Publicidad
Noticias

Disfrazarse del policía que se quedó tetrapléjico por un macetazo en el 4F

Cagarla a nivel Dios tiene otra definición gracias al hijo del candidato a la alcaldía de Mataró por CiU.

por Juanjo Villalba
17 Febrero 2015, 3:55pm

Este lunes uno de nuestros compañeros de la oficina vino contando que el sábado, en un garito del Barrio del Poble Nou de Barcelona plagado de gente disfrazada, se había cruzado con dos tíos disfrazados "del 4F". Nos intentó explicar el disfraz pero no lo entendimos muy bien. Los tíos eran el alma de la fiesta, todo el mundo se reía de su disfraz y se hacía fotos con ellos.

La verdad es que cuando nos lo contó, nos lo creímos a medias. ¿Quién coño podía estar tan zumbado como para disfrazarse de eso? Es cierto que las fiestas de Carnaval son para hacer coña de todo, disfrazarse de mujer dando rienda suelta a ciertos instintos que muchos se esfuerzan cada día en reprimir y en general pasar de todo y ponerse hasta el culo (fin último de todas las fiestas, al menos en nuestro país). Pero, la verdad, cachondearse de un tío que se quedó tetrapléjico sea por las razones que sea, haya o no haya por detrás todos los condicionantes políticos, corruptelas, malos comportamientos, sadismo, torturas... Sea lo que sea que haya detrás del hecho que causó la lesión y de quiénes sean o no sean los auténticos culpables del tema, no mola nada de nada.

Hoy nuestras dudas sobre el disfraz se han disipado ya que hemos visto una foto de unos tíos disfrazados así. No estamos seguros de si eran los mismos o no, pero está claro que la idea era exactamente la misma. Disfraz de guardia urbano y maceta en la cabeza.

La foto la ha filtrado el PP de Mataró con intenciones claramente electorales. Resulta que uno de los disfrazados es nada menos que el hijo de Quim Fernández, actual concejal de cultura de Mataró por Convergència i Unió y (al menos hasta ahora) candidato de la formación a la alcaldía en las próximas elecciones municipales.

La verdad es que supongo que hoy en casa de los Fernández va a haber un ambiente bien jodido a la hora de la cena. El alcaldable se ha hartado de pedir disculpas en los medios de comunicación, intentando minimizar el efecto de semejante cagada de su hijo en sus posibilidades electorales.

Las disculpas de Quim Fernández en BarcelonaFM

Hace unos días fue noticia en Cataluña que un chaval de Lleida se había jugado la vida cruzando un puente haciendo equilibrios sobre la barandilla solo con la intención de subir el vídeo a sus redes sociales y tener un montón de likes. Lo consiguió, pero la cosa da bastante que pensar.

Seguramente, Jordi Fernández, que así se llama el hijo de Quim Fernández, y sus colegas tenían una idea similar: "petarlo" en las redes. Y joder si lo han conseguido, aunque esta vez quizá la cosa se les ha ido bastante de madre. Han redefinido el concepto de cagarla a nivel Dios.