arte

Gusher: la revista de rock que explora el género desde un punto de vista femenino

El estilo retro-setentero de la revista a Gusher se apropia del diseño de novelas pulp y revistas de cultura pop que se esfumaron con el tiempo.
18.7.16
Todas las imágenes cortesía de Gusher

El estilo retro-setentero de la revista a Gusher se apropia del diseño de novelas pulp y revistas de cultura pop que se esfumaron con el tiempo. Pero si la publicación australiana está interesada en historia, es solo en tanto que puedan re-escribirla. Las co-editoras y co-fundadoras, Isabella Trimbolu y Juliette Younger son dos estudiantes de universidad con una agenda clara: retomar el periodismo de rock para fanáticas de la música.

Totalmente fondeada colectivamente a través de Pozible, la primera edición de Gusher incluye una audición anotada del clásico álbum Different Class de Pulp, un ensayo comparando las experiencias de Nueva York de Kim Gordon y Richard Hell, y una entrevista con el grupo femenino de Suecia, Dolores Haze. Platicando con The Creators Project, Younger dice que ella y Trimboli deliberadamente buscaron colaboradores que tuvieran algo fresco que decir. “Queremos que nuestros escritores sean expertos apasionados que pueden tanto celebrar como criticar la música rock y su cultura. Históricamente, periodismo sobre el género ha venido desde la perspectiva de un hombre blanco, así que estamos buscando representar una multitud de puntos de vista y experiencias.”

Younger, quien también es la directora creativa y diseñadora de Gusher, tomó una aproximación independiente y liberal para crear la revista. “Los brillantes colores y estilos gráficos probablemente son una proyección de mi amor hacia pósters pop de bandas y arte de portadas de discos – especialmente singles punk de bandas como the Buzzcocks o X-Rey Spex,” ella dice.  “Sin haber diseñado antes, creo que tomé una aproximación relajada y amateur, ignorando las convenciones de las revistas literarias o musicales a favor de algo mas hecho a mano y divertido.”

La pieza central de la revista es un logo de blanco y rojo retro. “Quería que la portada fuera una versión moderna de un típico o clásico editorial de los 70,” dice Younger. “Algo como Groupie de Jenny Fabian o una vieja edición de Creem.

La decisión de Trimboli y Younger por hacer una revista impresa fue una bastante deliberada, y Younger une el medio al mensaje. “Hay algo inherentemente político sobre imprimir – le da un tipo de autoridad a través de su materia y permanencia. Los sitios online y colectivos son geniales porque tienen una accesibilidad increíble, pero para nosotras, nos pareció importante tomar un cierto espacio físico y curar algo que las personas pudieran apreciar y mantener por siempre.”

Por medio de hacer una nueva revisión del pasado, Gusher es capaz de atraer atención a lo que en algún momento se dio por sentado. “Amo nuestro artículo en la directora de documentales Penelope Spheeres, a quien su trilogía de culto, El Declive de la Civilización Occidental, fue finalmente reeditada el año pasado,” dice Trimboli. “Sus películas son una crónica exquisita de la historia del punk y metal en Los Ángeles, capturando no solo las bandas pero también las vidas de los más fanáticos. Ella fue divertida, relajada e inteligente cuando hablamos con ella y tenía cosas muy interesantes que decir tanto de la industria del cine como la de la música.

Gusher no es solo para mujeres, pero se mujer ayuda. “Está hecha para cualquiera que esté interesado en tomar una visión fresca en rock n roll,” afirma Trimboli. “Creo que todavía se asume que la música rock está dominada por los hombres. Es una suposición que ves inscrita en revistas de rock que, normalmente, apuntan a lectores masculinos, y consecuentemente tratan a las fanáticas como una minoría o novedad. Queríamos crear una publicación que nosotras, como mujeres fanáticas del rock, quisiéramos leer.”

Puedes saber más sobre Gusher aquí y seguir la revista en Instagram.

Relacionados:

¿Por qué los hombres no aceptan el éxito artístico de las mujeres? 

Conoce al fotógrafo que explora la manipulación del cuerpo femenino 

Arrestan a Milo Moiré por permitir que la gente tocara sus senos y genitales