¿¡17 puntos en cinco minutos!?

¡Curry ha vuelto! Récord imposible, victoria en la prórroga y ni rastro de la lesión

El rostro del dueño de los Portland Trail Blazers Paul Allen lo dice todo sobre el festival de récord con el que Stephen Curry celebró su regreso a los Golden State Warriors.
10.5.16

Sigue a VICE Sports en Facebook para descubrir qué hay más allá del juego:

Hacía más de dos semanas que no le veíamos y quizás ya pensábamos que podríamos sobrevivir sin verle de nuevo en estos play-offs, pero Stephen Curry reapareció en el cuarto partido de la serie de semifinales de la conferencia Oeste con una exhibición para el libro de los récords.

El base de los Golden State Warriors tardó un poco en coger el ritmo, pero se calentó en la segunda mitad para liderar a los suyos con 40 puntos, 9 rebotes y 8 asistencias… ¡desde el banquillo!

Así sentenció el encuentro Don Stephen, que anotó 17 puntos en la prórroga —en cinco minutitos y a pesar del cansancio tras el parón obligado por la rodilla— para dar el triunfo por 132-125 a unos Warriors que están a un paso de eliminar a los Portland Trail Blazers. ¡Choooof!

Nadie en toda la historia —tanto en los play-offs como en la temporada regular— había sumado tantos puntos en el tiempo añadido. Steph lo hizo como si nada… y volviendo de una delicada lesión de rodilla.

Publicidad

Atención a la cara del dueño de los de Oregón, el cofundador de Microsoft Paul Allen, tras el canastón que puso el colofón al tremendo retorno del extraterrestre.

La secuencia de la prórroga de Curry es para guardarla como un tesoro: otra perla más de un jugador que no conoce límites.

Su actuación, ese 40-9-8 en 36 minutos, también es única: nadie había logrado esos números desde el banco. Solo Michael Jordan, Magic Johnson, Charles Barkley, Hakeem Olaujuwon y Shaquille O'Neal, Clyde Drexler y Brad Daugherty —todos ellos titulares— lograron cifras equiparables en unos play-offs.

"Me costó 48 minutos encontrar el ritmo, pero al final todo funcionó", declaró Steph tras su enésimo festival. Incluso Charles Barkley, uno de los analistas más críticos con el juego de estos Warriors, se quedó sin palabras al intentar describir lo que acababa de presenciar.

"That what I. That. That was a. That. That was on--" - a man who just saw Steph Curry drop 17 in OT pic.twitter.com/GFE8wjwgqd
— Kenny Ducey (@KennyDucey) May 10, 2016

Eso que… eso… eh… eso fue un… eso… eso fue una locura. Eso fue increíble

Habíamos aprendido a vivir sin él durante un tiempo, pero Curry decidió salir a la cancha para recordarnos por qué es el mejor jugador del planeta a día de hoy y por qué le necesitamos en pista: con él no hay límites.