Detroit: Ciudad de Rock (y más)

Revisamos algunos de los hitos musicales que ha dado la ciudad de los coches en Estados Unidos.
8.11.16

​Cuando se habla de ciudades gringas con herencia musical, nuestras referencias casi siempre son las mismas: la prolífica Nueva York con el punk, hip hop y salsa, la fantástica Nueva Orleans con el jazz, la legendaria Memphis con el country, el rockabilly y el soul, incluso la llamada 'Ciudad del Amor Fraternal' Filadelfia es reconocida por sus aportaciones a la música disco y a otros géneros como el soul.

Publicidad

Una de las ciudades que extrañamente y de forma regular es pasada por alto es Detroit, en el estado de Michigan. Detroit es una de las ciudades más grandes del Medio Oeste estadounidense y hace frontera al norte con Canadá. Fue fundada por Antoine de la Mothe Cadillac y durante los años sesenta del siglo pasado se convirtió en una próspera ciudad cuya economía era favorecida por la bonanza en la industria automotriz.​​

​​Durante los sesenta, Detroit se convirtió en sinónimo de armadoras de autos y familias enteras emigraron al norte del país en busca de una nueva oportunidad, salarios competitivos y empleos seguros. La ciudad fue llamada Motorcity y era el orgullo que armaba autos Todo-Americanos para consumo doméstico y de exportación. Desafortunadamente desde los setenta los automóviles japoneses invadieron el mercado con mejores precios. Para hacer frente a dicha afrenta, las marcas de automóviles decidieron llevar sus armadoras a países con mano de obra barata para reducir costos y poder competir con los autos del Sol Naciente.​

En cuestiones musicales Detroit es una de las ciudad más prolíficas con aportaciones que han sido indispensables para darle forma al mundo que conocemos hoy. Para empezar podemos mencionar a la disquera Motown (alusión a Motorcity) comandada por Berry Gordy. La legendaria disquera nacida en Detroit tuvo en su roster nombres de gran envergadura como los son las Supremes, Marvin Gaye, Smokey Robinson y los Jackson 5, por mencionar algunos. El trío de compositores conocido como Holland-Dozier-Holland convirtieron el sello de Gordy en la disquera más importante de los Estados Unidos, logrando seguidillas de éxitos que hasta hace no mucho no eran igualadas.

La invasión de Motown

En el año de 1967 una pelea en un bar desató uno de los estados de emergencia más sangrientos en la historia de los Estados Unidos y Gordy decidió mudarse a Los Ángeles dejando atrás un Detroit en la víspera de la catástrofe económica y un legado incomparable que definió los estándares de la música popular que siguen vigentes en la actualidad.

Berry Gordy

Otra de las aportaciones de la ciudad de Detroit es el género musical popularizado durante mediados de los ochenta llamado techno. Influenciado por el house de Chicago y el electro funk de principios de los ochenta. Lo anterior mezclado con el afrofuturismo de George Clinton (quien en algún momento colaboró como compositor en Motown en Detroit) y muchas cajas de ritmos y sintetizadores convirtieron en héroes a Derrick May, Kevin Saunderson y Juan Atkins quienes curiosamente asistieron a la misma escuela secundaria y es desde esos años que los llamados 'Tres de Belleville' comenzaron a experimentar con sintes y cajas de ritmos.​

Estos tres chicos son responsables de la creación de un sonido que se convirtió en un fenómeno de envergadura mundial y que es seminal para el desarrollo del house y sus géneros asociados. Huelga mencionar que también son en buena parte responsables de alimentar la conocida 'cultura del club' que ascendería a la popularidad de finales de los ochenta a mediados de los noventa.

Las aportaciones de Detroit al hip hop también se encuentran bien documentadas y la referencia indiscutible es James Yancey mejor conocido como J-Dilla. Dilla es responsable de definir el sonido del hip hop en Detroit desde finales de los noventa con sus beats orientados a redobles de batería ultra ponchados, sintes al estilo Kraftwerk y atmósferas fantasmagóricas. Dilla comenzó trabajando junto a su banda Slum Village en la ciudad de Detroit y también hizo beats para actos asociados a la disquera Delicious Vinyl. Siendo una leyenda viviente trabajó junto con Madlib y le hizo beats a Common, Busta Rhymes y Janet Jackson por mencionar algunos nombres.

Poco antes de morir terminó la que es considerada su 'obra mayor', el disco de pistas instrumentales titulado Donuts que marcó un cambio en la manera de hacer discos de beats en el hip hop e influyó a beatmakers como Madlib, Apollo Brown y muchos otros. Dilla es considerado el productor de hip hop más importante y sus beats marcaron a varias generaciones de productores; por ejemplo, Kanye West y Pharrell Williams han mencionado en varias ocasiones que su productor favorito es Yancey.​

Otro caso digno de mencionar es el del músico de linaje mexicano Rodríguez, quien durante los setenta hizo su carrera en Detroit tocando en bares de mala muerte y fuese descubierto por el guitarrista de sesión de Motown Dennis Coffey (responsable de uno de los breaks más sampleados en el hip hop con su rola "Scorpio​"). Rodriguez grabaría un par de discos que lo convirtieron en una leyenda en la escena local pero poco pasó con él hasta que recientemente y debido a que era una leyenda en Sudáfrica se hizo un documental acerca de su figura. El folk psicodélico de Rodríguez es una muestra de la variedad musical de esta ciudad.

​Esos son solo unos ejemplos de la herencia musical de Detroit que también, por supuesto, fue la cuna del grupo de proto punk MC5 y de Iggy Pop y sus Stooges. También es importante mencionar que el estandarte del rap en Detroit, además de Dilla, es el MC Eminem cuyas habilidades no pueden ser pasadas por alto. Mayer Hawthorne que ha hecho su carrera inspirado en el soul también es oriundo de Motown. Otro ejemplo poco conocido es el de Madonna quien fuera criada a las afueras de Detroit.

En Revancha tenemos muchos títulos de Dilla y de Iggy Pop y una nutrida selección de soul/funk.

FB: GranRevancha / Twitter: @revancha_df / Instagram: revancha_df