FYI.

This story is over 5 years old.

¿LANDR llegó para remplazar a los ingenieros musicales?

Llegamos al fondo de lo que podría ser el mayor paso en la historia de la grabación.
26.1.15
Este artículo apareció originalmente en NOISEY.

LANDR podría ser el más grande paso hacia la tecnología de grabación DIY desde el desarrollo de las grabadoras multitrack. Durante décadas, los artistas han podido grabar, sonorizar, mezclar y reproducir música desde sus sótanos, pero la masterización había permanecido como una labor para ingenieros de audio capacitados trabajando en estudios muy caros. Esto porque la masterización, aunque es simple en teorías, es un proceso muy complicado que requiere de un oído impecable. Esto es lo que hace la diferencia entre una buena grabación amateur y un audio de nivel profesional que esté listo para complacer a los oídos de todo el mundo.

Publicidad

Los fundadores de LANDR, quienes también nos dieron MixGenius, afirman que su software automatiza este proceso con un algoritmo que emula al oído humano y se adapta a los gustos y preferencias del usuario. Se desarrolló luego de una investigación realizada en la Universidad Queen Mary de Londres con el objetivo de desmitificar y entender la masterización en un nivel tangible, y científico. Los resultados son ultrasecretos, pero cualquiera puede hacer uso del producto terminado al arrastrar un archivo de sonido en la página de LANDR. Esperar unos minutos, y recibir una versión masterizada de tu grabación casera.

Muchos de los artistas se han dado cuenta, en particular Max Henry de SUUNS, quien ha incorporado a LANDR en su propio trabajo. "Siempre hago pequeños tracks ya sea para mí o bajo contratación", dijo. "Así que cuando el sitio fue lanzado, lancé unos cuantos para ver los resultados. Es una hazaña impresionante, da un poco de miedo lo instantáneo que fue todo. Pero no fue hasta que comencé a recibir cometarios inusualmente positivos por parte de mis clientes sobre los tracks masterizados por LANDR que se las compré por completo". La naturaleza del bajo presupuesto y DIY de su trabajo a menudo significa que puede masterizar con LANDR o no masterizar en absoluto. " Es difícil decirle que no".

Pero LANDR no intenta reemplazar a los ingenieros de masterización humanos. En su página oficial, ellos afirman que "el sonido pulido y balanceado logrado a través de los sutiles ajustes de un ingeniero de masterización cualificado, no es algo que en ningún momento deseemos menoscabar", agregando que los archivos de LANDR funcionan como una útil herramienta de referencia para los ingenieros. No vas a escuchar a LANDR en el siguiente álbum de SUUNS. "Siendo honesto, creo que ni siquiera ese sea el punto", Max dijo cuando se le preguntó. "Ryan Morey le ha dado mucha vida a ambos de nuestros álbumes, y no imaginaría un álbum de SUUNS de ninguna otra manera".

¿Qué es este misterioso producto, y para qué deberían utilizarlo los músicos? Para llegar hasta el fondo, hablamos con Justin Evans de MixGenius, y Thomas Sontag, de MixGenius y Turbo Recordings, acerca de cómo desarrollaron LANDR y lo utilizan en el estudio.

Noisey: ¿Quién desarrolló Landr, y cómo?

Publicidad

Justin: Las raíces de LANDR surgen en un cuerpo de investigación desarrollado durante más de 8 años por un grupo de investigación formado por egresados de la Universidad Queen Mary del Centro para la Música Digital de Londres (C4DM) (web: http://c4dm.eecs.qmul.ac.uk) quienes investigaron el procesamiento de audio inteligente. Luego hace dos años, una nueva incubadora de tecnología de Montreal llamada TandemLaunch obtuvo los derechos exclusivos de esa investigación, y nos dieron los fondos y la infraestructura para co-fondear la compañía, conmigo y uno de los estudiantes de ese programa. Desde ese momento, tuvimos un CEO brillantes que ha reunido suficientes fondos, y ha guiado la estrategia, para darnos la posibilidad de transformar esta súper innovadora investigación en una realidad comercial.

¿Qué hace a la masterización algo tan complicado en comparación con otras partes del proceso de grabación?
Justin: La masterización requiere algunas cosas muy difíciles - un bueno oído para escuchar y analizar las cosas que requieren ser arregladas, un increíble entorno para escuchar, monitores muy caros, y una habitación acústicamente balanceada, que muy poca gente tiene. ¿Por qué? Porque la forma y la acústica de tu habitación modifican lo que escuchas, lo cual puede llevar fácilmente a problemas muy grandes en tu masterización. Además de todo necesitas serios conocimientos de ingeniería. El equipo utilizado en la masterización es algo complicado de dominar. Las cosas como la ecualización o compresores multibanda pueden hacer mucho daño cuando no se utilizan correctamente. Hay muchas variables y ciencia exacta con la que hay que lidiar.

Publicidad

¿No depende en gran medida en tener un buen oído? ¿Cómo puedes hacer que un software tenga un "buen oído"?
Justin: La cuestión sería, ¿qué hace un "buen oído"? Mucho de lo que hace el oído es identificar y resolver los problemas de frecuencia o espectrales, o entender cual es el proceso adecuado para los tipos de canciones en los que se está trabajando. Afortunadamente para nuestro proyecto, ese es el tipo de problemas que el aprendizaje computacional, la psicoacústica y el procesamiento digital de señales pueden resolver. Piensen en Shazam. Antes se necesitaba de alguien que trabajara en una tienda de discos y que tuviera un conocimiento musical enciclopédico para que te dijera cuál era la canción o qué estaba tocando el DJ. ¡Ahora sólo tienes que levantar tu teléfono!

El software es "adaptable", pero ¿qué significa esto? ¿Se adapta a ciertas preferencias de usuario en específico? ¿O a proyectos específicos?

Justin: Nuestro sistema básicamente obtiene datos de cada uno de los tracks que han sido subidos, los analiza y aprende de ellos. Decir más sería como revelar nuestros secretos comerciales más poderosos.

¿Esta es una solución para los artistas DIY que no pueden pagarle a un ingeniero de masterización de primer nivel? ¿O también puede beneficiar a artistas con recursos ilimitados a su disposición?

Justin: creo que es una solución para ambos. Estamos constantemente sorprendidos por las personas que utilizan el servicio: sellos discográficos grandes, gente de A&R, DJs que tocan sus sets en vivo, artistas grandes que quieren un preview instantáneo de cómo sonarán sus canciones cuando estén terminadas, fabricantes de audiolibros, creadores de video, podcasters, gente que masteriza sampleos para tocar en vivo. Tiene muchos usos, y de muchas formas que no anticipamos cuando lo estábamos creando.

Publicidad

Por el lado de las grabaciones, ¿cómo has incorporado (Thomas) a LANDR en tu estudio de trabajo?

Thomas: Lo utilizamos constantemente. A veces toma el lugar de la masterización profesional de estudio, pero a menudo, reemplaza el proyecto de 'automasterización'. En ambos casos, nos ahorra tiempo y dinero - dos recursos consistentemente escasos en un sello discográfico independiente. Lo utilizamos para masterizar grabaciones en vivo de DJ sets, para levantar y retocar rips de viniles para tocarlos en el club, para darle una pulida rápida a los demos y nuevos tracks que queremos probar y compartir. De forma más impresionante, y luego de una cuidadosa deliberación, también lo utilizamos en una publicación comercial por primera vez. Hemos realizado extensivas pruebas contra trabajo realizado por los mejores estudios de masterización en la industria y LANDR se ha distinguido, en algunos casos superando al trabajo realizado por ingenieros muy respetados. Es sorprendente lo bueno que es, y se está poniendo mejor.

La masterización es algo muy difícil y un paso vago en el proceso de grabación ¿ cómo resuelve todo eso LANDR?

Thomas: Incluso en la era de la producción musical DIY, donde un chico con una laptop puede reproducir fácilmente lo que solía requerir estudios que costaban millones de dólares, la masterización, de forma excepcional, sigue realizándose de forma externa. Existen grandes herramientas para la automasterización pero los amateurs se arriesgan mucho. Sin una habitación para sonorización en perfectas condiciones y un oído entrenado es fácil que la gente joda la mezcla. Para los músicos sin sellos discográficos, rentar un estudio de masterización profesional implica una inversión fuerte además de un proceso confuso (no todos los ingenieros son los indicados para cada tipo de música). Para los sellos discográficos pequeños, los costos agregados se comen los pequeños márgenes. LANDR ha creado un proceso a prueba de tontos y ayuda a nivelar el terreno de juego para los artistas y sellos aspirantes, facilitando de forma gratuita la previsualización de lo que el master puede hacer por su música.

¿Qué beneficios tiene para ti sobre un ingeniero humano de masterización?
Thomas: Primeramente, nunca se cansa. En segunda, reduce los costos de forma drástica. El resultado es que LANDR hace posible la masterización de grabaciones largas en vivo, DJ sets, y material sin terminar que los productores podrían querer enviar tal como demos o que quisieran probar en un club antes de comprometerse con una versión final. La idea es que este proceso que alguna vez fuera elusivo y misterioso ahora puede ser una herramienta inmediatamente accesible en tu flujo de trabajo, que es emocionalmente gratificante y enormemente práctica.

Existe definitivamente un sentimiento, de tener una perspectiva "interna" de esta compañía, al ver la pasión e inteligencia del equipo de desarrolladores e ingenieros involucrados y la sofisticación del motor de aprendizaje detrás de LANDR, y que MixGenius refinará el servicio para convertirlo en algo realmente revolucionario. Si creemos en la promesa de Al, entonces parece lógico que tecnologías como LANDR podrían ser el camino hacia adelante no únicamente por conveniencia y precio, sino eventualmente por calidad. Los resortes magnéticos, tubos de vacío, y cintas magnéticas suenan increíble, ¿pero estas anticuadas tecnologías son el camino hacia delante? ¿Escarbar en el pasado es el camino hacia un mañana más brillante?

Greg Bouchard es un escritor que vive en Toronto. Él está en Twitter.