Por un momento, Oasis fue la mejor banda del mundo

FYI.

This story is over 5 years old.

Por un momento, Oasis fue la mejor banda del mundo

Hablamos con el director del nuevo documental de Oasis sobre los perversos años de gloria que tuvieron los chicos problemáticos del Britpop.
28.10.16

Si creciste en Reino Unido durante los 90, Oasis era completamente inevitable. Su música estaba en circulación constante ​​​en el radio, en los bares, en la televisión y​​ saliendo de cualquier carro con el que te cruzaras. Recuerdo con mejor exactitud la primera vez que escuché a los hermanos de Manchester que mi primer beso: Estaba en una fiesta casera, saltando encima de la cama de los papás de mi amigo en Southampton, Inglaterra; estaba irremediablemente borracha con sidra Diamond White, y "Cigarettes and Alcohol" me quedó como anillo al dedo. Tenía 13 años.

Publicidad

"Podías pensar que eran lo mejor de todos los tiempos, o podías pensar que eran terribles, pero de cualquier manera formaban parte de tu vida", dice Mat Whitecross, director de Oasis: Supersonic, el nuevo documental de Oasis. Siguiendo el rigor de los cineastas que buscan romper con las formas tradicionales del documental, Supersonic evita las cabezas parlantes y, en su lugar, junta animaciones ilustrativas con extenso material de archivo. Es una mezcla de clips de VHS inéditos que contienen ensayos y bromas detrás de escena, varias presentaciones transmitidas por televisión con narraciones en voz en off de la banda, de su madre Peggy y de Alan McGee (quien firmó con la banda en Creation Records), además de la parición de otros personajes dentro de su círculo.

En una movida poco convencional, el director oriundo de Oxford, actualmente ciudadano de Londres, decidió enfocarse únicamente en los primeros años, para concluir la historia después del momento cumbre de la banda: dos noches tocando al frente del festival Knebworth para 250,000 personas. De hecho, había tanta demanda, que Oasis pudo haber vendido diez noches y así lograr dar un espectáculo para la asombrosa cantidad de 2.6 millones de asistentes. Pero eso fue hace 20 años. En Supersonic no hay nada acerca de la batalla por la corona del Britpop, los chismes de periódicos, o sobre el periodo dorado del pop en Reino Unido​ y su colapso. El efecto de este enfoque tiene dos caras: permite presentar algunas reveladoras y humanas historias acerca de la crianza de los hermanos Gallagher, sobre su padre abusivo y las dinámicas fraternales que resultaron de ello; pero también significa que los espectadores perciben la euforia de cada ocurrencia, cada desastre cercano, y cada triunfo que Oasis experimentó durante esos años, sin la necesidad de presenciar la caída. Esta película transita por los grandes momentos, antes de los "él dijo esto" o "él hizo aquello", y, crucialmente, antes de la avalancha de álbumes desastrosos​ que publicaron. Una narrativa que te hace desear haber estado ahí, si no estabas, y rememorar los viejos tiempos si estuviste allí. En los días que se extienden entre el tiempo actual y el festival en Knebworth, ha sido fácil olvidar lo que hizo que Oasis fuera un fenómeno en primer lugar como ​​​​las canciones arrogantes, lo impredecible de su música, el antagonismo que había entre la bobería y sus destellos de inteligencia. En cualquiera de sus formas, Liam y Noel entregaban entretenimiento, drama, y el soundtrack a un panorama de momentos compartidos y otros tiempos por venir. Durante este periodo la banda era la sensación y este documental definitivamente es un statement sobre eso.

Publicidad

Antes de Supersonic (producido por Asif Kapadia— la mente detrás de Amy y Senna), los proyectos más notables del director Mat Whitecross incluyen un documental de Ian Dury y una comedia sobre un grupo de chicos que se dirigen a ver a The Stones Roses a su show en Spike Island en 1990. De hecho, el cineasta pensó, en un inicio, que continuaría por el camino de proyectos más políticos, como The Shock Doctrine (basado en un libro de Naomi Klein y el documental Road to Guantanamo, que salió en 2006 y fue co-dirigido por Michael Winterbottom, director de 24 Hour Party People). La música formó gran parte de su niñez, pero los temas de política internacional eran un tema constante de conversación en las cenas debido a que su madre argentina y su padre inglés pasaron seis meses en una cárcel de Argentina cuando los militares llegaron al poder en 1976. Afortunadamente, gracias a Amnistía Internacional, fueron exiliados de vuelta a Inglaterra antes de que naciera Whitecross. "Tengo varios documentales políticos bajo la manga acerca de Irak y Argentina en los 70, pero son muy difíciles de financiar", explica Whitecross. "La música es mucho más rentable".

Llamamos al director de 39 años para que nos hablara acerca de la rivalidad entre los hermanos, el legado de Oasis, que quedó fuera de la edición final y más.

*Noisey: ¿Cuáles son las escenas o anécdotas que te hubiera gustado conservar en la película?*
Matt Whitecross: Son demasiadas. En esta obra de ocho horas que amo personalmente, solíamos comenzar con 20 minutos de Peggy y su infancia. Ella dormía con sus siete hermanas en una cama, y compartían un par de botas de agua con las que caminaban a la escuela por las mañanas. Vivían en la pobreza extrema. Ella tuvo coraje al venir a Manchester sola… de hecho, se supone que iría a Londres, pero perdió el primer ferry. Oasis pudo ser, fácilmente, una banda londinense, si las cosas hubieran resultado ligeramente diferentes. Y después, por obviedad, conoció a este sujeto que resultó ser realmente complicado. Para mí, su historia es fascinante y explica mucho acerca de los hermanos Gallagher. Pero no había espacio para todo eso. Ella es una verdadera sobreviviente y tiene un gran sentido del humor, lo cual también forma parte de su ADN por supuesto. Me rompió el corazón cortar eso.

Publicidad

Hubo cosas como la gran pelea en Newcastle, en la que alguien atacó a Noel en el escenario. Jo Wiley [Dj de Radio1] estuvo allí y se encontraba grabando para [el show de radio] una sesión vespertina, y por ello obtuvimos un gran audio. Tratamos de animarlo y lució brillante. Y yo pensé, incluso si cortáramos el resto de la película, eso se va a quedar. Y luego estaba esa parte pequeña que podías extraer sin que se perdiera, porque, de alguna forma, repetía algunos de los otros incidentes, como Amsterdam. Teníamos un fragmento del desastroso tour en Estados Unidos, en el que Liam subió a un avión y luego decidió bajarse porque prefería ir a comprar una casa, y Noel fue a hacer el concierto solo y luego renunció debido a Liam. Había una pila de información y eso estuvo genial pero viéndolo en retrospectiva, hay algo de poesía al trabajar con uno de los mayores conciertos de todos los tiempos, y, de alguna forma, el comprender que todo fue el inicio del fin. Si recorres detalladamente ese periodo, parece mucho menos interesante en cierta forma, porque se siente como si ya se conociera todo, como si ya se hubiera visto todo.

¿Los chicos tienen crédito como productores, no? ¿Qué tan involucrados estaban en el proceso de edición?
Es ese clásico crédito como productor ejecutivo que significa todo y nada a la vez, en el sentido de que sin ellos no hubiéramos podido realizar una película. Ellos abrieron sus agendas, sus horarios. Nos permitieron entrevistarlos tantas veces como quisiéramos. Lo hicimos por, aproximadamente, unas 20 horas a cada uno, por más de dos meses y medio. Incluso, al finalizar todo eso, nos dijeron que podíamos regresar por más entrevistas. Fueron increíblemente generosos en ese sentido. Pero no se encontraban en el cuarto de edición tomando decisiones acerca de qué poner o no. Les dijimos que nosotros les mostraríamos la película un par de veces, para tomar nota de cualquiera de sus comentarios. Me preocupaba que surgiera algo como, "Espera, Noel dijo esto de mí" o "Liam dijo tal de mí", pero no les importó ninguno de los insultos; están acostumbrados. Todas las cosas que pensamos que causarían un gran problema, no lo hicieron.

Publicidad

Les mostramos un proyecto de dos horas y media y al finalizar Noel dijo, "Sí, es bueno, pero es demasiado largo. ¡Ninguna película acerca de un grupo debe de ser más larga que sus éxitos!" Bastante justo. Hablamos mucho tiempo en la sesión final sobre el legado de la banda, sobre si Oasis había nacido 20 años tarde y nos preguntamos si tendrían éxito en esta época. Ese era el final de la película originalmente. Pero lo cortamos y aún así no te lo perdiste. Sentí que esta película era una clase de llamado. La industria musical se ha vuelto algo gris, ha perdido la energía punk que solía tener. Noel decía, "Creo que es importante decirle eso a la gente: si nosotros lo logramos, tú también. Todo se trata de los fans". Así que puse algo de eso de vuelta en la película. No había censura alguna. Liam pensaba lo mismo, él decía, "¿Qué dijo nuestro chico?" Yo le respondía y él me contestaba, "Así es, bastante justo. Me uno a eso". No había líneas o comentarios que se alejaran de los límites.

¿Cuál es la idea más errónea que se tiene sobre los hermanos Gallagher?
Es interesante porque Noel aún se mantiene en el ojo público, mientras que Liam se ha mantenido al margen. Noel todavía hace las entrevistas, pero Liam, después de Beady Eye deliberadamente dijo como como, "Ok, suficiente por ahora". La gente los recuerda a través de una caricatura de periódico, y es por ello que quise regresar en el tiempo para replantear varias preguntas. Por ejemplo, muchas personas piensan que Liam es un vándalo desinteresado que va por allí metiéndose en problemas, consumiendo mucha metanfetamina y atacando gente. Por obviedad, hay algo de ello, pero actualmente él es un sujeto bastante tierno y sensitivo, talentoso en sus propios términos, y yo quería señalar eso de alguna forma. También creo que se menosprecia a Noel al pensar que sólo copia a The Beatles. Nunca pude procesar eso. Sé que estuvieron influenciados por el legado de The Beatles, querían ser tan buenos como ellos, pero no es como que estén plagiando Sgt. Pepper's. Algunas personas dicen que Noel, "Es muy frío", y y está bien, si esa es su opinión. Pero también deberíamos preguntarnos de dónde viene. Nosotros exploramos su niñez y los espacios en los que podía expresarse.

Publicidad

¿Cuál crees que es el legado de Oasis?
En términos de legado, ellos siempre han sido muy confiados— como dijo Liam en la película— ellos tienen un lugar arriba, junto con los grandes. Pero aquí en Reino Unido por alguna extraña razón, si alguien comienza a sentirse mucho, parece importante derribarlos. Creo que en Estados Unidos no tienen mucho de eso. Se trata de ese antaño síndrome de alta exposición: Quieres bajar a las personas uno o dos peldaños si se vuelven demasiado exitosos. Creo que ese es uno de los motivos por los que quisieron hacer una película. Lo que ellos lograron fue increíble en cualquier estándar y sin importar lo que se pensara sobre su música, sus logros aún se mantienen.

Discutí eso con Noel cuando nos encontramos por primera vez: él dijo, "Quiero que las personas se den cuenta de que cualquier cosa es posible. Siempre se nos ha dicho que las cosas no son viables y que los músicos deben de comportarse de cierta forma, pero nada de eso es cierto. Tú puedes reinventar el libro de reglas cuando quieras".

Hace no mucho tiempo, Liam le dijo papa a Noel en Twitter, lo que creemos fue muy gracioso. ¿Fue, probablemente, el mejor insulto?

Es bastante creativo. Entre más infantiles sean los insultos de Liam, van a causarle mayores molestias a Noel, y es por eso que lo hace. Siempre sentí que actuaba como un padre para ese par. Ellos entraban y uno de ellos delataba al otro, y el otro lo delataba también. Aparentemente, también hacen eso con su mamá: La llamaban cada mañana para preguntarle cómo estaba el otro. Hay tanto amor y tanta mierda entre ese par. Así son los hermanos, supongo, nunca pueden confesarse cómo se sienten realmente. Ahora, Noel está establecido como uno de los más antiguos referentes del rock and roll en su país y, entre más infantiles sean los insultos, le resultan más molestos. Liam sabe qué nervios jalar.

Publicidad

¿Cuánto tiempo crees que pase para que salgan a la venta los boletos de su reunión?
No lo sé. Cada día parece más lejano. Por otra parte, ninguno de ellos ha dicho que no. Todos quieren que se reúnan, en parte porque son hermanos y es una pena que no formen parte de sus vidas, y también porque, obviamente, queremos ver a Oasis de nuevo. Hay un motivo por el cual ninguno se ha negado, y no es sólo porque no quieran decepcionar a los fans. Creo que hay una parte de ellos que no quiere cerrar por completo la puerta. Liam siempre dijo que él nunca quiso que la banda terminara. Y el asunto con Noel es que él está haciendo cosas distintas, creo que Liam también comenzará a hacer proyectos a solas también. Están muy ocupados. Pero creo que sería una pena que no se reunieran de nuevo, tanto por ellos como por nosotros.

Y estaría mejor si solo tocan los primeros dos discos…
¡Que controversial! Personalmente, creo que ninguno de los dos ha alcanzado los dos primeros álbumes. Es complicado para ellos vivir a esa altura, o para cualquier otro. Hay canciones muy buenas en los otros discos. Yo estaría muy feliz con sólo verlos de nuevo en el escenario.

¿Por qué crees que la gente los ama tanto, en especial los británicos?
Hay algo acerca de ellos, no sólo algo nostálgico. Es una especie de desinterés estilo punk que tienen esos dos sujetos que los hace únicos, y eso resultó ser un gran antídoto para los tiempos actuales, en los que las personas son bastante más respetables. Lo último que quieres para el rock and roll es que se vuelva demasiado respetable. También hay algo en el hecho de que sean hermanos: algo privado sucede entre los dos, algo que jamás entenderemos. Intentamos capturar eso en la película, pero me gusta el hecho de haber concluido con una nota, una especie de mirada, todos podemos especular y tener opiniones, pero, al final, todo se reduce a ellos. Me gusta esa clase de misterio. También estaban rodeados por un elemento explosivo. Nunca se sabía si concluirían una canción o un álbum sin matarse antes. Es algo hipnótico. Amo eso del rock and roll, me gusta ese espíritu.

Desearía que el rock and roll volviera a ser mainstream.
¡Lo sé! Tal vez regrese. Ese tipo de cosas siempre regresan. Para el tiempo en que ellos se volvieron grandes, la música dance se había apoderado de todo, existía Hacienda y esa escena para la que ellos sirvieron de antídoto. Volverá de nuevo. Algún día surgirá otra banda como Oasis, estoy seguro.