FYI.

This story is over 5 years old.

La Policia le podría cortar la luz a los que hagan mucha bulla

¿En el nuevo Código de Policía sepultará los remates?

Este artículo se publicó originalmente en Noisey.

Sigue a THUMP Colombia en su nuevo perfil de Facebook


La aprobación del nuevo Código de Policía por parte de la Cámara de Representantes ha generado discusiones y polémicas alrededor de varios de los 144 artículos que lo componen. Solo falta que el Presidente diga OK y listo, la Policía tendrá nuevas facultades y varios "súper poderes" que muchas personas consideran que amenazan la libertad de la ciudadanía.

Publicidad

Algunos de los puntos que más indignación y debates han causado son que la Policía pueda entrar a domicilios y centros educativos sin una orden, el "traslado por protección" cuando una persona este ebria en la calle, la prohibición de consumo de bebidas alcohólicas en espacio público, la prohibición de los vendedores ambulantes, la posibilidad de toques de queda para menores, la exigencia de seguridad privada en conciertos, el no poder hacer actos circenses en la calle y las altas multas correctivas para acciones como mear en la calle, no recoger la caca del perro o hacer grafitis.

Lee también: ¿Qué hacer cuando la tomba te coge con drogas en la calle?

Está como complicada la cosa ¿no?

Pero tal vez uno de los puntos más ridículos, abusivos y que sin duda más afecta a la rumba de la desinhibida juventud de este país es el hecho que la Policía pueda cortar el suministro de luz de un lugar por ser muy bullicioso y además imponer una multa de 184.000 pesos. Lo cuál es un peligro para cualquier, fiesta, remate o concierto e incluso para las bandas de garaje, ya que cualquier vecino llorón puede mandarte a la Policía y dejarte a oscuras, tocando guitarra bajo la luz de las velas.

Una de las justificaciones para cortar la fiesta de forma tan brusca es el evitar riñas y discusiones entre vecinos que pueden acabar en unos cuantos insultos o como en el infame caso de Manotas Char, en un asesinato.

Publicidad

El problema es que no es claro bajo qué condiciones la Policía puede cortar la luz. ¿Acaso habrá un mínimo de decibeles o un horario? Tampoco queda muy claro si la fuerza pública podrá primero entrar a una casa, requisar a todo el mundo, detener a los borrachos, trasladarlos por su protección y de ahí cortar la luz. O ¿cuántos vecinos iracundos se necesitan para que se justifique un corte de luz?

Pero la pregunta más importante es: ¿Acaso la Policía no tiene mejores cosas que hacer que ir de remate en remate bajándole el taco a la gente? A la larga que es más importante ¿detener el crimen o la rumba? ¿garantizar la seguridad o el silencio?

Lee también: La belleza del remate.

Una vez que el Presidente le diga sí al código, todas estas dudas se resolverán a punta de prueba y error. El problema es que esa prueba y error afectará varios bolsillos y hará que más de uno pase una noche de diversión en una UPJ.

Así que ya saben a aislar esas paredes con cartón de huevo.

***

Si eres de los que remata cada fin de semana, tal vez sea hora de considerar adquirir este nuevo sistema de sonido.