Quizás pronto habrá bebidas alcohólicas infusionadas con mota

Rob Sands, CEO de Constellation Brands, un grupo distribuidor de bebidas alcohólicas en EEUU, predijo que la unión de cervezas o espirituoso con marihuana es posible.
18.11.16
Photo via Flickr user Erik F. Brandsborg

Desde la mañana del 9 de noviembre ha sido difícil —para los norteamericanos— pensar en otra cosa que no sea la llegada de Donald Trump a la presidencia de Estados Unidos, por lo que ha habido poca cobertura sobre un notable avance para el mundo de la marihuana. El martes pasado, legalizaron el uso recreativo de la marihuana en California, Massachusetts, Nevada y Maine. Y si bien algunos residentes de esos estados sin duda buscarán romper los límites de la realidad, la industria de las bebidas alcohólicas tiene los ojos puestos en otra cosa: cómo aprovechar la unión entre la mota y el alcohol, ya que la marihuana abre nuevos mercados y su legalización en el resto de Estados Unidos está próxima.

Publicidad

Dado que casi cada sabor de vodka (desde chicle hasta caramelo) ya existe, no es muy difícil imaginar un comercial de un vodka infusionado con marihuana que contenga THC (el psicoactivo de la marihuana). Aunque ninguno de los grandes jugadores ha tenido el valor de ser el primero, los productores de alcohol más importantes están evaluando cómo poder capitalizar en el mercado de la marihuana, calculado en un valor de $50 mil millones de dólares para 2026. En entrevista con Bloomberg, Rob Sands, el CEO de Constellation Brands —marca vendedora de Corona, Modelo, Svedka, Ballast Point y un vasto portafolio de vinos— dijo que puede ver las bebidas alcohólicas cannábicas en el horizonte.

"¿Por qué las grandes compañías, por así decir, no estarían sumamente interesadas en una categoría de tal magnitud?", comentó a Bloomberg Rob Sands. "Si hay mucho dinero involucrado, no se va a dejar en manos de pequeños negociantes".

LEER MÁS: Ésta es la primera michelada con marihuana en el mercado

Alguien ya pronosticó la unión de las industrias del alcohol y de la marihuana hace tiempo. Spiros Malandrakis, un analista de bebidas alcohólicas para Euromonitor International, escribió sobre la fusión de la marihuana y el alcohol, y fue de los primeros en reconocer el potencial sinérgico de las dos sustancias.

Malandrakis piensa que los pequeños cerveceros darán los primeros pasos para volver popular las cervezas de cáñamo, con sabor marihuana, pero sin los efectos psicoactivos. Con el tiempo, los consumidores desarrollarán un gusto por "las diferencias de variedad, notas de sabor y el origen geográfico".

Publicidad

"Después de una aceptación gradual de este tipo de productos", dice Malandrakis a MUNCHIES, "el último paso será incorporar el THC".

Y listo: una bebida con la que puedes estar borracho y pacheco al mismo tiempo.

RECETA: Coctel "Last Word" cannábico

An OG Kush Weed-Infused Last Word. Get the recipe here

Cóctel "Última Palabra" cannábico de OG Kush.

Malandrakis cree que comentarios como el de Sands, indican que los gigantes de la industria alcohólica están acercándose a la marihuana de forma distinta a como lo hicieron con los productos artesanales. Antes, los grandes cerveceros intentaban aplastar cualquier competencia, temiendo perder su mercado. Cuando las pequeñas cervecerías entraron a la escena con productos más atrevidos, los grandes competidores no comprendieron su trascendencia e intentaron excluirlos del mercado, una decisión por la cual aún ahora siguen pagando. Pero datos recientes en Colorado parecen sugerir que la legalización de la marihuana no ha dañado la venta de alcohol y dado que muchas personas parecen disfrutar de ambas, se ha creado la oportunidad perfecta para los grandes productores.

LEER MÁS: El nuevo maridaje es con marihuana

Sin embargo, no esperes ver pronto una Corona Cannabis o Bud Light Green. Las leyes federales siguen prohibiendo la venta de marihuana para su uso recreativo (es decir, en la totalidad de Estados Unidos), así que ninguna compañía importante surcará las nuevas aguas todavía. "No han dado un proceso de seguimiento a un producto específico", dijo Malandrakis. "Dejarán que otros lo intenten primero".

Es difícil imaginar que las leyes se relajen con Trump, pero en el futuro, el panorama podría ser distinto. Podríamos ver la industria de la marihuana creciendo y entrelazándose con la industria de las bebidas alcohólicas en formas completamente nuevas e interesantes. Seguro habrá obstáculos, pero imagina un camino de marihuana corriendo al lado de un camino de vino. Hay demasiado dinero para repartir en el mercado de la marihuana y los productores de alcohol es lo único que ven.