FYI.

This story is over 5 years old.

Cultură

¿Será verdad que esta gente ha visto un Alien?

Probablemente, la verdad está ahí fuera. A ver si esta gente nos la cuenta.

Es muy fácil pasar de alguien que dice que ha sido abducido tachándolo de pirado, pero a ver: es que, realmente, están como una cabra. Hay algo en la consistencia geográfica, en el cliché de la Dimensión Desconocida y en esos ojos de flipao mirándote fijamente mientras te cuentan sus historias que hace que sea muy difícil creer a esta gente. El fotógrafo neoyorquino Steven Hirsch, sin embargo, ha dejado de lado su cinismo para dar voz a las víctimas de estos secuestros intergalácticos. También les ha dado lápices de colores y les ha hecho una foto, para que así a la gente le sea más fácil creer sus ridículas historias. Claro, es muy fácil pasar de esto y calificarlo de ejercicio explotador: un artista de Nueva York, culto, que da con un montón de freaks del arroyo y les da la oportunidad de contar sin tapujos sus anécdotas raras y sus acusaciones a diestro y siniestro. Pero quizás, solo quizás, Hirsch les cree, porque es mejor persona que nosotros. Siendo como soy yo un tío justo y objetivo, decidí averiguar si la verdad realmente está ahí fuera y si tres de los abducidos de Hirsch la están contando.

Publicidad

Potencial abducido #1: Sasha

Parece bastante cuerdo, ¿no? Es como un cruce entre Roy Hodgson y Jeremy Paxman, dos hombres razonables y relativamente cuerdos de las Islas Británicas libres de OVNIs. Hasta parece un intelectual, con esas canas y la experiencia que da la edad, que también afloja las carnes de la cara y le hace parecer uno de esos profesores ingleses de literatura de Columbia por el que las estudiantillas caen rendidas. ¿Tendrá alguna parte de verdad su historia sobre alienígenas? Veamos. “Estaba tumbado y respiraba profunda y rápidamente al compás de la música y, de repente, ahí estaba. Mi conciencia estaba en medio de una gigantesca construcción que parecía una cúpula”. Sasha no solo parece un ganador del premio Pulitzer, también escribe como tal. Podría creerme lo que cuenta. Venga, sigamos… “El interior era blanco y había como unas calas lo bastante grandes como para que la gente se sentase con las piernas cruzadas a meditar. Algunos llevaban túnicas blancas y tenían el pelo largo. Eran humanoides”. Esta parte ya es un poco más L. Ron Hubbard que Hunter S. Thompson, pero sigamos… “Había algunos que ni siquiera podía distinguir lo que eran. Pero tuve la sensación que eran humanos, de algún modo. Algunos eran enormes. Otros eran pequeños y estaban en sus calas y todo formaba parte de esta enorme cúpula y la atmósfera que se respiraba era maravillosa. Había una luz dorada y el fondo era blanco, como lechoso. Era un sitio para meditar sobre la paz y el amor”. Hmm… esta parte me ha hecho pensar que lo que el pobre Sasha experimentó fue un flashback de cuando tomaba ácido y viajaba en el Autobús Mágico con Ken Kesey. Sus visiones parecen tener una estética muy pacífica, al contrario que las de los otros abducidos, que son más Fantasia que Alien vs Predator. Pero parece que es un tío cuerdo. Veamos su dibujo y démosle una oportunidad…

Publicidad

…o quizá no.

Potencial abducida #2: Cynthia

A diferencia de Sasha, Cynthia parece estar algo más metida en eso del mundo de lo paranormal. Podrías encontrarla de madrugada en los canales de la tele digital, o en algún tipo de línea erótica psíquica rara, o guiando a un ex DJ de Radio 1 por una casa supuestamente encantada en Essex. Pero, eh, las apariencias engañan. Oigamos lo que tiene que decir. Louis Theroux lo haría. “Cuando tenía 30 años descubrí por mi padre la verdad sobre un experimento del gobierno del el que yo formaba parte y en el cual usaron ADN extraterrestre para crearme. He pasado casi toda mi vida en las naves. Tengo un montón de contactos. Muchos de mis contactos empezaron cuando yo aún era una adolescente, aunque ya tuve alguno de joven. Estaba siendo abducida. He sido abducida por navíos bastantes veces”.

Cynthia, ¡para un poco! ¿Qué navíos? ¿Los Queen Elizabeth? ¿Cuánto tiempo hace que tenías 30 años? Tienes que explicarte mejor y más cuidadosamente, y dotar de más contexto. No todos hemos tenido este tipo de experiencias. “He estado en diversas naves. Naves nodrizas y naves transportadoras. He podido conocer a diferentes tipos de seres. He conocido a seres Salamandra y a Grises, diferentes tipos de Grises. También he conocido a los Arturianos Azules, que por cierto son increíbles. He conocido a Andromedanos, a los Guerreros de la Luz asirios. He conocido a Nefrones asirios, y también a las personas gato de Sirio. He conocido a muchos. En realidad, he visto a gente que puede cambiar de forma y convertirse en Reptil”. Vale, tenías una oportunidad de convencer a las cínicas masas de tu causa pero te la has cargado. ¿Qué leches es esta jerga espacial? No sabemos qué es un Arturiano, ni mucho menos la diferencia entre ellos y los azules. Es fácil ver la sombra de David Icke en esta anécdota, pero mejor veamos el dibujo…

Publicidad

Un mejunje de clichés es lo que tenemos aquí. El cuello Cantona, la burbuja de cristal, el paisaje desértico. Se supone que esto debía ser una impresión creíble de una abducción alienígena, no un storyboard de mediados de los noventa de un anuncio de Levi’s.

Abducido potencial #3: Jeffrey

Aceptémoslo, Jeffrey sí parece el típico tío que fue abducido por algo que de repente apareció del cielo. A decir verdad parece que ya posean su cuerpo, como cuando esa cosa asquerosa se apodera de Vincent D’Onofrio en Men in Black. La camiseta ya es reveladora, eso para empezar. Venga, tío, adelante, haz un intento de convencernos de que aún eres uno de nosotros.  “Pasó hace 11 años en St Louis, Missouri, en un bar exótico en North County. Simplemente fui allí para tomar unas copas y ver a algunas tías haciendo striptease”.

Jeff, admiro tu honestidad, pero has hecho que te perdamos la confianza. ¿No podrías haber dicho que estabas pescando o lo que fuese? Ahora todo el mundo creerá que te drogaron o algo así. “Él sabía cosas sobre mí. Sabía cuando iban a morir mis padres y de qué. Entonces me dijo que había venido para abducirme, que iba a ponerme 49 chips y que el Dr. Lewinsky, uno de esos híbridos grises, iba a realizarme la operación”. Mira, tío, a lo mejor te abdujeron, a lo mejor no, a lo mejor tú eres el alien, pero te puedo asegurar que Monica Lewinsky no es médico. “Era un híbrido humano. Parecía un tío negro pero tenía una voz rara que no era de origen negro. Sonaba como un hombre blanco”. ¿Un negro que suena como un blanco? No sé… pero creo que estás siendo muy optimista, Jeff. No creo que eso cualifique a nadie como alien.

En realidad, yo vi exactamente lo mismo cuando tenía 12 años. Exceptuando que fue en un poster colgado en la habitación de mi amigo James. Debajo tenía escrito “Llévame hasta tu dealer”.

Sigue a Clive en Twitter: @thugclive