Viejos monopatines convertidos en mesas de diseño

Puedes hacer algo más por tu monopatín que construir un banco destartalado sobre el que nadie se podrá sentar.

|
ene. 15 2016, 1:04pm

Foto cortesía de IlseOnline Fotografie

Si muy a tu pesar has acabado partiendo en dos tu preciado monopatín, ahora puedes hacer algo más que convertirlo en un banco destartalado en el que nadie se siente. Considera donarlo a la empresa de diseño de Rotterdam Focused Skateboard Woodworks, ellos cogerán los pedazos en los que ha quedado reducida tu tabla y los convertirán en el tablero de una mesa de madera multicolor hecha con pilas y pilas de monopatines que han pasado a mejor vida.

El fundador Danilo Nedic empezó su negocio hace menos de un año, pero sus mesas ya se pueden encontrar en lugares tan dispares como edificios de oficinas de Nueva York y tiendas de chocolates de Rotterdam. "Nuestro trabajo gusta a diseñadores y arquitectos", dice Nedic vía e-mail. La idea de crear estas mesas le vino tras ver las esculturas de monopatines del artista japonés Haroshi: "Como skater, lo que me atrajo de su trabajo es que utilizaba viejas tablas para devolverles la vida. Ideé un diseño para un tablero de mesa, donde las capas de color quedan al descubierto".

Imagen cortesía de Focused

Nedic llevó su diseño a Jeroen Dekker, diseñador industrial y dueño de Hectik Skate Ramps, que se encargó de la producción de la mesa. Los monopatines que se venden en las tiendas de skate locales de los Países Bajos suelen estar formados por siete capas de madera de arce, y a menudo dos o más de esas capas tienen una capa de pintura de color.

“Cortamos las viejas tablas a tiras y las colocamos formando una secuencia con la parte de color hacia arriba, de forma que conseguimos una línea continua. Normalmente se necesitan unas treinta tablas para construir toda una mesa”, dice Nedic. "Es un trabajo realmente pesado que implica sangre, sudor y lágrimas, pero el resultado es precioso y cada pieza es única”.

“Para la tienda de chocolates utilizamos incluso un par de viejos monopatines de su dueño, de modo que cada mesa tiene su propia historia, y el hecho de que sean sostenibles es algo que se agradece también", dice Nedic.

Foto cortesía de Ruben Dario Kleimeer

Foto cortesía de
 Barak Pilsin Architecture

Foto cortesía de 
Ruben Dario Kleimeer

Foto cortesía de
 IlseOnline Fotografie

Foto cortesía de
 IlseOnline Fotografie

Foto cortesía de
 IlseOnline Fotografie

Aquí encontrarás más información sobre las mesas. El precio de una mesa grande ronda los 3.000 Euros.

Traducción de Rosa Gregori.

Artículos relacionados:

GIF del año: Obama en monopatín

El tablero de mesa cinético del MIT representa un gran paso hacia el mobiliario doméstico mutante

Estas sillas luminosas que se comunican entre sí iluminarán cualquier festival

Más VICE
Canales de VICE