perfil político con el que más se liga en Tinder

Pasé una semana utilizando mi perfil de Tinder como si fuera de varios partidos políticos para ver con cuál se liga más

por Alba Carreres
08 Abril 2019, 4:00am

Si de algo me he dado cuenta estos días que he estado haciendo este experimento social es que la gente con tal de follar le sigue el rollo a cualquier conversación de mierda que pueda surgir.

Soy plenamente consciente de que haciendo este tipo de cosas me expongo a ser considerada frívola, a oírme decir que juego con los sentimientos de los demás, a ser un troll de los que aún creen en el amor romántico eterno, pero me excuso diciendo que los resultados de la investigación merecen realmente la pena: son tan surrealistas como reveladores para la especie humana.

El sexo mueve el mundo y tiene más poder incluso de la política, y lo voy a demostrar pasando una semana usando Tinder como si fuera de varios partidos políticos para ver con cuál se liga más.

Lunes de Ciudadanos

1554455829705-PERFILCIUDADANOS

Una revelación ciudadana se despertó dentro de mí y de pronto sentí la experiencia más cercana que he tenido a sufrir una post resaca de un concierto de Bertín Osborne. Era clave que mi nuevo yo teñido de naranja tuviera la emprendeduría corriendo en sus venas, así pues decidí ser CEO de una empresa y haber estudiado a la Pablo de Olavide University, una universidad con edificios solemnes y modernos en los que ha estudiado Inés Arrimadas.

Mi look con camisa blanca causó furor y enseguida me llegaron los primeros matches. Abogados, empresarios, contables… hombres con un perfil socioeconómico con proyección ascendente en una sociedad capitalista. El primer chico en abordarme fue Alberto: hablamos sobre trabajo, precarización y futuro, palabras que son trending topic en los discursos de Albert Rivera.

1554457076664-P1CIUDADANOS

Mi segundo crush no pareció nada sorprendido cuando le solté que por la tarde había estado quitando lacitos amarillos del ayuntamiento.

1554457095691-P2CIUDADANOS

Unos 8 matches y 2 personas dispuestas a quedar conmigo aquella misma tarde. No estaba mal para ser mi primer día de Tinder en el perfil de “Alba” la de Ciudadanos.

Martes Podemitas

1554455845206-PERFILPODEMITA

Mi yo podemita es educadora social, ha estudiado en la Carlos III de Madrid, vive en la calle Rosa Luxemburgo y es ultra fan del lenguaje inclusivo. A mis crushes no les pasó desapercibido este detalle:

1554457128259-P1PODEMOS

Y así empezó un debate sobre feminismo que acabó en lo más parecido a un plagio de “El segundo sexo” que jamás haya escrito. Pero parecía gustarle al chico, Max, un amante de la cultura, los viajes y el deporte, que según ponía en su perfil había estudiado en la Universitat Autònoma de Bellaterra, el templo de las izquierdas por excelencia.

1554459129701-P2PODEMOS

Tanto él como a mi otro candidato con el que conversé profundamente durante aquel día de experimento, descartando a los que contestaban con monosílabos o me escribían 3000 veces la palabra “hola”, acabaron admirando tanto mi discurso que (sin ser pretenciosa) juraría que más que a mi ente acabaron por querer follar mi mente.

Sin embargo fueron menos los interesados con este perfil que los que se interesaron por mi perfil de mi yo de Ciudadanos.

Miércoles Populares

1554455861724-PERFILPP

Mi álter ego del Partido Popular era una versión Tamara Falcó de mi misma. Las frases a lo Mr. Wonderful parecían gustar a mis pretendientes, un tipo con un chalequito azul con jersey a rombos y otro con aire de moderno pero “señoro” total estuvieron un día entero tirándome la caña, pero sin invitarme a salir. Con tanto azúcar casi me sale diabetes.

1554459573752-PP2-1

Siempre me he imaginado que si fuese del PP tendría un mayordomo que me proporcionaría Ferrero Roché cada vez que estuviera triste y entrara en casa, que aquellos días que me levantase con más ojeras que cara no tendría que preocuparme por nada más que enviar un Whatsapp a una esteticién para que me arreglara un poco antes que nadie me viera. Por eso a las ricas nunca se les corre el Rimmel, las ves siempre "decentitas" y siempre con una sonrisa en la cara y diciendo cosas súper "cuquis" solo para quedar bien. Quizás todo son topicazos, pero a la hora de ligar parece que les funciona. Eso sí, no son ellas quiénes dan el primer paso.

1554459171469-PP1

Jueves de PSOE

1554455881067-PERFILPSOE

La gente es gilipollas. La misma foto de mí, con unas gafas, el pelo recogido y con frases socialistas ha triunfado menos que la Coca-Cola en un régimen comunista. Con mis únicos pretendientes en mi etapa de miércoles socialista no hemos pasado de los buenos días.

Eso dice mucho de la especie humana, pero también de las fotos que jamás hay que meter si te quieres comer un rosco. Porque de alguna manera aún hay tíos que creen que alguien que lleva gafas y sonríe no se merece ningún like, aunque después te pases el 99% del tiempo con este look y con un moño mal hecho mientras vas toda holgadita en tu pijama, pero esa es una realidad que en Tinder no se quiere ver.

1554459619523-P1PSOE

Pero a pesar de eso creo que encontré a la persona más sincera de Tinder, o quizás se arrepintió luego de su like y lo dio en plan desesperación y antes de masturbarse. Sin embargo la transparencia y la sinceridad es algo que a mi yo socialista le hechizó misteriosamente.

1554459711028-P2PSOE

Yo en VOX un viernes

1554455893288-PERFILVOX

Mi perfil de seguidora de Abascal era toda una declaración de intenciones. Realmente fue un buen filtro para detectar a candidatos próximos al partido: me empezó a escribir un tal “Albertito”, un chaval vestido con camisa roja, corbata negra y en chalequito azul en otras fotos, que decía ser “100% spanish, food and wine lover y trabajar en un centro hospitalario”. Hacía una especie de broma con lo de trabajar en un hospital diciendo “this may be why...XD” para que continuaras la frase tu solita.

Albertito, mi crush, era un chaval un poquito flipadete que algún día había estado dispuesto a todo por la patria. Solo hace falta leer su conversación para saber que a pesar de que decía ser conservador -y hacerme la cobra cuando le pregunté lo de esperar hasta el matrimonio- el chico iba más caliente que el cenicero de un Bingo.

1554459776088-VOX1

Seguía sin conseguir tantos matches como el furor que había conseguido mi perfil de Ciudadanos, pero las conversaciones eran mucho mejores:

1554459800935-VOX2
1554459824843-VOX4

Mi yo “cupaire” del otro lunes

1554456498657-PERFILCUP

Hace bastante tiempo tuve un novio muy indepe que me regaló una pulsera hecha con la cuerdecita de un fuet de Vic que tenía la “senyera”. En esta foto la muestro con orgullo y me ha servido hoy para actualizarme el perfil. Esta es mi yo más “cupaire”, con unos kilos de más y unos años menos, y probé a ver qué tal se me daba ligar con este perfil.

Escribí a un tal Jordi y en nada me quiso dar su WhatsApp y quedar conmigo para ver una película en versión original durante el fin de semana.

1554459870796-CUP
"Soy monitora de "esplai" y trabajo en comedores y piscinas. A parte soy activista". "Quiero la independencia también pero también mantengo la distancia. Yo estudié cine". "Qué guay. Podríamos quedar para ir al cine si te apetece". "Sí, claro. ¿Qué tipo de cine te gusta?" "Independiente, alternativo, en versión original". "Cool :) Siempre lo veo en versión original".

Si bien es verdad que quizás los indepes van “de cara a barraca” (expresión catalana para decir algo similar a que no se andan con rodeos), esta actitud tan directa no la había experimentado en mi otros perfiles. Los crushes que me abrieron en este perfil fueron menos que en mi perfil de Ciudadanos pero más intensos, en seguida quisieron darme su teléfono y quedar.


MIRA:


El ranking

Si tuviera que hacer un ranking del éxito que han tenido el total de los seis perfiles serían: Ciudadanos: por el número de personas que me abrieron. Mucha cantidad pero poca calidad.

CUP: Mucha intensidad, aunque menos cantidad que otras formaciones.

Podemos: gente interesada en hablar de algo diferente, pero quizás Tinder no es una buena herramienta de debate.

VOX: Un tío dispuesto a esperar hasta el matrimonio y machos 100% alfa diciendo que harían la mili.

PP: Poca gente, toda muy dulce y happy.

PSOE: Muy poca gente y un chaval muy transparente.

No sé si estos resultados serán o no relevantes para las elecciones, lo que sí os digo es que dicen mucho del típico chaval hetero que se mete en Tinder para buscar rollo y plan para un viernes por la tarde.

Tagged:
Tinder
Vox
Elecciones
PODEMOS
Ciudadanos
PSOE
PP