Sexo

“Se permiten chaquetas”: postpornografía en vivo en la CDMX

“No todos los cuerpo son perfectos. Las prácticas no son necesariamente el ‘mete-saca’, vaginal, anal y ya".
3.5.17

"Se permiten las chaquetas", anuncia la presentadora mientras se despliega una pantalla sobre el escenario para dar inicio a la proyección.

Dos mujeres desnudas juguetean en la cama. Minutos después, la trama de la proyección se revela: una chica trans lesbiana que tiene el poder mágico de coger con media ciudad entre dildos, tríos, y eyaculaciones que desbordan de vaginas y penes, BDSM y orgías. Mientras algunos meten la nariz en su celular, otros asistentes sueltan risas nerviosas, quizá para ocultar su excitación o incomodidad ante los gemidos sexuales que salen de este filme pornográfico en el que, por cierto, nunca se ve una penetración convencional.

Publicidad

En la Ciudad de México existe de todo y, cuando se trata de sexo, los grupos poco representados y no satisfechos con las propuestas que ofrece la urbe siempre están creando nuevos espacios seguros para que las personas puedan vivir su sexualidad de una manera abierta, diferente y subversiva. Uno de estos espacios es 'Proposiciones Indecentes', una serie espectáculos que ocurren los primeros jueves de cada mes, al menos hasta julio de 2017.

Diana J. Torres —o Diana 'Pornoterrorista', como muchos la conocen—, activista anarcofeminista y performancera radical, presenta sesiones postpornográficas en el Teatro-Bar El Vicio con una selección de cortometrajes y un performance para acompañarlos. Antes de comenzar, grupos y parejas se forman en la puerta del teatro-bar. Alrededor de 100 personas se acomodan en las sillas colocadas en filas frente al escenario y piden la bebida y alimentos de su elección.

La postpornografía, nos explica Diana, es una representación de la sexualidad que no aparece en el porno convencional. "No todos los cuerpo son perfectos. Las prácticas no son necesariamente el 'mete-saca', vaginal, anal y ya. El postporno busca otras representaciones desde un punto de vista más feminista, más amplio y más divertido".

Cuando la película finaliza, sube al escenario una chica trans desnuda que se mueve con la música entre una escenografía de objetos cristalinos, papel, basura y agua. El performance es la autoproyección de la sexualidad de un cuerpo trans que fluye por todo el teatro. Cuando termina, las luces se encienden para revelar las caras de las personas que vinieron a ver postpornografía en grupo.

Cada show tiene un tema central. La primera sesión fue sobre menstruación, ya que Diana piensa que es algo muy marginal dentro de la representación de la sexualidad. En esa ocasión, el performance corrió a cuenta de la antropóloga física y artista lesbofeminista Lola Perla.

Esta vez, la sesión se enfocó en el cuerpo trans, especialmente el de las mujeres trans, que lleva mucho tiempo siendo instrumentalizado y explotado por la pornografía comercial colocándolo en ese lugar donde habita lo monstruoso. Con este show, Diana pretende cambiar esa visión, con un filme de Courtney Trouble acompañado del performance de Sofía Moreno, una mujer trans que empezó como pintora y que por un acontecimiento aparentemente desafortunado, continuó explorando las posibilidades del arte y el cuerpo trans para llegar a su más reciente trabajo: PornAgain.

El proyecto inició hace siete años, cuando Sofía tenía un trabajo de oficina. Entonces, uno de sus conocidos, sin su permiso, circuló imágenes de desnudos que ella utilizaba para su obra. La acusaron de hacer pornografía y se vio obligada a renunciar. A partir de este momento utilizó las fotos y videos para hacer cortos de pornografía experimental. "Claro que a nadie le gustaron", nos contó: "ahora trabajo con la pornografía, lo grotesco, lo decadente, y todo lo que el cuerpo trans significa para mí".

Para Diana, el postporno es activismo político, una forma más de darle vida a la lucha feminista, desde una perspectiva muy lúdica, divertida y sexy. El video y el performance, según Diana, trastornan mucho la cabeza de la gente que lo ve: "Vivimos en una cultura hipervisual en la que la sexualidad está por todas partes, pero es una sexualidad, muy concreta. A mí se me hace súper importante visualizar que hay otras formas de entender el deseo". Así, 'Proposiciones Indecentes', es una muestra de activismo político para Diana, y una forma de hacer clic en la mente de las personas al ver diferentes representaciones del sexo que merecen toda nuestra atención y toda nuestra calentura.

La Bala Rodríguez y Lucrecia Masson, responsables del próximo performance de Proposiciones Indecentes (vía Pornoterrorismo).

Al final, pese a que una pareja se salió asqueada en medio del acto, Diana cree que el hecho de haber ido ya indica una curiosidad por el tema, y unas ganas de querer desembarazarse de los prejuicios sobre algo tan natural. Las siguiente sesión de 'Proposiciones Indecentes' es el jueves 4 de mayo, y tratará del cuerpo gordo, con el mismo concepto de video y artes escénicas. El performance correrá a cargo de La Bala Rodríguez y Lucrecia Masson. Aquí puedes ver el evento: Proposiciones Indecentes #6: Carnitas.