TinderVideollamadas_@Lenny_Maya
Ilustración por Lenny Núñez.
Sexo

El sexo y el amor en tiempos del videochat de Tinder

Hace unos meses la aplicación lanzó la opción de videollamada. Para algunos facilita el amor en época de pandemia, para otros es una posibilidad más del cibersexo. Para todos es una forma de ganar tiempo.
7.1.21

Miro el móvil y tengo una notificación de Tinder.  Me dispongo a ver quién me habla. Tras varios mensajes, él me dice que  hagamos una videollamada y pienso que quiere mi número personal. No, él quiere hacer una videollamada a través de Tinder. Aunque al principio pienso que está confundiendo todo  —amigo, esto no es Chatroulette—,  luego veo un icono con una cámara: ¡Tinder tiene la opción de videollamada! 

Publicidad

En plena pandemia, la aplicación lanzó la opción de iniciar videollamadas entre matchs. El tiempo que pasabas sin saber qué hacer durante el confinamiento podrías dedicarlo ahora a tener “citas virtuales”. Durante el periodo de prueba la opción estuvo disponible solo para algunos usuarios, pero desde finales de octubre es oficial y todo el mundo la tiene. Ya no hace falta quedar en un bar, un restaurante o en una plaza, ahora puedes ver a esa persona y saber con más prontitud si es compatible contigo. 

“He tenido diferentes citas por videollamada vía Whatsapp durante esta pandemia, quizás con tres o cuatro personas”, me dijo Alexandra (24) y, tras varios detalles de cómo fueron sus citas, sugirió que “esta opción es muy útil, porque te da la posibilidad de poder ver si habrá química y no perder tiempo en tener otra cita. Si no te ríes por videollamada, mucho menos en persona”. 

Al igual que Alexandra, María Carmen (20) se animó a bajarse Tinder durante el confinamiento y dice que aunque le daba “un poco de pereza”, conoció a la persona con la que está ahora. Durante los meses de confinamiento María Carmen estuvo realizando videollamadas, pues ella tenía la opción antes de que fuera oficial: “Fue una manera de asegurarme que no era un fake. A día de hoy todavía seguimos haciendo videollamadas, quedaremos cuando la pandemia esté mejor”. 

Publicidad

Incluso cuando las medidas de confinamiento no están tan estrictas como antes en varios lugares, algunos prefieren las videollamadas por precaución. Es el caso de Marta: “siempre he usado Tinder, pero ahora tengo miedo al contagio y a contagiar a mis familiares por quedar con alguien. Prefiero quedar por videollamada”.

En una entrevista reciente, la actriz argentina Poly (32), conocida en Instagram como @poolyavila, cuenta abiertamente que conoció a su actual pareja a través de Tinder. Cuando la contacté para que me contara más sobre su caso, supe que las videollamadas han jugado un papel importante en su relación. “Tras varios mensajes con Simón, decidimos hacer videollamada en Tinder, no podíamos vernos porque estábamos confinados. Desde ese día, teníamos nuestras citas y hasta un día nos fuimos a dormir sin apagar la videollamada”, me dijo Poly. “El día que conocí en persona a Simón fue el más especial y a la vez, el que estaba más nerviosa. Nunca nos habíamos visto, pero sabíamos ambos que estábamos enamorados”. 

Pero las videollamadas también tienen sus detractores. David (22) y Tete (25), usuarios de Tinder, no están de acuerdo con la opción. Cuando les pregunté por qué ambos me dijeron que “es una introducción a la intimidad de tu casa. Además, muchas personas cambiarán el espacio o pueden crear un ambiente determinado para la cita virtual”. Alexandra, por su parte, señaló que en muchas videollamadas se encontró “una gran cantidad de penes y fue muy desagradable”. 

Publicidad

¿Será esta la nueva herramienta preferida de quienes buscan sexo casual a través de la aplicación? Duquesa Doslabios, escritora española de  “El blog de Lilih Blue” en el diario 20 Minutos y experta en sexología, cree que más que cibersexo, “la gente solo optará por tener conversaciones. Al final, por mucho que la tecnología nos acerque —cuando tenemos limitado el contacto físico—, hay cosas que seguimos preferiendo hacer en vivo y en directo y creo que el sexo es una de ellas”. 

No es lo mismo que piensa Natalia (30), usuaria de aplicaciones de ligar y cibersexo: “Yo no tenía pareja durante el confinamiento, pero tenía ganas de quedar con gente y mi forma de complacerme era a través de apps y videollamadas. Creo que la opción de videollamada en Tinder permitirá conocer a más gente y descubrir si hay química sexual”. En su opinión, aún hay muchos tabúes respectos al sexo virtual. “Creo que es algo natural. El sexo es una necesidad natural”, me dijo. 

“Si por lo que sea el cibersexo termina por polarizarse mediante las videollamadas, no creo que sea algo negativo”, opina Duquesa Doslabios. “Esto permite poder decir y mostrar cómo nos gusta ser tocado, por lo que es un buen punto de partida a la hora de conocerse”. 

Para ella, lo problemático de usar la opción de videollamadas de Tinder para tener sexo es la filtración de las imágenes. “Quizás veo con mayor riesgo el uso de estas imágenes. Por mucho que Tinder tenga un control es muy difícil controlar tu imagen en el momento en el que circula por internet”, alertó.

Publicidad

Las denuncias por circulación de contenido íntimo sin consentimiento aumentaron en un 46% en España en el 2018. En Colombia, las denuncias por extorsión con contenidos íntimos aumentaron 162% en 2020 con respecto al año anterior. 

Según el Instituto Nacional de Estadística y Geografía de México, en 2019 alrededor de nueve millones de mujeres mexicanas sufrieron ciberacoso, y según ONU Mujeres la violencia digital contra las mujeres aumentó en el país durante la pandemia. El 30% de los tres mil reportes que recibe al mes la Policía Cibernética de Ciudad de México son por la difusión de fotos íntimas

Natalia tiene preocupaciones que van en otra línea: “La cuestión que me preguntaría sobre la inclusión de las videollamadas en Tinder, es si nos estamos individualizando o creando una expectativa de las parejas que no corresponde con la realidad. Es importante conocer a la persona en la realidad. No vivimos en un juego como puede ser los Sims”.

Parece que las citas mediante videollamadas llegaron para quedarse. La última encuesta creada por Tinder durante el confinamiento estableció que un 50% de los usuarios usó videollamada después de chatear y, un 40% piensa que es necesario hacer una conferencias antes de atreverse a tener una cita en persona.