FYI.

This story is over 5 years old.

Noticias

Ada Colau en la casa: según el CIS, Guanyem Barcelona ganaría las municipales de Barcelona

La coalición de Ada Colau obtendría 11 concejales, cambiando por completo el mapa político actual de la ciudad.
8.5.15

Ada Colau. Imagen vía.

Según una encuesta del CIS (Centro de Investigaciones Sociológicas) Barcelona en Comú —la coalición de izquierdas compuesta por la antigua Guanyem Barcelona, Podem, EUiA, ICV, Equo y Procés Constituent— obtendría 11 concejales en las próximas elecciones municipales de Barcelona del 24 de mayo, siendo el partido más votado en toda la ciudad. La coalición de izquierdas tendría que gobernar en minoría (se necesitan 21 concejales para hacerlo) por lo que tendrían que hacer una coalición con otros partidos (¿PSC, ERC y CUP?) para poder obtener la mayoría.

Publicidad

La verdad es que nos la pone bastante dura que Ada Colau, ex portavoz de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca, pueda ser la nueva alcaldesa de la ciudad, pues las políticas sociales y centradas en los barrios y las personas se alejan mucho de las que hasta ahora han ido envenenando la ciudad de Barcelona y convirtiéndola en un vertedero para turistas e inversores. En fin, puede ser interesante tener una alcaldesa que no considere que el supuesto espacio público deba ser el tablero de juego del mercado especulativo.

En segundo puesto quedaría CiU con ocho concejales, una bajada a tener en cuenta si recordamos que hasta ahora estaban gobernando la ciudad con 14. La tercera fuerza sería Ciutadans (el partido de la nueva era) con seis conejales en el Ayuntamiento. PSC obtendría cinco y a la cola quedarían el PP y ERC con cuatro y la CUP con tres.

El actual alcalde de Barcelona, Xavier Trias, ha estado gobernando con 14 concejales por lo que un gobierno en minoría de 18 concejales entre Guanyem Barcelona, ERC y la CUP parecería bastante razonable. Incluir el devastado PSC en esta coalición es bastante improbable. CiU está claro que dejaría de gobernar, siendo la pasada legislatura la única con un gobierno de centro-derecha al frente (anteriormente el PSC tenía el mayor número de concejales).

Uno de los puntos más interesantes es que el partido más perjudicado sería el PP, que pasaría de nueve concejales a cuatro. Hay una cosa llamada karma y esta cosa funciona de cojones. Es cierto que los populares nunca han obtenido resultados brillantes en Cataluña pero esta bajada puede percibirse como un castigo ciudadano a las nefastas políticas del partido a nivel central y, sobre todo, a su desviada política territorial.

La participación también aumentaría, pasando del 52,97% de las anteriores elecciones a una intención de voto del 64,7%. La inclusión de nuevos nombres y formaciones a estas elecciones hacen que se genere un interés real para intentar cambiar las cosas dentro de una ciudad que en los últimos años se ha convertido en un auténtico campo de batalla y donde los viejos partidos no han parado de mancharse con lamentables casos de corrupción y decisiones municipales nefastas.

Tristemente esto no deja de ser una encuesta, por lo tanto, un sencillo ejercicio de ficción. Lo que está claro es que en estas futuras elecciones el tapiz político será mucho más heterogéneo y probablemente será mucho más complicado que un solo partido obtenga una gran mayoría de concejales.