FYI.

This story is over 5 years old.

una leyenda viva del fútbol femenino

​Vero Boquete, la jugadora que cambió el fútbol femenino español

Verónica Boquete lideró a la selección española a su primera Mundial femenino de la historia. La jugadora gallega demuestra hasta qué punto la pasión es clave en el deporte.
23.6.15
Imagen vía Reuters

No es fácil llegar a dedicarse profesionalmente al fútbol —y menos cuando eres mujer. En un escenario como el del deporte femenino se encuentran multitud de límites y obstáculos.

Hace 28 años, sin embargo, nació una chica en Santiago de Compostela cuya pasión por el balón y espíritu de liderazgo iban a llevarla a lo más alto. Este es el relato de Verónica 'Vero' Boquete, una de las mejores mediapuntas del mundo y un pilar fundamental de la selección —y una jugadora destinada a cambiar la historia del fútbol femenino español.

Más fútbol: La historia de la seleccionadora de 26 años que logró llevar a Ecuador al Mundial

"[Cuando era pequeña] Me sentía frustrada porque era una niña en un mundo de niños. Desde que empecé todo eran trabas. Es molesto que por ser mujer no puedas llegar adonde tus compañeros varones sí pueden", lamentó la jugadora en una entrevista a EFE recogida por el diario As.

Vero, no obstante, ha logrado cumplir su sueño: ganarse la vida como futbolista. La actual capitana de la selección española empezó su trayectoria en 2001 en las categorías inferiores del Xuventú Aguiño de Riveira (La Coruña) de la Liga Nacional, y posteriormente pasó al Zaragoza, donde jugó tres temporadas.

Publicidad

Con solo dieciséis años, Boquete debutó a nivel internacional con la selección Sub-19, con la que consiguió la Eurocopa de 2004. Ese mismo año la joven jugadora participó en el Mundial de Tailandia y fue elegida por la FIFA como una de las 18 mejores del torneo. Cuando apenas tenía 17 años, el seleccionador Ignacio Quereda la llamó por primera vez a la absoluta.

La gallega debe mucho de su nivel actual al Reial Club Deportiu Espanyol femenino, donde se formó y creció como jugadora. En el club blanquiazul se hizo un nombre gracias a sus goleadas y sus grandes habilidades futbolísticas.

Su antiguo entrenador Oscar Ajá asegura a VICE Sports que ya en esa época se veía que iba a ser una estrella del fútbol: "Era muy ágil, tenia mucha velocidad. Realmente era la más rápida de todas sus compañeras y también tenía unas características mentales tremendas. Vero siempre iba un paso por delante de las demás".

Vero Boquete, Sonia Bermúdez y Alexia Putellas celebran el gol de Vicky Losada frente a Costa Rica, el primero de España en una Copa del Mundo femenina. Imagen vía USA Today.

Lara Rabal, compañera de equipo de Boquete en el Espanyol, explica a VICE Sports que lo que más llamaba la atención de Vero era "su carácter competitivo": "Era una persona que siempre quería más y más. Cada entrenamiento era como un partido para ella. Si juntamos su carácter competitivo con su calidad, es la combinación perfecta".

Durante los dos años que pasó en el Espanyol, Vero consiguió ganar dos Copas de la Reina y una Superliga. Estos triunfos, sin embargo, no fueron suficientes para la futbolista gallega: Boquete tenía entre ceja y ceja llegar a jugar en las mejores ligas del mundo, ganar la Champions alguna vez… y hasta soñaba con jugar un Mundial.

Publicidad

Por eso, en 2010 decidió abrir horizontes con el objetivo de convertirse en una de las mejores jugadoras del mundo. La gallega tenía claro que en España no lo conseguiría debido a la falta de infraestructura y recursos que sufre el fútbol femenino en el país, así que decidió irse para tener la posibilidad de seguir creciendo.

Su técnica y especialmente su dedicación le permitieron jugar en equipos de la máxima categoría en Estados Unidos: en verano del 2010 fichó por los Chicago Red Stars de la Women's Professional Soccer (WPS). Posteriormente fue cedida a los Buffalo Flash, con quienes logró alzar la Copa de la W-League. Donde realmente destacó, sin embargo, fue en los Philadelphia Independence: en el equipo de Pensilvania logró un subcampeonato y fue nombrada mejor jugadora del torneo.

Tras un paso por el Energy Voronezh de la liga rusa, en 2012 Boquete se marchó a Suecia para jugar en el Tyresö FF, donde compartió vestuario durante dos temporadas con una de las mejores jugadoras femeninas de todos los tiempos: la brasileña Marta Vieira da Silva, ganadora del premio a la mejor futbolista del mundo cinco veces consecutivas. Posteriormente, Boquete regresó a los EEUU para jugar con los Portland Thorns en la National Women's Soccer League.

Además de ser una jugadora estelar, la gallega se ha caracterizado por su lucha activa por el reconocimiento global del fútbol femenino. En 2013, la jugadora creó una petición mediante Change.org para reclamar al desarrollador de videojuegos EA Sports que incluyera mujeres en uno de sus títulos más conocidos, el FIFA.

Publicidad

A lo largo de su carrera, Vero ha vivido multitud de situaciones en las que ser mujer ha representado un hándicap a la hora de disfrutar de su deporte: "De pequeña entrenaba con mis compañeros, pero en los partidos me dejaban en el banquillo por ser niña", explica en el comunicado.

"En estos años he contemplado como muchas compañeras han visto sus sueños e ilusiones frenados al no tener oportunidad de jugar simplemente por ser chicas. Creo que es un problema de base, de educación, y que podemos hacer mucho para avanzar en igualdad por medio del deporte. Yo quiero contribuir con esta petición", destaca.

La petición de Boquete en Change.org logró reunir más de 45.000 firmas. El pasado 28 de mayo, EA Sports anunció que la próxima edición del FIFA incluiría doce selecciones nacionales femeninas.

En verano de 2014, el talento especial de Vero frente al gol la llevó al poderoso FFC Frankfurt alemán. Allí, la jugadora de Santiago logró uno de sus más antiguos sueños: levantar la Champions League femenina. Fue la primera futbolista española en conseguirlo.

Vero Boquete (a la izquierda del trofeo, con la bandera de España a la espalda) celebra el título de la Champions League conseguido con el Frankfurt alemán. Foto de Fabrizio Bensch, Reuters.

"[Este triunfo] lo significa todo. He estado tanto tiempo luchando para levantar este trofeo… después del año pasado, cuando terminé llorando [tras no conseguir la victoria con el Tyresö FF], aún lo ha hecho más especial", afirmó la propia Vero.

Tras su éxito europeo, el FC Bayern de Múnich será su próximo destino: la propia Boquete confirmó su fichaje por el actual campeón de la Bundesliga el pasado mes de mayo a través de la red social Twitter.

Publicidad

"Me complace anunciar que el FC Bayern Munich será mi próximo equipo. Estoy muy emocionada por este nuevo proyecto en un nuevo equipo que aún no está completo. Quiero compartir sueños y ambiciones con mis nuevas compañeras y cuadro técnico, y por supuesto continuar creciendo como jugadora. Creo que el Bayern es el lugar perfecto para poder hacerlo en este momento de mi carrera", anunció la jugadora.

Thomas Wörle, el técnico del Bayern, comenta a VICE Sports que Vero es "una gran jugadora": "Tiene mucha técnica y es muy creativa, además de tener una mentalidad excepcional. Me gusta su pasión por el fútbol, con ella podremos hacer que nuestro equipo sea más fuerte".

El mayor éxito que consiguió esta temporada, sin embargo, lo logró vestida con la camiseta de la selección española: Boquete lideró a 'la Roja' hasta el Mundial de Canadá —la primera participación de un combinado español en la mayor competición internacional del fútbol femenino.

Vero Boquete, con el '9' a la espalda, celebra su gol frente a Corea del Sur en el Mundial de Canadá. Imagen vía USA Today Sports.

Por este motivo las internacionales hicieron una campaña en las redes sociales con el hashtag #SoñarEnGrande (la RFEF incluso produjo un documental que se emitió en TVE) con motivo de la histórica clasificación de la selección femenina para el Mundial de Canadá. El objetivo era compartir su logro y motivar al público para que presenciara este hito en el deporte español.

El Mundial, desafortunadamente, no acabó como las jugadoras querían: el combinado español no fue capaz de superar la fase de grupos. La selección, de hecho, sumó un único tras empatar con Costa Rica y caer frente a Brasil y Corea del Sur. Por esta razón las 23 jugadoras mandaron una carta abierta al seleccionador, el veterano Ignacio Quereda, en la que exponían su desacuerdo con la gestión del técnico.

A pesar de su amargo despertar, el Mundial ha sido un sueño para Vero, una experiencia que la jugadora intentará repetir en Francia el 2019. La jugadora gallega no cejará en su empeño de demostrar que el fútbol femenino es igual de emocionante que el masculino —y afortunadamente, Boquete podrá contar con el apoyo de sus compañeras de selección.

"Queda mucho camino por recorrer y muchas puertas que abrir. Este es un gran momento para nuestro deporte, con muchos retos y sueños por delante. Es responsabilidad de todos marcar el camino a seguir", aseguran las jugadoras.