FYI.

This story is over 5 years old.

Toma el consejo de Milk Bar y ponle kimchi a tu quesadilla

Las quesadillas son lo mejor del mundo. Siempre lo serán. Tomamos el consejo de Christina Tosi, de Milk Bar, y le pusimos kimchi a nuestra quesadilla del día. Solo te diremos: hazla y cómete una ya.
13.4.15

Hay ciertos productos cuya función es sustentar a los estudiantes universitarios, quienes generalmente son unos pobretones sin tiempo ni dinero para pensar en su alimentación: macarrones con queso, cerveza, y quesadillas —los vegetarianos y los abstemios tienen a adelgazar mucho durante esos años—. Eso es porque el maíz, la pasta, el queso y las cervezas populares son más baratos que la comida para gato.

Pero ahora que somos un poco más viejos, un poco más sabios y a penas un poco menos pobres, siempre volvemos a la humilde quesadilla como fuente nutricional. Es barata, es fácil de hacer y es, sin fallar, reconfortante, porque la quesadilla es de hecho lo mejor que existe en el mundo.

Como seguiremos comiendo quesadillas por el resto de la vida, no es mala idea darle un giro de vez en cuando a los ingredientes. Le dejamos esta labor a la experta Christina Tosi del Milk Bar, en Brooklyn. Para ella existe algo más que queso y salsa Cholula como ingredientes de una quesadilla. El kimchi (platillo coreano hecho con col fermentada) es la estrella de su receta, que amablemente nos comparte.

HAZLO: Quesadillas de kimchi.

Ya que es Christina es una jefa buena onda, le da el crédito por las quesadillas de kinchi a una productora de leche llamada Helen Jo, quien casó ingeniosamente el oloroso queso azul con el igualmente pungente kimchi.

Tosi dice que las personas dedicadas a la leche regularmente comen estas quesadillas como botana —lo maravilloso de las quesadillas es que no demandan mucho tiempo—.

Cómete una esta noche. Cómete una a las 3 de la madrugada. Cómete una ahora.