FYI.

This story is over 5 years old.

El mejor fotógrafo del EDM

Él se llama Rutger Geerling, nació en Holanda y en un momento de su vida, se encontró en el lugar adecuado, rodeado de las personas adecuadas.
17.4.14

Las fotografías atrapan a los cinco sentidos. Yo soy de los que con solo ver una imagen, puedo comenzar a imaginarme la textura del lugar, el olor, la temperatura, verlo más allá de lo que estoy observando en ese momento, escuchar los sonidos que se van desencadenando. Todo el día estoy conectado a Internet viendo imágenes de las fiestas más locas que hay alrededor del mundo y siempre termino como, "debería estar ahí". Llegar de sólo abrir un link, a ese deseo, es porque alguien decidió capturar ese momento y no otro de los que tiene a su alrededor.

Publicidad

En 2002 más o menos, descubrí un fotógrafo que hasta la fecha ha sido mi favorito. Él se llama Rutger Geerling, nació en Holanda y en un momento de su vida, se encontró en el lugar adecuado, rodeado de las personas adecuadas. Su lente lo ha hecho famoso por tener un buen tacto hacia la figura del DJ, un artista que hoy suena por doquier pero que hace más de una década, pocos apreciaban como tal. Hoy todos creen que retraralos es cosa fácil, suena divertido estar en un concierto y decir, "sí, oh, yo soy fotógrafo chingón, tengo mi acreditación y paso a donde quiera", pero es una mentalidad muy pobre de un posser que sólo quiere subirse a la ola de popularidad, mientras hay quienes hacen el trabajo duro desde hace años.

El Internet es maravilloso y Rutger mismo lo reconoce, "es increíble cómo en estos momentos podemos estar platicando tú y yo a través de una computadora en dos partes del mundo. Yo soy un chico que ama la tecnología". Mientras le pregunté si se sentía atraído por las nuevas cámaras de fotografía que han salido al mercado que hacen que ya cualquiera puedan tomar fotos y se vean muy chingonas. Ante una nueva ola de fotógrafos que pareciera, le van a quitar el mandado, Rutger me mira con cara pensativa y me dice, "la competencia está dura, pero yo soy el que más está aprendiendo de ellos, porque son jóvenes y traen nuevas ideas".

Rutger me recibió la llamada vía Skype desde el estudio de su casa, donde sus hijos se asomaban para saludar al tío no identificado, porque pues sí, nada tengo que ver, pero siempre se agradece el gesto de los niños por querer saludar, "con quien papá está hablando". Al menos eso se entendía que les decía Rutger, pues ellos nos interrumpieron más de dos veces a media entrevista, para acercarse a la cámara y saludarme en holandés. Obvio no entendí nada pero sólo les sonreía y devolvía el saludo, pero ese tipo de distracciones, me enseñaron que es una persona que no deja que fácilmente se le pueda sacar de su centro. Aunque tenía al hijo trepado en el cuello, Rutger siguió contestando muy serio todo lo que le preguntaba porque se concentra muchísimo para explicarme en palabras, lo que sus ojos y lente están viendo.

Publicidad

THUMP- ¡Hola Rutger!, es un gusto volver a platicar contigo y seguro que hay varias peronas que no te ubican. ¿Nos podrías platicar un poco cómo comenzaste a ser fotógrafo?

Rutger- Todo comenzó en la Universidad. Yo estudiaba Administración Pública, pero siempre odié esa carrera. Cuando terminé de estudiar, decidí darme un año para probar si era bueno para eso y si no, seguir en la Administración. La verdad es que disfruté mucho ese año y fue cuando un amigo mío tenía un par de revistas, y una de ellas era de música. Así me fui metiendo y de pronto todo salió de control. Esto fue en 1995 donde nadie en Holanda era un fotógrafo profesional de música electrónica. La escena del hardcore era la que más organizaba eventos pero también me fui a las fiestas grandes. Un día ya estaba fotografiando para ID&T, Phillip Morris, y luego hubo más eventos grandes en Amsterdam, todo fue creciendo más rápido. ID&T me cobijó muy bien, de pronto Ultra en Miami me llamó y ahora estoy en todos lados. Si ven mi agenda, ya tengo lugares a donde ir hasta octubre y, aún están entrando eventos para noviembre y diciembre. ¡Es una locura! Estudié una carrera aunque no la uso para nada hoy en día.

¿Y eras de esos chicos que tenían que estudiar algo para complacer a tus padres?

Odié mi carrera. La terminé y ya. Me quise dar ese año libre para ver si era bueno para eso, la verdad no quería quedarme con la espinita. Al principio ganaba muy poquito dinero, pero no me importaba porque yo lo disfrutaba mucho. Es loco que ahora ya estoy donde estoy, pero a veces se trata también de algo suerte.

Publicidad

¿Tomabas algún tipo de taller en la Universidad?

No. Me hice yo solo mientras tomaba apuntes de cómo hacerlo y probarlo por mi mismo. Todo esto fue antes de la era digital, lo cual lo hacía más complicado pero interesante. Nadie usaba ojos de pescado, nadie estaba tomando fotos a oscuras, porque todos usaban el flash. Hacía lo que quería, y hoy lo sigo haciendo. Tuve un cliente que le gustaba que mis fotos transmitían calidez, todo era más natural, no la típica foto con movimiento y luces moviéndose. Nunca me encasillé en un solo estilo, también tomaba fotos bajo el agua, lo que ha hecho que mi punto de vista sea más amplio.

Me gusta que al fotografiar pueda contar una historia. Lo que intento es buscar los momentos que me ayuden a contarla. No sólo el DJ, sino que estoy buscando el momento adecuado. Puede que estés conmigo mientras esté trabajando y tú me estés platicando algo, pero seguro te dejo a la mitad de la oración por irme a fotografiar algo que vi en ese momento.

Ya que mencionas que te gusta contar historias, ¿cuál es para ti la historia de la música electrónica?

Es diferente dependiendo de dónde estés. En Estados Unidos es muy curioso porque sigue siendo un sentido de comunidad. En Holanda estamos sobre saturados de buenos eventos de música electrónica, la oferta es enorme. Me gusta mucho ver la gente que está disfrutando y haciendo comunidad alrededor de la música. Si eso lo puedo fotografiar, es lo mejor que me puede pasar. Estoy en tantos lugares que a veces me cuesta trabajo ver qué es lo nuevo pero cuando te diviertes con la gente, todo se vuelve más natural y fácil.

Publicidad

¿Te acuerdas cuál fue la primera fotografía por la que ID&T te contrató?

Lo curioso es que estuve en Sensation desde la primera vez que lo hicieron, en el año 2000. Les gustaron tanto las fotografías que publiqué en la revista de mi amigo, que se enamoraron de inmediato de ellas y me contrataron para ser su fotógrafo oficial. Así comenzó todo.

¿Cuál es tu favorito?

Ocean of White, sin duda alguna. Es el mejor que han hecho, aunque todos son muy técnicos y geniales, estoy enamorado de ese. Toda la atmósfera, decoración, todo está en el lugar adecuado. Ya ves que soy buzo, me queda como anillo al dedo. Es mi favorito. De hecho, si le preguntas al resto de los fotógrafos, te dirán que ese es el mejor para fotografiar porque el resto de los Sensation son muy oscuros pero en ese todo es luminoso y lleno de color.

¿Utilizas las técnicas de fotografiar animales marinos con fotografiar a los ravers?

No no, jaja. Sería bueno llevar mi cámara contra agua. Aunque de hecho voy a llevarla pronto para una fiesta en la playa para el Ultra Croacia. Se va a poner muy loco porque la vez pasada que fui, me la pasé increíble.

¿Sigues haciendo fotografías para National Geographic?

Sí, pero a lo mucho ya hago un solo trabajo al año. Estoy muy en contacto con ellos para hacer algo nuevo, no te puedo contar por ahora pero seguro les gustará mucho. Quiero que salga a nivel Internacional pero están algo asustados de hacerlo, es difícil no ventilarte un poco pero, una vez hicieron un especial de Hip Hop y no les fue muy bien. Les espanta mucho que otra edición dedicada a la música no funcione pero me encantaría que esto salga a nivel internacional, me volaría la cabeza. Ya veremos qué sucede.

Y como alguien que gusta de contar historias, ¿cómo fue para ti la historia del Ultra en Miami este 2014?

Fue increíble, es la tercera vez que voy pero me emocionó mucho. En cuestión de fotografía no fue tan fácil, porque era oscuro y lo hacía difícil. La atmósfera dentro y fuera del lugar fue muy buena. El escenario principal siempre es  la atracción principal pero ofrecen muchísimas cosas en el resto de los escenarios que hay muchas cosas por hacer. Hay tantos nuevos actos nuevos que ver enriquece mucho la escena y hacer un gran evento. Aunque para mí el escenario principal sea el centro de atención por las fotos tan grandes que puedes hacer, hay otras que puedes ver.

Publicidad

Estuve trabajando junto a Drew, Rukes, quien se concentra mucho en tomar buenas fotografías de los artistas, pero a mí me gusta mucho también tomarle foto a otras cosas que no sean sólo los artistas. El escenario de Carl Cox y ASOT fueron difíciles de fotografiar porque los páneles LED dificultaban mucho las tomas. Para mí fue algo que retó mucho pero amé la experiencia.

¿Cómo es ser tú durante un festival?

Hay muchísima presión. La gente está fijándose mucho en lo que estoy haciendo, así que tengo que cumplir con las expectativas. Hay muchos fotógrafos que están comenzando a ser igual de buenos y eso me estresa más pero eso me motiva más a superar lo que estoy haciendo. Me gusta estar sin descansar y dormir, porque hay tantas cosas que hacer, que no me puedo dar el lujo de bajar la cámara.

La camaradería entre los fotógrafos es buena, lo que ayuda mucho al trabajo. Es muy divertido, cada vez se pone muy diferente. ID&T me enseñó mucho a que todo tiene que ser la experiencia en completo, no sólo enfocarse en las fotografías, sino en todo. Ultra por el contrario, reconoce mucho a quiénes están detrás de la cámara. Lo cual es muy bueno, porque ha ayudado mucho a mi página de Facebook y Twitter. Con ID&T  eso no pasó mucho pero ahora que mi trabajo se ve a nivel mundial, la gente se sorprende de que yo haya sido el que tomó esas fotos. Me encanta contarle a la gente sobre mi trabajo, ayudarles a ser mejores fotógrafos, es muy divertido y a veces me tengo que pellizcar para saber que esto es real, pero es increíble.  El público comienza a reconocerme, me saludan, me siento muy orgulloso de haber trabajado tan duro para conseguir lo que estoy viviendo hoy por hoy.

Antes las redes sociales no eran tan importantes para todos, y ahora tú como uno de los fotógrafos más famosos desde siempre, ¿cómo te integras a todo esto?

No me cae bien la gente que le recorta las marcas de agua para no dar crédito al trabajo, pero vas descubriendo que hay más gente que está interesada en compartir tu trabajo que quienes no lo van a hacer. Hay mucha gente que está comenzando a apreciar más la fotografía que antes, y esto ha sido mucho por la era digital. Me llegan solicitudes de todos lados del mundo y esto me hace sentir muy bien, es increíble, y espero que nunca termine de sorprenderme. Todo es muy especial, la vida que vivo, lo que veo, intento disfrutar todo lo que estoy viendo y no quiero crecer jaja, todo es fantástico. Amo mi trabajo.

(En el Ultra Music Festival de Miami este 2014, llovió tan fuerte que los DJs del escenario principal tuvieron que ponerse de espalda al público. Aquí Above & Beyond, quienes continuaron su sesión entre los fierros.)

Los fotógrafos también son como artistas. Ya les danviajess en primera clase, vuelos privados, buenos hoteles. ¿Cómo la vives?

Publicidad

Bueno, eso de la primera clase aún está lejos de mí pero sí es muy increíble todo lo que he vivido.

Yo he visto que incluso te has ido de viaje en avión privado con Fedde Le Grand.

¡Sí! Eso fue una experiencia increíble, como te decía, me tengo que pellizcar para ver si no estoy soñando. Ahora en mayo trabajaré muy de cerca con Nicky Romero, que es uno de los DJs que más admiro por ahora. Así como Rukes trabaja muy de cerca con Zedd, yo he tenido esa relación con Armin anteriormente. Estoy emocionado por ver cómo funcionará esto.

¿Sí escuchas la música de los artistas que fotografías?

Sí, estoy más dentro del Trance que algo como Skrillex, jaja. De hecho, ahora que vi lo de Jack U en Ultra, me sentí viejo, eso no es tanto lo mío. Por ahora he tenido en loop la canción de,"Your Love".

¿Tuviste oportunidad de fotografiarlo?

¡No!, es uno de los muy pocos que no he podido fotografiar. Seguro que lo vi hace unos años pero no tuve oportunidad de fotografiarlo. Lo que hizo por la música es increíble.

¿Aún queda alguien a quien no hayas fotografiado?

He visto a todos los grandes DJs, casi a todos los he fotografiado, como al 95% de ellos. Tal vez no a todos pero sí a la mayoría. Hubo un periodo donde todo pasaba en el Reino Unido y yo sólo me la pasé en Holanda, pero sólo fue un rato, la mayoría lo tengo en foto.

¿Cómo sientes el trato a los fotógrafos por parte de los artistas que ahora son más divas?

Publicidad

Es algo más reciente. Este año en el Ultra, todo era más complicado porque querían que todo estuviera bien coordinado con los encargados de los visuales para los DJs. En Tomorrowland también es difícil trabajar porque el espacio es súper limitado pero tengo acceso ilimitado, lo que me ayuda mucho a mí porque puedo moverme mejor. Hace seis o siete años no me imaginé que uno tuviera que hacer tantas relaciones públicas para ayudarte en la carrera. Por ejemplo, ahora Nicky Romero usó una de mis fotos como portada para su Facebook y trae mi logo, lo que ha ayudado mucho a mi trabajo porque también me beneficia.

Ya todos son DJs, pero también ya todos son fotógrafos para DJs, ¿qué consejos le darías a quienes en verdad quieren lograr un nombre en la escena?

Lo más importante es que sepan que va a tomar mucho tiempo serlo. Todos creeran que serán un Rukes o alguien como yo en poco tiempo. Tardarán tiempo en demostrárselo a la gente. No todos los eventos son fáciles de fotografiar. Los grandes son algo fáciles pero los chicos no. Llevarse bien con los managers es bueno pero no tiene mucho caso centrarse en ellos sólo para estar en el escenario. Hay tanta gente que ya está fotografiando a los DJs que para qué hacer lo que todos hacen. Existen muchas cosas en las cuales fijarse que sólo el artista. Lleven su equipo, sean amables con los otros, respétense, no sólo es tu foto, también es cómo llevarse con los demás. Dense un tiempo en crecer.

Publicidad

¿Piensas fotografiar música electrónica toda tu vida?

Esa es muy buena pregunta. Es muy cansado y desgasta, pero obvio me encanta hacerlo. Me gusta renovarme a mi mismo y encontrar nuevas cosas. He hecho tantos eventos y cosas, que a veces me cuesta tiempo renovarme. Hay partes de mi trabajo que se vuelven algo repetitivas; el momento en que deje de gustarme esto, lo dejaré. Ya tengo 43 años, pero aún me queda rato para estar por aquí.

¿Y quién es tu fotógrafo favorito por ahora?

Hmmm. Me gusta mucho lo que hace Kevin Verkruijssen (Kevin EDM). Creo que es uno de los fotógrafos que más subestimados están por ahora. Él es mi brazo derecho en varios festivales, por ahora en el Ultra, hizo un trabajo increíble. Me gusta mucho lo que hace Rukes, siempre consigue esa foto que te vuela la cabeza. Se toma mucho tiempo tratando de conseguir esa foto, pero lo consigue. Igual y toma cien fotos y no son tan buenas pero siempre consigue LA foto. Es alguien muy bueno. Hay muchos muy buenos por ahora, me da gusto verlo. Todos nos halagamos el trabajo de los otros, no somos tan competitivos, por lo cual hace muy única la atmósfera de trabajo. No estamos acuchillándonos por detrás. Hay muy buen material afuera.

Pueden seguirle la pista en su majestuoso Facebook y Twitter.

En la oficina creemos que Trino tiene EDM en las venas - @trinodj