Llorar, estornudar, o convulsionar: algunos efectos secundarios de venirse​

El sexo viene en muchas formas, así que no te preocupes si tus orgasmos traen efectos poco convencionales.
12.5.17

Este artículo se publicó originalmente en Tonic.

El sexo es increíble. Puede mantenerte satisfecho por dos días completos y mejorar tu rendimiento en el trabajo. Pero hay veces que los orgasmos pueden venir con efectos secundarios no tan buenos, por ejemplo, hay gente que llora, gente a la que le duele o incluso gente ha convulsionado después de venirse.

El ginecólogo James Simon, un profesor clínico obstetra y ginecólogo en la George Washington University School of Medicine, junto con Anna Reinert de la University of Maryland Medical Center, armaron una lista del "fenómeno peri-orgásmico", o en otras palabras, las respuestas más anormales al orgasmo que han escuchado durante su carrera. Después de reunir los casos, los utilizaron para buscar las instancias de cada uno dentro de la literatura científicas, reportadas como casos aislados.

Publicidad

En este listado de efectos secundarios del orgasmo se encontraron: risa, llanto, estornudos, y debilidad general, a.k.a. cataplexia. A pesar de que no pudieron encontrar literatura médica que describiera el orgasmo a carcajadas, pudieron ubicar una columna de citas en la que una mujer se quejaba de que su novio, siempre que se venía, explotaba de la risa. Llorar o sentirse deprimido después del sexo cae bajo la categoría de la disforia postcoital. Sin embargo, otros hallazgos revelan que no hay una conexión directa entre el clímax y la disforia postcoital, ya que las personas pueden experimentar disforia aún cuando no llegan al orgasmo. Los autores señalan que no es un verdadero fenómeno post-orgasmo, pero querían mencionarlo de todas formas.

Respecto a los estornudos, los doctores piensan que podría ser producto de un estímulo sexual que activa múltiples partes del sistema nervioso parasimpático. Estornudar fue reportado en su mayoría por hombres. Algunos de ellos experimentan lo que se conoce como la enfermedad post-orgasmo, que los hace sentir cansados y con fiebre, como si fueran síntomas gripales que pueden durar hasta siete días

Algunos reportes también describen dolores en los pies, las orejas y la cara, así como dolores de cabeza que duran entre un par de minuto a tres horas. Investigando los dolores de pies, encontraron el caso de una mujer de 55 años que experimentaba sensaciones de orgasmo aleatorias en su pie izquierdo durante el periodo de la disforia post coital. También sucedía que cuando tenía orgasmos vaginales o de clítoris, su pie también los sentía. Sus doctores sospechaban que podía ser el resultado de fibras nerviosas dañadas que solamente se habían regenerado parcialmente. Los autores también se toparon con reacciones más extremas, como convulsiones. Estas convulsiones fueron catalogadas como un tipo de epilepsias de reflejo, estimuladas a través de los orgasmos. Algunas personas ya tenían un historial con episodios epilépticos mucho antes de experimentarlos como respuesta al sexo, mientras que otros los presentaron por primera ve en la forma de "orgasmolepsia."

El sexo viene en todas las formas, así que no es sorpresa que los orgasmos también varíen. Así que si tu o tu pareja dejan escapar par risas post-climax, no te lo tomes personal, es posible que sea una simple respuesta fisiológica. Excepto por ese tipo que le gritaba obscenidades a Charlotte en Sex and the City, los investigadores encontraron cero conexiones entre tener un orgasmo y decir groserías.

***

Sigue a THUMP Colombia en Facebook