10 cosas que amo de bailar en la Ciudad de México

FYI.

This story is over 5 years old.

10 cosas que amo de bailar en la Ciudad de México

Los diez momentos que hacen que la aventura nocturna valga la pena.

La Ciudad de México es un enorme monstruo de casi diez millones de habitantes. Entre ellos se encuentra una fauna nocturna que frecuenta salir en busca de un espacio para bailar y olvidarse de esta jungla de concreto. Entre ellos me encuentro yo, un ente adicto al beat y al baile. Una vez que experimentas la catársis que ocurre justo cuando te conviertes en uno con las vibraciones que vienen desde la bocina no podrás esperar hasta tu próxima dosis de danza frenética. El golpeteo invisible de la música es un lenguaje que tu cuerpo de alguna manera domina y las noches inevitablemente terminan en amaneceres ahogados en serotonina.

Publicidad

Lee más: 5 situaciones por las que pasa un DJ en la fiesta

Toda esta experiencia viene acompañada de momentos que van sumando a la noche y es momento de darles su merecidísimo crédito. A continuación, una lista con diez cosas que hacen que toda la aventura nocturna en el DF valga la pena:

PRECIO$

Si lo tuyo no es impresionar deslizando la tarjeta de crédito, existen lugares en el DF con precios que no te dejan el ojo cuadrado. Llegar al final de la quincena es un reto en tus veintes así que las fiestas de precios accesibles siempre terminan siendo las favoritas.

NO DRESS CODE

No hay nada más importante que la comodidad al momento del baile. Tacones de punta y vestidos a manera de embutidos definitivamente no son una opción. Los lugares que permiten el acceso sin discriminación alguna, además de que me hace sentir que ya dejé la prepa atrás, son los mejores cuando decides salir de tu cama directo a la pista a la mitad de la madrugada.

EL AFTER

Alimentar al monstruo de la fiesta parece una tarea interminable en la Ciudad de México. Existen guerreros de la noche que han hecho que los afters sean una tradición. La noche nunca es suficiente y el segundo capítulo de aventuras se empieza a escribir a las horas menos prudentes. Sin duda estos serán los mejores recuerdos cuando seamos viejos.

OFERTA MUSICAL

Intentar encapsular la experiencia nocturna en la Ciudad de México desde un solo punto de vista, sería algo absurdo. Este núcleo urbano cuenta con una oferta de chile, mole y pozole. Aunque muchos aún buscan traer nuevas escenas, es una realidad que si lo único que buscas es bailar, seguramente encontrarás un lugar abierto para sacudir el bote.

Publicidad

VENUES IMPROVISADOS

Las fiestas en bodegas y lugares acondicionados son lo mejor del mundo. Todas las pretensiones de un antro son inexistentes, el espacio está a merced de la producción DIY para ser vestido. Los experimentos de venues en nuevos espacios son siempre interesantísimos. Se puede sentir una extraña calma y familiaridad con un lugar que te exige tan poco mientras existes.

VOLUMEN

Sentir literalmente cómo te pega en el pecho el bajo o cómo te derrites con un sonido que no puedes comprender es una de las sensaciones que todo ser humano debe experimentar al menos una vez en la vida. El volumen alto da una sensación de poder extrasensorial que se apodera de tu cuerpo y no puede hacer nada más que dejar de hablar y bailar. Cuando termina la fiesta, sólo quieres abrazar la bocina.

LGBT

La comunidad LGBT siempre ha sido una clave fundamental en la historia de la música dance y en el DF no es la excepción. En mi experiencia, los mejores vecinos de baile siempre han sido parte de esta comunidad.

PLUR

Las mejores fiestas son donde hay de todo. La mezcla de actitudes, vestuarios, pasos de baile y demás son la mejor muestra de la comunidad que es la escena electrónica. El PLUR a todo lo que da.

GENTE QUE BAILA

Cuando quieres bailar, no hay nada peor que alguien cuidando su bebida antes que su reacción a la música que literalmente le está golpeteando los tímpanos. Como decía mi abuela, mucho ayuda el que no estorba así que los vecinos que también se entregan al frenesí de beat son siempre una bendición en la pista de baile.

Publicidad

MUNCHIES

Siempre es importante mantener el tanque lleno así que después de una noche de ejercicio involuntario, pasar a enfilarte unos tacos directo a la boca es probablemente la mejor idea que puedas tener en la Ciudad de México. Los carritos de hot-dogs son siempre una delicia y nunca puede faltar la escala en la tienda de autoservicio que está abierta las 24 hrs.

¡Te amo Ciudad de México!

A Val siempre se le hace tarde por estar bailando, síguela en–@Pandroide