FYI.

This story is over 5 years old.

gigi

Recordando el debut de un joven Gianluigi Buffon con la selección italiana

Gianluigi Buffon debutó con la selección de Italia en 1997. Una Copa del Mundo y 160 partidos después, sigue siendo la primera opción en la portería de los Azzurri.
27.10.16
PA Images

Déjame contarte algunas cosas sobre futbol que sucedieron en el otoño de 1997. El Manchester City peleaba por no descender a la segunda división, batalla que de todos modos perdería, y terminaría cayendo a lo que ahora se conoce como la League 1. El Barcelona sólo tenía una Copa Europea en sus vitrinas, mientras que Lionel Messi, con 10 años, aún no viajaba a Cataluña. Sepp Blatter estaba a nueve meses de recibir las llaves de la presidencia de la FIFA.

Publicidad

Los años que transcurrieron hasta el día de hoy cambiaron todo esto (con la ayuda del dinero, Messi, y más dinero, respectivamente). Pero lo que ha quedado intacto es el estatus de Gianluigi Buffon como guardameta de clase mundial. En octubre de 1997, "Gig" debutó con la selección italiana. Una Copa del Mundo y 165 partidos después, sigue siendo el mismo.

Desde antes de que Cesare Maldini lo convocara a la selección italiana, Buffon se había consagrado como titular en su club. Producto del sistema juvenil del Parma, Buffon subió al primer equipo en la campaña 1995-96, debutando en contra del AC Milan que contaba con Roberto Baggio y George Weah. Indiferente ante la presencia del par de jugadores ganadores del Balón de Oro, Buffon mantuvo su portería en ceros.

Para la temporada 96-97, Buffon, de 18 años, se convirtió en la primera opción en la portería del Parama, y formó parte del equipo que terminó como finalista de la Serie A. Fue a principios de la siguiente temporada que "Gigi" recibió su primera convocatoria a la escuadra italiana. Durante el partido crucial clasificatorio para la Copa del Mundo ante Rusia, Buffon se quedó en la banca. El partido de ida se jugó en los campos rusos cubiertos de nieve y, después de media hora, el portero titular, Gianluca Pagliuca, tuvo que salir por una lesión. Dadas las condiciones, la importancia del partido y la inexperiencia de Buffon, "Gigi" tenía una tarea gigantesca que cumplir.

Publicidad

Pero Buffon jugó como veterano, realizó un gran número de atajadas cruciales y sólo concedió un desafortunado autogol de otro hombre que también hacía su debut a nivel selección, el defensor Fabio Cannavaro (irónicamente, estos dos futbolistas encabezarían la defensa impenetrable de Italia en la Copa Mundial del 2006).

El encuentro terminó 1-1; Italia ganaría el juego de vuelta y amarraría un lugar para Francia 98. Buffon viajaría al torneo como la segunda opción en la portería, a pesar de sólo contar con dos juegos con la mayor.

Gianluca Pagliuca, Angelo Peruzzi & Gianluigi Buffon, Italy 1998 — Classic Calcio (@ClassicCalcio)17 de marzo de 2014

Para darse una idea de la longevidad de Buffon, basta ver la lista de jugadores a la que se unió en el 98: veteranos del torneo del 94, como Costacurta, Maldini, y Baggio, se retiraron hace muchos años. El defensor Guiseppe Bergomi debutó con Italia en 1981 y ha estado alejado de las canchas por más de 15 años.

Desde su debut, Buffon ha disputado 165 partidos con Italia —más que cualquier futbolista italiano; Cannavaro es el segundo—. Juntos levantaron el trofeo del Mundial en Alemania 2006, competición donde la racha de Buffon de 453 minutos sin conceder gol fue vital para el éxito de los Azzuri; también ayudó a su equipo a llegar a la final de la Eurocopa en 2012, en la que fueron humillados 4-0 por España.

Sus logros a nivel de clubes no son menos impresionantes. Desde que cambió de aires del Parma a la Juventus en 2001 por 52 millones de euros —cifra récord para un portero—, Buffon ha ganado nueve títulos de la Serie A y varios premios individuales. El único trofeo que le hace falta es la Champions League, luego de perder las finales del 2003 y 2014 con la Juve. En medio de todo esto, Buffon tuvo que luchar contra la depresión y habló públicamente sobre el tema mientras seguía siendo el guardameta titular para su club y país.

Publicidad

Leer más: El Culto: Gianluigi Buffon

Y no muestra señales de querer detenerse. Hace poco declaró a la prenda: "Uno de mis objetivos es seguir jugando en 2018.

"Una vez que cumples 32 o 33 cada año cuenta como siete, igual que los perros. De niño, la pasión desbordada por el futbol es lo que motiva. Conforme creces, te das cuenta que los desafíos son lo que te estimulan. Por eso disfruto todos y cada uno de los partidos".

Si sigue activo y en forma para el 2018, Buffon podría jugar para Italia y establecer una marca con seis participaciones en Copas Mundiales (actualmente está empatado con Lothar Matthäus y Antonio Carbajal). Incluso si fuera desplazado como titular —lo que parece improbable—, "Gigi" sería parte del plantel de 23 jugadores por su experiencia.

Por supuesto, algún día tendrá que parar; el 2018 pinta como una fecha probable: cumplirá 40 años y su gran despedida sería la Copa del Mundo, el escenario de ensueño de todo futbolista para retirarse. Si Italia puede regresar a su nivel del 2006, hasta podría llevarse el trofeo a casa.

Buffon celebrando como si no hubiera mañana. PA Images

Cuando llegue el momento de partir, el futbol será un lugar extraño por un rato. Buffon ha portado el número 1 de Italia por tanto tiempo que nos es difícil imaginar a alguien más tomando su lugar.

Sin embargo, Buffon no es el único portero con un gran número de participaciones con Italia: Dino Zoff logró 112 partidos entre 1968 y 1983. Encontrar a alguien más que se compare con estos dos jugadores no será tarea fácil; algunos apuntan que el heredero es el guardameta del AC Milan, Gianluigi Donnarumma, a quien también le apodan "Gigi". Con tan sólo 17 años, Donnarumma se convirtió en el jugador más joven de los Azzuri en debutar con la mayor, y es el favorito para continuar el legado. Incluso el ex portero del Milan, Christian Abbiati, mencionó que el jovencito podría superar al viejo maestro.

Pero mientras las expectativas se cumplen, Donnarumma es aún muy joven para ser una certeza, y Buffon sigue inspirando una gran confianza a pesar de su edad. Después de todo, para llegar a ser una leyenda se deben vivir adversidades que no todos logran superar.

@jim_weeks