FYI.

This story is over 5 years old.

Cultură

Dibujando en zona de guerra

Durante los últimos diez años, Michael Fay ha sido el artista de guerra oficial de los Marines en Irak y Afganistán.
10.8.11

Durante los últimos diez años, Michael Fay ha sido el artista de guerra oficial de los Marines en Irak y Afganistán. Un artista de guerra, para aclararnos, es alguien que se interna en zonas de combate y dibuja lo que ve ahí, algo increíblemente peligroso y un gran argumento que esgrimir ante quien diga que todos los artistas son unos blandengues.Michael ha estado entrando y saliendo del cuerpo de Marines las últimas décadas. Primero se unió a ellos en 1975, antes de ingresar en la escuela de arte; y después volvió en 1982, cuando recibió su diploma. En el 2000, se convirtió en artista de guerra oficial. Sus dibujos y pinturas de Marines en pleno combate tienen un aire a antiguo, lo que les otorga un macabro romanticismo difícil de percibir en la fotografía de guerra.

Michael es también el tipo detrás del Joe Bonham Project, que apoya a artistas para que retraten a veteranos heridos en los hospitales, para recordarle a la gente que hay una guerra en marcha y que hay gente que pierde sus piernas por ello.

VICE: Comencemos por lo básico. ¿Qué es un artista de guerra?

Michael Fay: Un artista de guerra es simplemente un artista que va a la guerra. La gente entiende a los paisajistas y a los retratistas, pero a veces les cuesta trabajo entender que hay artistas que van a la guerra a hacer arte. En el pasado, muchos artistas fueron a la guerra. Manet estuvo con los franceses en la Guerra Franco-Prusiana; Goya fue testigo de lo que los franceses hicieron en las guerras napoleónicas en España; John Singer Sargent fue a la Primera Guerra Mundial con los británicos. Muchos estadounidenses muy conocidos fueron directa o indirectamente a la Primera Guerra Mundial, y sobre todo, a la Segunda Guerra Mundial. Todas las ramas de servicio tenían programas de arte hasta el final de la guerra de Vietnam. Cualquier persona que ha tomado una clase básica de historia del arte sabe que el fundamento de la mayoría del arte es la guerra, ya sea con los romanos, babilonios, griegos o muchos otros.

Publicidad

¿Por qué se había descartado el arte desde Vietnam?

La verdad, no lo sé. Muchas instituciones culturales norteamericanas, ya sean universidades o museos, están dándose cuenta de que llevamos diez años con este conflicto, el más largo, y el lado cultural ha quedado apartado. Por eso, yo y algunos de mis amigos de la Sociedad de Artistas de Guerra intentamos hacerlo más público.

Tus ilustraciones de marines heridos son lo suficientemente impactantes como para dejar patente el precio de la guerra.

La primera vez que haces un boceto de un tipo al que le falta gran parte de la cara o del cuerpo piensas, "¿Cómo voy a responder ante esto?" Pero una vez que estás con ellos, te das cuenta: "Esto no es una imagen. Es una persona". La luz sigue ahí en sus ojos. Siguen en la pelea. Están completamente vivos. No puedes evitar salir de la habitación y pensar que estas personas están más vivas que muchos de nosotros. Hacen cosas muy reales. No dan nada por sentado. Toman lo que se les dio y lo utilizan al máximo. Algunos de estos tipos solo tienen dos muñones, pero fliparías si vieses cómo usan esos dos muñones.

¿Cómo reaccionan los soldados heridos al ver los retratos que les haces?

Suelen decir: "Pasa, me alegro de verte". No se esconden. Superan más rápido cosas que al resto de nosotros nos deprimirían. Son personas excepcionales, y eso se debe en parte a que no se sienten excepcionales. Son tipos de 23, tal vez 25 años. En nuestra cultura, no vemos a las personas de 30 como adultos. ¿en qué momento empezamos a llamar "chicos" a las personas de 20 años? Mi generación peleó por poder votar a los 18. Era algo como: "Vamos a la guerra, así que dejadnos votar". Esta generación no ha salido a batear y nadie la ha obligado a salir.

Publicidad

Después de diez años de guerra, ¿los Marines se están cansando de pelear?

No. Estos tipos están muy metidos en la pelea. Forma parte del desarrollo de esta cultura de guerreros. Piensa que la gente que entra ahora mismo en servicio sabe perfectamente que va a pelear. No importa si eres de la Guardia Nacional o de los Marines regulares, vas a ir. Y vas a ir en más de una ocasión. Dentro de los militares, incluso con todos los heridos y el PTSD, la moral es muy alta.

ANDREW COX