nfl méxico

NFL México: ¿Qué tan importante es el Raiders vs Texans para la temporada actual?

Cuando se anunció el partido de Raiders contra Texans a principio de año en Estadio Azteca, se le dio poca importancia a los equipos, pero las cosas han cambiado.
21.11.16
Imagen vía NFL

Este artículo es presentado por Samsung.

Durante la semana previa al Super Bowl 50, se dieron a conocer los detalles del encuentro: los Texans de Houston y los Raiders de Oakland se enfrentarían en el Estadio Azteca el lunes 21 de noviembre del 2016. Los Raiders fungían como locales. En aquel momento el enfrentamiento en sí no levantó demasiado revuelo, los reflectores se los llevó la noticia del regreso de la NFL a tierras aztecas y no los equipos contendientes. Inclusive, hace algunos meses al darse a conocer la lesión de JJ Watt, algunos creyeron que el juego perdía a una de sus máximas estrellas y por ende, espectacularidad. Qué equivocados estábamos.

Publicidad

Hoy la realidad es otra, la actualidad de estos equipos es muy distinta a la que se pronosticaba. De hecho, el juego en México pudiera ser clave en las aspiraciones de postemporada de ambos equipos pues los dos son de la Conferencia Americana, sus divisiones lucen muy apretadas y con pocos juegos de ventaja entre los contendientes. De alguna manera, también podríamos hablar de un duelo de estilos, Oakland con una gran ofensiva y Houston con una gran defensiva.

Fotografía por Kyle Terada-USA TODAY Sports

Los Raiders han sorprendido y cuentan con el mejor récord (7-2) de la Conferencia Americana, junto con Patriots y Chiefs. No son líderes divisionales debido a que cuentan con peor récord divisional (2-1) que el equipo de Kansas City (2-0).

El equipo de Oakland llega con tres victorias al hilo frente a Jacksonville, Tampa Bay y Denver. Esta última victoria fue la confirmación de que estos Raiders van en serio. Además de esas tres victorias consecutivas, también le han ganado a Nuevo Orleans, Tennessee, Baltimore y San Diego. Sus únicas derrotas han sido a manos de los Falcons en la ya lejana Semana 2 y frente a los Chiefs en la Semana 6.

Por su parte, los Texans con marca de 6-3 llegan a México como líderes de la División Sur de la AFC. Sin embargo, son seguidos muy de cerca por Titans (5-5) y Colts (4-5). De hecho este duelo es vital para el equipo de Houston pues Tennessee e Indianápolis se enfrentan esta misma semana y una combinación de resultados pudiera apretar aún más la división.

Publicidad

El equipo más nuevo en la NFL lleva dos victorias consecutivas, en la semanas 8 y 10 frente a Detroit y Jacksonville respectivamente. Además, ha logrado victorias frente a Chicago, Kansas City, Tennessee e Indianápolis. Sus derrotas fueron propinadas por Nueva Inglaterra, Minnesota y Denver.

El duelo frente a frente luce disparejo, cuestión que se refleja en las casas de apuestas al colocar a los Raiders como favoritos por ventaja de entre 5.5 y 6 puntos (al momento de la publicación). Realmente no nos debiera sorprender, pues Oakland luce como un equipo mucho más completo.

En la ofensiva son equipos abismalmente diferentes.

Los Raiders, de la mano de Derek Carr, Latavius Murray, Amari Cooper y Michael Crabtree se colocan dentro del top 8 en la mayoría de las estadísticas. Son el quinto mejor equipo en yardas por juego con 401.1 y en puntos por juego con 27.2; en el juego aéreo son el sexto mejor equipo con 273.3 yardas por juego y son el cuarto mejor equipo por tierra con 127.8 yardas por juego.

Fotografía por Ron Chenoy-USA TODAY Sports

Por su parte, la ofensiva de Texans no carbura con Brock Osweiler, DeAndre Hopkins y Will Fuller, y se encuentran en el fondo en la mayoría de rubros ofensivos. En ofensiva general son el tercer peor equipo en yardas por juego al promediar solamente 308.8 y el cuarto peor en puntos por juego con 17.9. Además, son el peor equipo por aire con 187.3 yardas por partido. El ataque terrestre ha sido lo que les ha dado oxígeno al equipo pues son los quintos mejores al promediar 121.4 yardas por juego.

En el lado defensivo, la cuestión es totalmente a la inversa. Texans es el equipo dominante a pesar de la baja de JJ Watt; mientras que los Raiders han sufrido bastante, aunque en las últimas semanas han mejorado significativamente.

Publicidad

El equipo de Oakland se coloca dentro de los peores cinco equipos en yardas permitidas por juego con 398 y en yardas por pase permitidas con 283.2. En los rubros de puntos permitidos por juego y yardas por tierra permitidas son el décimo segundo que más permiten.

La fortaleza de los Texans radica en su defensa, sobretodo contra el pase (cuidado, Derek Carr). En ese rubro son los terceros mejores al permitir solamente 196.8 yardas por juego. Sin embargo, han sufrido para detener la carrera (hola, Latavius Murray), pues son el séptimo equipo que más yardas por juego permiten con 120.7.

Fotografía por Cary Edmondson-USA TODAY Sports

En lo individual, las estrellas a seguir por parte de los Raiders son sin duda su quarterback Derek Carr quien ha lanzado 2,505 yardas, ha completado el 66.4 porciento de sus pases y ha anotado 17 touchdowns. También el corredor Latavius Murray quien ha anotado 8 touchdowns colocándose entre los seis mejores de la temporada en anotaciones. Del lado defensivo, destacar al apoyador, o linebacker, Malcom Smith, líder del equipo en tacleadas con 49 y al ala defensiva Khalil Mack, líder del equipo en capturas con un total de siete.

Fotografía por Troy Taormina-USA TODAY Sports

Del lado del equipo tejano, la estrella ofensiva es Lamar Miller quien cuenta con 720 yardas y 2 anotaciones. En el ataque aéreo, el de más renombre es sin duda DeAndre Hopkins, sin embargo, ha tenido una complicada temporada; quizá debamos fijar los ojos un poco más en el ala cerrada C.J. Fiedorowicz quien ha tenido muy buen desempeño durante las últimas semanas. Defensivamente, el apoyador Benardrick McKinney ha sido una máquina de tacleadas con 80 y se encuentra, de momento, entre los diez mejores en la liga. El líder en capturas de quarterback es el apoyador Whitney Mercilus con 4.5.

Así pues, la mesa está servida para que tengamos un gran duelo entre dos de los mejores equipos de la Conferencia Americana en la Ciudad de México. Han pasado once años desde que la NFL tocó tierras mexicanas, el alboroto agotó los boletos al Estadio Azteca en cuestión de minutos, y se esperan unos cien mil aficionados presenciando el partido. ¡A disfrutarlo y que los reflectores del mundo volteen nuevamente a México!