Cultură

Esta gente se ofrece a hacer tus trabajos universitarios por dinero

Entrevistamos a algunos de estos mercenarios académicos que se anuncian en las papelerías de Chapinero.
22.11.16

Este artículo se publicó originalmente en VICE Colombia.

La fantasía de acostarse una noche con una montaña de trabajo académico pendiente y despertarse con todos los trabajos terminados y en el correo está al alcance de tu mano. Es cuestión de arrastrar los pies hasta alguna papelería universitaria, hacer una llamada, despedirse de unos pesos, y sentarse a rezar para que un perfecto desconocido, que jamás estuvo en tu salón, triunfe donde tú acabas de admitir que probablemente fracasarías.

Publicidad

Pero, ¿quiénes son estos duendecillos que cuelgan sus clasificados en papelerías y se repliegan de vuelta a su taller? ¿Cuánto cobran (uno nunca sabe)? ¿Puede realizar cualquier tarea? ¿Y qué pasa si, aparte de dinero, uno acaba por reprobar la materia?

Esta tarde estuve pegado a mi celular haciéndole estas preguntas a tres de estos mercenarios académicos:

*Algunos nombres fueron modificados a petición del entrevistado.

Cuatro Ojos

Yo sé que los profesores se dan cuenta de que alguien más hizo ese trabajo.

VICE: ¿Hace cuánto realizas trabajos académicos por encargo?
Cuatro Ojos: Bueno, yo construyo contenidos pero principalmente me dedico a la corrección de estilo. Lo hago hace más o menos cuatro años.

¿Y cómo funcionan tus tarifas?
Cuando hago corrección de estilo cobro una tarifa por página y cuando soy yo la que construyo el texto cobro por página y otra tarifa adicional por día de investigación. La tarifa varía mucho dependiendo de la complejidad del tema y del cliente. Pero di tú que un ensayo que toma un día de trabajo le cuesta a un cliente entre 400 y 600 pesos (entre 60 mil y 80 mil pesos colombianos).

¿Cuál es tu metodología?
Siempre le pido al cliente que me envíe lo que ya ha presentado. Usualmente la gente ya ha entregado anteproyectos o avances y yo me guío mucho con lo que la persona ya ha construido. Si la persona no ha construido nada es más complicado y casi nunca tomo el trabajo. No me gusta porque esos son proyectos que casi siempre salen al revés porque esas son personas que ni siquiera saben lo que quieren. Por eso no me gusta tanto construir contenidos.

Publicidad

¿En qué áreas te especializas?
Más que todo las humanidades. Trato de trabajar con psicología, periodismo, literatura, hasta derecho.

¿En esta temporada de finales te han llamado para encargar contenidos?
Sí, varias personas.


Relacionados: Los bancos de apoderaron de la educación superior


Y, ¿tomaste algún trabajo?
No. Eran demasiado complejos. Rechacé, por ejemplo, una tesis de economía porque es un tema demasiado técnico y específico. Digamos que yo puedo manejar cosas de economía pero muy por el lado. Por eso no me gusta tanto hacer construcción de contenidos. Además, yo sé que los profesores se dan cuenta de que alguien más hizo ese trabajo: ellos usan unas estrategias en sus cursos y la gente les llega con unos documentos que son muy diferentes a esas estrategias. Yo también soy profesora y me daría cuenta rápidamente.

¿Alguna vez has tenido un cliente que repruebe la materia o el trabajo que te encargó y vuelve a quejarse?
Sí. Hace poco me sucedió. Era un trabajo que desde el principio no quería tomar, pero lo hice porque me parecía interesante la investigación. Era acerca de la despenalización de dosis personal. Pero en realidad yo nunca hablé con el cliente, todos lo hicimos por Whatsapp, y resulta que el trabajo era para una carrera de derecho. Yo hice un repaso por toda la normativa, pero si uno no es abogado hay cosas que se le escapan a uno y además son estilos muy distintos. Entonces el cliente no quedó satisfecho y no me pagó el porcentaje acordado contra entrega.

Publicidad

¿Cómo funciona eso de los porcentajes?
Yo cobró 70 por ciento antes de comenzar el trabajo y 30 por ciento al entregarlo. Es algo que aprendí porque la gente muchas veces te manda a hacer cosas y cuando las tienes no te quieren pagar.

¿Cuál es tu formación y cómo empezaste con esto de hacer trabajos?
Yo soy licenciada en español y literatura y tengo una especialización en creación narrativa. Siempre he sido un poco ñoña, me gusta leer y también escribir. Casi siempre que leía libros encontraba errores, de verdad casi todos los libros los tienen, entonces de ahí surge esa pasión por la corrección y por eso monté una empresa para prestarle ese servicio a la gente. Lo de los contenidos es algo que la gente pide mucho y pues gano un poco más.

¿Te genera algún conflicto ético realizar trabajos para que otra persona los presente como propios?
No. Esto es algo parecido a una figura jurídica que existe en el mundo editorial en la que a mi pagan como autora y yo como autora cedo los derechos de autor.

Como una escritora fantasma…
Sí, más o menos.

Steven Garavito

A mí las personas me escriben o me llaman solicitando un trabajo que casi siempre es para el día siguiente

VICE: ¿Hace cuánto realizas trabajos académicos por encargo?
Steven Garavito: Hace más o menos un año.

¿Cuál es tu área de especialidad?
Matemáticas, Física, Química e Ingeniería Electrónica.

¿Y cómo es tu metodología?
A mí las personas me escriben o me llaman solicitando un trabajo que casi siempre es para el día siguiente o para dentro de dos días. Ellos me envían el trabajo y yo veo si conozco el tema o no. Si lo conozco y puedo solucionarlo, me comprometo. De lo contrario, busco amigos o compañeros que lo puedan hacer.

Publicidad

¿Cómo funcionan sus tarifas?
Yo normalmente dicto clases privadas y cobro 200 pesos la hora (cerca de 30 mil pesos colombianos). Cuando recibo un trabajo estimo cuántas horas me puede tomar y cobro a partir de esa tarifa.

¿Alguna vez ha tenido que lidiar con un cliente insatisfecho?
No. Lo único que me ha pasado es que hay gente que me pide trabajos y luego nunca los recoge.


Relacionados: Consejos de un hombre que estudió durante 55 años y tiene 30 diplomas


¿Cuál es su formación?
Yo soy estudiante de ingeniería mecatrónica en la Universidad San Buenaventura y de Física en la Universidad Nacional de Colombia.

¿Cuál es el perfil de tu clientela?
Normalmente son estudiantes de primeros semestres, máximo cuarto. Y casi siempre vienen pidiendo ejercicios de cálculo y física.

¿Te genera algún conflicto ético realizar trabajos para que otra persona los presente como propios?
Pues mira, yo lo veo como una ayuda. En este tipo de carreras uno a veces desarrolla ejercicios creyendo que su metodología está bien, cuando en realidad es errónea. Por eso la gente llega mal preparada a los parciales. Hacer este tipo de trabajos ayuda a los estudiantes a verificar que lo que tienen en sus cabezas es correcto o no. Hombre, yo sé que la mayoría lo presenta por salir del paso, pero mi intención no es ayudar por una nota y ya. La intención es que la gente entienda cuáles son los procedimientos a los que deben llegar.

*Álvaro

Soy la única persona que conozco que es capaz de hacer una tesis de grado para cualquier carrera.

VICE: ¿Hace cuánto realizas trabajos académicos por encargo?
Álvaro: Llevo 18 años en esto.

¿Y te especializas en algún área o trabajas todos los campos?
Todos los campos. Los únicos campos que no trabajo son ejercicios de matemática, física y química. De resto lo que son trabajos o talleres de cualquier carrera, incluido matemáticas, física y química, los hago. Puede ser de derecho, de mecatrónica, de ingeniera, de medicina. ¿De qué más te digo yo? De todas las ciencias que hay en la actualidad: la psicología la fisioterapia, el trabajo social, la ciencia política, el gobierno (que es otra carrera que hay), las relaciones exteriores, administración, exportaciones, etcétera. Soy la única persona que conozco que es capaz de hacer una tesis de grado para cualquier carrera. Yo me especializo en todo.

Publicidad

¿Cómo funciona tu metodología?
Mira, yo primero analizo qué es lo que quiere el profesor más que lo que pide el estudiante. Porque el estudiante necesita lo que quiere el profesor. Entonces yo lo que hago es ponerme en la posición del profesor más estricto posible con el estudiante, para que no falte ni un solo detalle, así el profesor haya puesto mal la tarea, que pasa mucho.

¿Y tus tarifas?
Eso no te lo puedo decir porque cada caso es distinto y eso depende del nivel de profundidad de conocimiento que requiera cada trabajo. Cada quien que cobre de acuerdo a lo que considera que vale su trabajo.

¿Alguna vez has tenido que lidiar con un cliente insatisfecho?
Jamás en 18 años.


Relacionados: Le preguntamos a algunos maestros sobre las peores excusas que han escuchado de sus estudiantes


¿Cuál es tu formación?
Yo tengo una formación muy amplia, certificada. Y también muy particular. Mi primer título como tal es toda la experiencia que llevo de lectura y escritura desde que estaba pequeño y entré a la escuela hasta el día de hoy. ¿Qué persona se dedica a leer y hacer análisis científicos todos los días de lunes a domingo? Ninguna, prácticamente ninguna.

En cuanto a los títulos: estudié antropología social, logística de mercadeo, exportaciones, finanzas públicas. Y tengo altísimos conocimientos en todas las ciencias: la administración de empresas, pedagogía psicológica, ciencias políticas y relaciones internacionales, economía. Todo eso son conocimientos que he desarrollado en este trabajo.

¿Y en qué instituciones cursaste estos programas?
Ese dato yo no lo doy. Ese dato lo conocen las instituciones que deben conocerlo.

¿Te genera algún conflicto ético realizar trabajos para que otra persona los presente como propios?
¿Hacer trabajos?

Sí, hacer un ensayo por encargo, por ejemplo
Mira una cosa muy importante. Las personas que se meten a esto deben hacerlo de espíritu. Esto tiene una cuestión moral que es cuestionable, porque la gente debería esforzarse. Pero lo que pasa es que el sistema capitalista bajo el que vivimos hace que los países desarrollados se esfuercen por impedir que países como el nuestro lleguen a conocer el conocimiento científico. Entonces se inventan el cuento de que todo es rapidez, todo es fácil de hacer. Y mentiras, lo que hacen es dificultarle las cosas al ciudadano. Entonces no le alcanza el tiempo al estudiante, no le alcanza el tiempo al que tiene esa disposición y la hora de poder graduarse no se puede graduar como quisiera. Y ponen en la mente de ellos una baja autoestima.

Pero hay gente que lo quiere lograr a como dé lugar. El hecho de pagar por que le hagan un trabajo está mal, lo importante es siempre recomendarle al estudiante que lo lea, a consciencia. Y no es decir que se hacen tareas, se hacen asesorías universitarias.