Esta chica de Madrid se gana la vida vendiendo bragas usadas y vídeos fetichistas

FYI.

This story is over 5 years old.

Cultură

Esta chica de Madrid se gana la vida vendiendo bragas usadas y vídeos fetichistas

Hablamos con Miss Mami sobre como es vivir de vender fetiches por internet, los prejuicios sexuales y la falsa moral.
2.12.15

Todas las fotografías cortesía de Miss Mami.

La primera vez que tuve conciencia de que había hombres a los que les excitaba las bragas usadas de una mujer fue viendo Torrente cuando tenía siete años. ¿Sabéis de qué escena hablo no? No voy a poner el enlace porque estamos hablando de una película que todo español debería haber visto al menos una vez en su vida así que si no lo habéis hecho, por favor, hacedlo ahora mismo.

El caso es que ese espectacular momento se me grabó en la retina. ¿Qué encuentra un hombre excitante en unas bragas usadas? ¿El olor, el sabor, el tacto? ¿O es más bien cosa de la imaginación? Ahora que soy un adulto – más o menos – sigo preguntándome las mismas cosas así que cuando conocí a Miss Mami , una chica que se dedica a vender braguitas usadas y vídeos fetichistas a través de su página web, decidí hablar con ella sobre su trabajo y su visión del sexo, el fetichismo y el feminismo.

Publicidad

VICE: ¿Cómo empezaste con el negocio de la venta de bragas usadas? ¿Hubo algo que te hiciese despertar ese interés?

Miss Mami: Estuve muchos años dando clases particulares, desde que empecé la carrera. Cuando nuestro primer hijo era un bebé, mi pareja y yo tuvimos la idea de hacer porno amateur desde casa, somos jóvenes, estamos bien físicamente, tenemos una buena vida sexual y no somos pudorosos (solemos ir a playas nudistas). Así que nos llamó la atención la idea. Buscando sitios donde darnos a conocer y vender vídeos, encontramos los foros de compra-venta de fetiches. Y pensé que también era una buena idea, me gusta sacarme fotos, me gusta la lencería, tiene su puntito de morbo el exhibirse y vender cositas. Pensé que sería divertido y decidí probar, mi pareja estuvo de acuerdo desde el principio. La idea inicial era conseguir un dinero extra que me permitiera tener que dar menos clases y, por tanto, poder dedicar más tiempo a mi hijo, además parecía una forma divertida y cómoda… ¡y resultó serlo! Ahora tengo dos hijos, mi casa en el campo, vivo de ello y tengo la vida que quiero: no soy rica pero vivimos bien y tengo tiempo para lo que me hace feliz. Y un "trabajo" que me gusta.

¿Empezaste a la vez con los vídeos o fue más adelante? ¿Qué tipo de vídeos haces?

Fue un mes después de empezar, aproximadamente. Invertí parte de lo que gané al principio vendiendo braguitas y fotos en una buena webcam, con la que grabar y hacer shows en vivo a buena calidad y, muerta de vergüenza al principio, me lancé a ello. Hace poco vi uno de mis primeros vídeos – que tiene más de 2 años - ¡no hablé nada en todo el vídeo! Ahora, en cambio, ¡no me callo!, les hablo, les provoco… Eso les gusta.

Publicidad

Hago todo tipo de vídeos. TODO tipo. La mayoría yo sola: desnudándome, provocando, masturbándome, jugando con las braguitas que han comprado para "mojarlas", en la ducha, en el jardín… También vídeos de FemDom (humillación, feminización, golpeando un dildo o pisándolo…), de juegos de rol (secretaria, alumna, profesora, ¡hasta de incesto! Dirigiéndome al comprador como si fuera su hermana). Y también muchos, muchos, muchos vídeos escatológicos (haciendo pis y/o caca), es un fetiche sorprendentemente común. De fetichismo de zapatos y/o pies. De fetichismo de leche materna (hace 8 meses fui madre de nuevo y resulta que el embarazo y la lactancia son cosas muy demandadas, tengo también muchos vídeos a lo largo de todo mi embarazo).

También grabo mucho en pareja, con mi chico (pareja estable, padre de mis hijos) y hacemos de todo. Gracias a esto hemos puesto en práctica cosas que hace años no hacíamos y hemos descubierto que nos encantan (como el BDSM por ejemplo. ¡Suave, eso sí!). También grabo vídeos con amigas, aunque de momento no me he animado a hacer lésbicos.

Los vídeos los grabo personalizados, según me pide el comprador, y dedicados (nombrándole).

El vídeo más "raro" que he hecho: simular que era una colegiala que, mientras estudiaba, ¡le daba un infarto! Era el proceso del infarto, notar palpitaciones, dolor, agobiarme y desabrocharme la blusa, y caer "muerta". Creo que ha sido el único "fetiche" que he sido incapaz de comprender.

Publicidad

¿Cuánto dinero te sacas con esto cada mes? ¿Se puede vivir de ello o es más bien una ayuda extra?

Es muy difícil deciros una cifra exacta, pero se puede decir que me saco un sueldo, y bastante bueno. Vivo de ello. No sólo vendiendo braguitas y demás fetiches (fluidos corporales, medias…), también vendiendo vídeos, sesiones de fotos, sesiones por WhatsApp, shows por Skype y con los sumisos con los que tengo una relación (virtual) estable, que me pagan asiduamente, para tenerme feliz.

Puedo considerarme afortunada por poder vivir de ello porque no es lo normal. La mayoría de compis lo que consigue es un dinero extra. Saber idiomas ayuda, me permite estar en webs de habla inglesa y francesa, y eso amplía mucho mi público (y de paso, he recordado mi francés, que desde el cole lo tenía casi olvidado).

¿Conoces a más chicas que se dediquen a esto? ¿Cómo crees que está el tema en España y cómo crees que lo ve la gente?

Sí, he ido conociendo a muchas compañeras por internet y a tres de ellas en persona. Salvo excepciones, se puede decir que hay buen rollo entre nosotras. Yo creo que no somos competencia directa, pues cada una somos diferentes. Por ejemplo, hay chicas gorditas y tienen su público, maduritas… Y además de eso, cada una somos diferentes, físicamente, en lo que hacemos o no, en nuestro estilo… Normalmente nos llevamos bien y nos avisamos de los "mareadores".

El tema en España está bien. Hay mucho público, hay varias webs y foros, me gustaría nombrar y recomendar la web Vende Tus Bragas.

Publicidad

Respecto a la sociedad, pues seguimos siendo un país un poco retrógrado en esto, y machista, muy machista. Tachar de "golfa" a una chica que no tiene pudor en enseñar su cuerpo y vivir de ello (cosa habitual), me parece machista. Muchas veces lo relacionan o lo equiparan con la prostitución, cuando es muy distinto: a mí nadie me toca, no hago nada que no quiera hacer, tengo pareja estable desde hace casi 7 años, padre de mis hijos, y soy 100% fiel, porque quiero. Pero no me importa mostrar mi cuerpo, cumplir fantasías… Es bonito, es morboso, es divertido y me gusta sentirme deseada, y más tras dos hijos, que no me puedo quejar, pero el cuerpo cambia y más cerca de los 30 años, que me empiezan a preocupar aspectos de mi físico que nunca me habían importado, será la crisis de los 30 anticipada… [risas]. Esto me ayuda en ese sentido.

Por otro lado también hay feministas que critican esto, que me critican o criticarían, por lo que hago y para mi ellas son igual de machistas. Leí hace poco que "ni no depilarte te hace menos femenina, ni depilarte te hace menos feminista" y lo comparto. Mi autoestima física, corporal, depende en gran medida de gustar a los demás, hombres principalmente pues soy muy heterosexual, pero también a mujeres, porque tengo mi puntito bisexual, pero no creo que el hecho de que me guste exhibirme y recibir piropos me convierta en machista ni en reprimida por la falocracia. El sexo es sexo. Dominar, alienar, a través del sexo es falocracia. Disfrutar del sexo, liberarse, de una manera igualitaria entre ambos sexos, aceptándonos y aceptando al otro, es feminismo. Soy mujer y adoro el sexo, y es una parte fundamental de mi vida. Así de sencillo, animal y puro. Lo patológico creo que es reprimirlo.

Publicidad

¿Tus clientes son fijos o van cambiando? ¿Hay algún tipo de perfil más o menos definido?

Tengo clientes estables y otros que van cambiando, me encanta por ejemplo que los chicos nuevos confíen en mí para su primer pedido.

No hay un perfil definido. Por poder, podemos etiquetar en fetichistas, sumisos, chicos que quieren probar algo nuevo, amantes del porno que quieren algo sólo para ellos; o en chicos jóvenes, maduros, solteros, casados… Pero realmente cada comprador es único, tiene su historia, sus gustos, sus fetiches, su personalidad, su estilo comunicativo…

Los fetiches de este tipo se suelen asociar a los hombres, ¿sabes si hay mujeres que también lo consumen? Y al revés, ¿hombres que vendan este tipo de fetiches?

Efectivamente, es algo mayoritariamente masculino. Alguna mujer hay, pero muy muy muy pocas. Hay chicos que lo disfrutan en pareja, su novia o mujer participa (igual, es minoritario). Y lo que más hay son chicos que se hacen pasar por chicas lesbianas [risas].

Los hombres no tienen mucho éxito vendiendo estos fetiches. Mi chico ha "vendido" cosas, pero en pareja: braguitas manchadas también de su semen, comprar directamente su semen mezclado (o no) con mi flujo vaginal… Pero siempre, estos pedidos, me incluyen a mí de una forma u otra. Yo imagino que habrá público gay fetichista, pero los chicos suelen ser más sexuales, o quizás menos pícaros, y lo hacen gratis [risas]. Hay muchos chicos que emiten en webcam sólo por el morbo. La gran mayoría de chicas lo hacemos, aunque nos dé morbo, con la condición de ganar dinero por ello.

Publicidad

¿Qué crees que es lo que excita a los hombres de todo el tema de las braguitas usadas? ¿Algo físico como el olor o crees que es más bien una excitación psicológica?

Yo creo que son ambas cosas pero quizás prima la excitación psicológica. Poniéndonos en los extremos: Hay chicos que quieren las braguitas sin apenas uso, casi limpias. Y hay chicos que las quieren muy sucias, de muchos días, y con muchos fluidos. Para la gran mayoría es algo, creo, más psicológico: saber (y ver en vídeo y fotos) que una chica que les atrae las ha llevado, se ha masturbado con ellas, se las ha preparado a ÉL… O bien hay chicos a los que les gusta tener ropa de chica para ponérsela, que les "vista" una chica, les excita feminizarse. Hay chicos sumisos que quieren tener cualquier "desperdicio" de su "Diosa"… Y ese trasfondo principal de excitación psicológica se ve acentuado por el olor, el sabor, las feromonas, lo íntimo… El proceso de compra suele ser muy importante, son cariñosos y quieren que lo seas, intimar de algún modo… Compartir… Por eso las webs y foros de compra-venta de fetiches, triunfan más cuanta más interacción comprador-vendedora permitan.

Tú misma te defines como una chica "normal" – tienes una pareja estable, una familia estructurada, estudios… - y sin embargo consideras que lo que haces no es algo que se asocie a esa normalidad, ¿a qué crees que se debe?

Se debe a los prejuicios, al machismo implícito, a la "falsa moral", a la triste necesidad de la gente de ocultar sus fantasías sexuales… Efectivamente, yo soy una chica normal: Tengo mi casa, mi pareja estable, mis hijos, vengo de una clase socioeconómica bastante acomodada, tengo mis valores, hasta estudios universitarios, y experiencia laboral en muchos sectores. Me gusta lo que hago, me enorgullezco de ello pero sé que no todo el mundo me entendería. Por eso uso antifaz en mis fotos y vídeos. Es muy triste, pero sé que se me juzgaría, cuestionaría, y que me cerraría puertas laborales. Para mí esto es una forma genial de ganarme la vida ahora que mis hijos son pequeños. Me encanta tener tiempo para ellos, para mi pareja, para ser voluntaria, luchar por mis sueños, tener tiempo para mí: para compaginar ser madre con vivir mi juventud, realizarme como persona.

Publicidad

Es el momento, ahora esto es el trabajo ideal. Pero también me gustaría en un futuro dedicarme a aquello que he estudiado (¡ aunque está bastante relacionado con esto, en realidad!), pero mostrar mi verdadera identidad, siendo realistas, me cerraría puertas laborales, por eso uso el antifaz. La gente parece tener miedo incluso a su propia sexualidad, ponerle normas, autoimponerse normas… Muy triste.

Me imagino que no toda la gente de tu alrededor lo sabrá, ¿es algo que te incomoda – el no poder hablar de ello libremente? ¿Qué piensan los que sí lo saben?

Casi todos mis amigos lo saben y los de mi pareja también, y es genial. En la familia, pocas personas lo saben. Es más complicado, tanto por el salto generacional como por lo que esperan de mí: siempre he sido una chica de sacar buenas notas, espabilada y "echada pa´lante", nunca me ha costado encontrar trabajo… Saber que vivo de esto supondría, por desgracia, una decepción para algunas personas de la familia. Lo banalizarían y vulgarizarían. Les haría sentir incómodos. Se preocuparían, aunque no haya motivos reales para ello.

Parece que cada vez hay más libertad a la hora de hablar del sexo, la sexualidad, la pornografía, etc. ¿Crees que esos cambios se están dando en el mundo del fetichismo o que el tema sigue un estigmatizado?

Cada vez está menos estigmatizado, aunque aún queda un amplio camino por recorrer. El porno más consumido en España sigue siendo de sexo muy convencional y bastante machista. Vivimos en una sociedad muy sexualizada, pero con gente sexualmente reprimida… De nuevo la falsa moral.

Sigue a Miss Mami en su Twitter y si te interesan sus productos puedes encontrarlos en estas webs:

Aquí vende sus bragas como Miss Lynch

Aquí pantis usados como MissMami

Y aquí sus fetiches como MamiMary