Drogas

Un día con las monjas de la marihuana [FOTOS]

Los fotógrafos Shaughn y John nos hablan del día que pasaron cultivando marihuana con las “hermanas del valle”.
4.4.16
Todas las fotografías de la serie “Sisters in the Valley”. Fotos de Shaughn and John, 2016. Fotos cortesía de Shaughn and John

La pareja de fotógrafos formada por Shaughn y John saben reconocer un buen tema para fotografiar cuando se les presenta delante y tras leer la noticia sobre un par de monjas que estaban cultivando marihuana en un valle de California supieron que no se trataba solo de una buena oportunidad, sino que era una cuestión de dejarlo todo y prepararse para fotografiar un acontecimiento único en la vida. La pareja acaba de publicar una serie de curiosas fotografías de estas hermanas fumetas en Booooooom y The Creators Project hablamos con ellos para saber más sobre su proceso, las monjas y las tentaciones de la hierba del diablo.

Publicidad

Shaughn explica que la serie empezó cuando se encontraba en casa reunido con su familia para celebrar el Día de Acción de Gracias y vio un reportaje en el periódico local: “Pensé ‘hostia puta esto es una locura’ y acto seguido me puse en contacto con ellas porque siempre andamos muy alerta en busca de historias extrañas”. Tras una pequeña búsqueda, Shaughn y John por fin dieron con las monjas y “lo de las fotos y la idea que teníamos de ir y hacer un proyecto de estilo más documental les hizo una ilusión tremenda. John y yo tenemos mucha curiosidad por la gente y andamos siempre en busca de subculturas dentro de las subculturas. Sentimos mucha curiosidad por el mundo”.

Sisters 2.jpg

Aunque las monjas visten un hábito similar al de las monjas católicas, las hermanas Kate y Darcy tienen sus propias creencias y su propio sistema de fe. Incluso su vestimenta, hábitos blancos y faldas vaqueras, es completamente personal. Según explica John: “Se mostraron muy abiertas al hablarnos de sus creencias y del tipo de monjas que son. Directamente nos dijeron ‘me ordené en el 2009’ y nos confesaron sin ningún tipo de problema que no estaban afiliadas a la iglesia católica”. Las monjas continuaron explicando que celebran sus propias ceremonias, queman salvia y crean sus productos siguiendo los ciclos de la luna. “Es algo más espiritual que religioso”, asegura John.

Las monjas acaban de abrir una página en GoFundMe para intentar salvar su negocio después de que Etsy cerrara su perfil. Durante la visita de Shaughn y John, las monjas fueron muy sinceras al hablar sobre la legalidad de su trabajo. Aunque la marihuana para fines terapéuticos es legal en California, y aseguran que el aceite de cannabidiol que han creado no hace que la gente se coloque, su negocio no deja de ser ilegal por temas de permisos y licencias. Según explica Shaughn, las monjas “no mostraron ninguna preocupación ni le dieron ninguna importancia a eso, simplemente iban a ver lo que pasaba”. ¿Es de su fe de donde nace esta falta de preocupación ante las posibles repercusiones? John cree que no: “No parecen actuar según suposiciones basadas en alguna creencia espiritual. No son más que mujeres obstinadas y muy apasionadas con lo que están haciendo, y creen en la causa”. Shaughn añade que: “Gran parte de su ‘religión’ tiene que ver con ayudar a la gente, les gusta mucho la idea de ayudar a la gente con su medicina, es algo de lo que hablan sin parar”.

Publicidad

“De eso y de política”, dice John. “Tienen su propia opinión política que comparten sin problemas. Apoyan mucho la justicia social y son grandes fans de Bernie Sanders”. John dice que las monjas no están solo interesadas en la legalización del cannabis, sino que también tienen interés en muchos otros temas sociales progresistas.

Sisters 3.jpg

Al preguntarles cómo consiguieron hacer que las monjas se sintieran cómodas durante la sesión de fotos, Shaughn nos dice: “En todos nuestros proyectos intentamos llegar a conocer a la gente, no es que aparezcamos ahí de repente y nos pongamos a hacer fotos. A veces John y yo fotografiamos con dos cámaras por separado, pero para este proyecto trabajamos de forma conjunta y fuimos más lentamente que con algunos de nuestros otros trabajos. Estuvimos muy centrados en conseguir unas cuantas fotos alucinantes en lugar de hacer una gran cantidad de fotos sin más”. John explica que pasaron la primera hora sentados con las monjas y hablando con ellas. A partir de ese momento tuvieron claro cuáles serían las fotos más importantes, según explica: “Cuando la hermana Kate nos hizo un tour por la casa, abrió una nevera que estaba llena de bolsas de marihuana e inmediatamente pensamos: ‘Vale, esta es una foto cojonuda’”.

Así que la gran pregunta es: ¿pudo la pareja fumarse unos petas con las hermanas? “No”, dice John, “Nos ofrecieron, pero estábamos allí para trabajar, así que amablemente rechazamos el ofrecimiento y nos centramos en nuestra tarea. Dejamos que fueran ellas las que fumaran”. ¡Vaya fuerza de voluntad! Según confiesa Shaughn: “Fue muy duro decir que no” y John concluye: “Resulta difícil teniendo a una monja ahí sentada tendiéndote un porro, pero cada uno ha de hacer lo que ha de hacer”.

Sisters 4.jpg

Encontrarás otros trabajos de Shaughn y John en ShaughnAndJohn.com.

Y puedes hacer una donación a las hermanas a través de su  página de GoFundMe.

Publicidad

Trad. Rosa Gregori.

Relacionados:

Elegantes fotos para una nueva campaña de productos canábicos

El artista que esculpe marihuana hiperrealista

Mira la nueva y elegante linea cannábica de Snoop Dogg