censura

¿Presionaron las empresas de gaseosas para que se editara un video de La Pulla?

Opinión // Una dulce censura.
31.1.17
Still de video de La Pulla: No más mentiras sobre el aborto.

Colombia acaba de escribir un nuevo capítulo sobre periodismo y poder digno de un museo. Las empresas de gaseosas buscaron influir en la opinión pública a través de los medios de comunicación para desvirtuar las investigaciones que afirman que sus productos tienen efectos negativos sobre la salud.

El 7 de septiembre de 2016, mientras el país se disponía a discutir la conveniencia de crear un impuesto al consumo de bebidas azucaradas, la Superintendencia de Industria y Comercio (SIC) ordenó a Educar Consumidores, "cesar de manera inmediata" la difusión de un comercial de televisión.

Publicidad

De esta manera, la Superintendencia le daba la razón a Postobón S.A., que semanas atrás había presentado la denuncia. El comercial advertía que, si su dieta estaba conformada por un jugo embotellado al desayuno, un té helado al almuerzo y una gaseosa a la cena, usted estaba consumiendo 33 cucharaditas de azúcar al día.

El asunto es rocambolesco e inconstitucional. Parece que el superintendente sufrió amnesia selectiva y decidió ignorar el artículo 20 de la Constitución, que prohíbe la censura; el sistema judicial tampoco defendió la Ley e impidió que el comercial tuviera su efecto cuando era necesario.

Las semanas posteriores a ese momento eran decisivas para el futuro del impuesto y ahí entró a jugar el noticiero RCN. Para ubicar a quien esté perdido, RCN pertenece a la Organización Ardila Lülle, conglomerado dueño de Postobón ––la empresa de gaseosas más grande del país–– la embotelladora Iberplast, y los ingenios azucareros Incauca y Providencia.

En sus informes advertían que el impuesto llevaría al cierre de tiendas de barrio, y se enfocó en la postura de empresas, tenderos, y sindicatos de la industria en contra de la posible medida. El crítico de televisión, Omar Rincón, resumió el cubrimiento de RCN: "defendieron el negocio de su dueño: las gaseosas, y evitaron que le pusieran un impuesto en nombre de la salud pública de ese país llamado Colombia". (Vea también: http://lasillavacia.com/historia/rcn-tv-se-pone-la-camiseta-de-postobon-58546).

Publicidad

A principios de diciembre, y cuando el Congreso se encontraba en las votaciones decisivas de la Reforma Tributaria, el programa 'La Pulla' emitió su capítulo "Las mentiras de los congresistas acerca de las bebidas azucaradas"

María Paulina Baena, la presentadora de la Pulla, y su equipo de guionistas lanzaron fuertes críticas a los políticos que debatían en el Congreso este impuesto y recordaba que todo este asunto estaba "empegotado de plata".

Esta pulla iba camino a ser uno de los capítulos más exitosos, pero algo pasó y se ordenó bajar el video. Aunque fue subido de nuevo hubo un cambio: la botella de Sprite fue eliminada.

I

I

En las salas de redacción estas decisiones no se toman accidentalmente. Si alguien va a poner una marca en algún video se consulta al equipo jurídico del medio y nada se publica sin el visto bueno. El video original tenía el sello de Sprite y estaban en total libertad para hacerlo, porque ese no es un uso indebido de la marca; faltaba más, como si hubiera que pedirle permiso a Coca Cola Company para criticarlos. De modo que el cambio debió obedecer a que alguien presionó con argumentos no jurídicos, sino económicos.

La publicidad comercial es la herramienta más efectiva para presionar a un medio de comunicación. Teniendo en cuenta que la edición de este video sucedió en un contexto en el que los empresarios de las gaseosas tenían especial interés en que sus productos no fueran asociados a los problemas de salud que genera el azúcar, la duda es apenas lógica: ¿chantajearon estas empresas para que se editara el video?

Publicidad

El debate sobre los efectos de estas bebidas sobre la salud era de vital importancia para la sociedad en un momento que debía tomarse una decisión crucial y ahí salieron (y salimos) perjudicadas las audiencias. Quedó en evidencia que hubo censura en cabeza de la SIC, y que las presiones de las empresas no encontraron un contrapoder capaz de defender a las audiencias.

Al final, como ya saben, el impuesto no se aprobó. Imagino que los dueños de esas empresas habrán celebrado, serán miles de millones los que sigan ganando porque para el Congreso las bebidas azucaradas no hacen daño. Espero que durante la fiesta no hayan dañado el whiskey con una Coca-cola o el vodka con una Sprite y todo el azúcar que contienen esas botellitas.

Y DE POSTRE:  La semana pasada los periodistas de La República, el diario económico más importante del país, encontraron en sus puestos de trabajo un paquete de gaseosas acompañado de esta tarjeta. Regalo especial del nuevo dueño del periódico.

Ahí van sus 33 cucharaditas de azúcar al día.

* Coordinador Centro de Estudios Fundación para la Libertad de Prensa.

** La Flip es una organización no gubernamental que se encarga de monitorear los ataques a la libertad de prensa en Colombia.

*** Esta es una columna de opinión, sus posturas no reflejan las de VICE Colombia. 

Sige a Jonathan por acá.