Lo que el beso negro en TomorrowWorld nos dice sobre la cultura dance en Estados Unidos

FYI.

This story is over 5 years old.

Lo que el beso negro en TomorrowWorld nos dice sobre la cultura dance en Estados Unidos

¿Por qué el sexo público es considerado un acto político en Berghain, y no en un festival en la USA?

Antes de que TomorrowWorld fuera arrastrado en una inundación de proporciones bíblicas el sábado en la noche, y con los pecados de una generación, el festival de EDM adyacente a Atlanta fue el tema de moda en internet por motivos más sabrosos: la siguiente foto no apta para el trabajo, que fué publicada en Facebook y que se hizo inmediatamente viral.

Si te saltaste esa semana en el colegio en la que explicaban sobre la sexualidad, a lo que está pasando en la foto se le conoce como "rimjob", científicamente referenciado como "anilingus". Ocurrió, presuntamente, entre la multitud en TomorrowWorld, y las redes sociales comenzaron a estallar con esta foto en la tarde del sábado. Las reacciones de la foto van desde disgusto hasta júbilo, y han generado un debate sobre si este tipo de acciones son apropiadas para un festival.

Publicidad

Como Seth Troxler mencionó elocuentemente en tu artículo "Los festivales de música Dance son el mejor y el peor lugar del planeta", en los raves estamos caminando sobre una delgada línea entre libertad e idiotez. De acuerdo con Seth, el rasgo distintivo no está en el contenido(un beso negro en público) sino en el contexto. Él describe la escena en Berghain, en Berlín, donde "había un tipo como un oso con chaparreras de cuero sin tela en las nalgas y un arnés de cuero en la pista de baile. Yo estaba tocando 'Yellow' y cuando él se agachó llegó otro tipo y comenzó a comérsele el culo. Todos alrededor de ellos estaban bailando y pasando bien. Yo quedé como "… interesante". PEro esa es una rebelión en contra del mundo. Esa es la libertad del club. ¿Caerte en el lodo y que te tiren pastel? Eo no es libertad".

Entonces, ¿dónde queda el anilingus consensuado en el barro durante un festival en la escala de Troxler?, ¿por qué este oso europeo está actuando de manera más "apropiada" que esta joven pareja capturada en un momento íntimo?, ¿el atrevimiento en su manera de rebelarse contra el mundo tiene más peso que su belleza? No creo.

Probablemente las audiencias en Berghain tienen más mundo en su experiencia fiestera y por eso están mentalmente más preparados para ser testigos de este tipo de escenas. El hecho de que la foto de arriba haya llegado a Facebook mientras es joven raver seguramente seguía en su banquete debería demostrar que el nivel de entrada de las audiencias estadounidenses no está listo para este nivel de libertad sexual. ¿Y cómo han de estarlo sin pioneros valientes como este par de locos abriéndose camino?

Publicidad

La libertad, sexual o de cualquier tipo, es considerada un acto político en lo más hondo de Berghain, donde la cultura queer ha guiado el camino en la lucha contra el conservatismo detrás de las fuertemente custodiadas puertas de clubs. En medio del alboroto bañado en escarcha y neón de la cultura gringa de festivales, sin embargo, el sexo público es sólo un espectáculo para comerse con los ojos, masticar y luego escupir como a un chupete desgastado en la boca de un fan adolescente de Steve Aoki en su primer rave en un parqueadero. No tiene sentido, no es político. Pero de pronto ya es tiempo de que lo sea.

A mi nunca me han dado un beso negro estando drogada en un festival, pero apuesto a que me lo he estado perdiendo. Más allá, apuesto que la mayoría de los que está leyendo esto estaría encantado de estar en la posición de quien recibe en esta gloriosa escena si solo pudieran liberar sus obsesiones en la decencia común y la sanidad básica. Si un joven Foxy Troxy entrara dentro de la escena ahora, 'EDMing' en Estados Unidos por primera vez en el lodo con un montón de niños de universidad, apostaría a que estaría de rodillas en el main stage comiendo culos con los mejores de ellos. Incluso si nadie más de los estimados 190,000 que asistieron en todo el fin de seman al TomorrowWorld estuviera listo para ello, estos dos claramente sí lo estaban, y diría, fueron los que se pusieron la 10 por fijar, sin miedo, un nuevo estándar extremo de comportamiento en un rave.

Publicidad

Conclusión: en mi libro, un beso negro en un festival está bien. Se ha hablado mucho sobre que el paladar americano se mueva más allá del EDM y hacia climas más profundos y pesados. Ese tipo de pensamiento no pasa de la noche a la mañana en un monolítico giro hacia la luz(o la oscuridad). Es una serie de batallas en contra de las convenciones sociales(ya sean musicales o sexuales) y ese muchacho en la chaqueta The North Face con su lengua profunda en las nalgas embarradas de esa chica es la Batalla de Antietam del EDM. Hay poco neón en esta imagen. No es coincidencia. El agujerito de esta nena es la mina de carbón, y la lengua del tipo es el canario y el mensaje que canta es claro: "el EDM no va más, deberían escuchar Techno".

Además, si el rave comienza a convertirse en una orgía, imagínate de todas las promociones VIP que podrán vender los promotores. Pasé all access al domo Toyota Prius para orgías: $499 el fin de semana, vendedores ambulantes de juguetes sexuales ofreciendo vibradores LED con 40% de descuento, las oportunidades de patrocinio de condones y lubricantes. Lo salvaje es el nuevo PLUR, familia, y espero que tengas toallitas húmedas.

***

Esta es la primera historia de Molly Hankins' en THUMP.