La policía dice que la ley antidrogas británica aumentará el tráfico online

Seis meses despues de la Ley de sustancias psicoactivas, las drogas como el "spice" continúan a la venta en los mercados de la dark web.

|
14 Septiembre 2016, 3:37pm

En mayo de este año, una nueva ley antidroga entró en vigor en el Reino Unido. La ley en cuestión prohibió todas las nuevas sustancias psicoactivas (NPS por sus siglas en inglés). En lugar de prohibir nuevas drogas, como los cannabinoides sintéticos tan pronto como llegan al mercado, la ley ha preferido perseguir a las sustancias cuyo consumo tenga efectos en el cerebro (excepto por un listado de sustancias ya aprobadas, como la nicotina o el alcohol).

Claro que prohibir una droga no significa que su demanda disminuya. En su último informe sobre el Crimen organizado y delitos graves, la Agencia Nacional Británica contra la Delincuencia (o NCA) ha asegurado que lo más 'probable' es que la venta de estas sustancias se traslade al mercado negro online.

"El cambio en la legislación sobre las NPS de mayo de 2016, en que se prohibía oficialmente las drogas 'de subidas legales' es probable que provoque un aumento de la oferta de tales sustancias en la dark web" señaló el informe publicado la semana pasada. Según los informes de metodología, el término 'probable' empleado en su informe apunta que las "las posibilidades de que así sea estén entre el 75 y el 85 por ciento".

La NCA está en lo cierto. Las sustancias a las que se promociona como "spice", un término general referido a los cannabinoides sintéticos, se pueden comprar a día de hoy en la dark web a través de un variados espectro de vendedores.

Una captura de pantalla de como se promociona el "spice" en la dark web.

En la página Dream Market, por ejemplo, un vendedor británico que se hace llamar SaintSymbiosis anunció que vende los 7 gramos de Spice for 0,1094 bitcoins (unos 66 dólares).

"En el Reino Unido hasta hace muy poco esta era una droga legal. Es extremadamente fuerte y a no ser que seas un consumidor con experiencia en esta clase de producto, te recomendamos que no lo consumas. Es posible que sea demasiado potente para ti y que no la vayas a disfrutar. Es la clase de sustancia que no deberías tomar si nunca lo has hecho" dice la descripción del producto.

Tal y como Motherboard descubrió en octubre del año pasado, existe una infinito listado de sustancias que fueron legales en su día y que ahora están prohibidas, que se pueden conseguir sin problema en la dark web. Tal es el caso de la sustancia bautizada como Benzo Fury, cuyos efectos son comparables a los del éxtasis y que fue prohibida por primera vez en 2013. Y sucede lo mismo con el psicoestimulante etilfenidato que los legisladores prohibieron en abril de 2015. O de la llamada lisdexanfetamina, un estimulante que fue prohibido en noviembre de 2014.

Antes de la prohibición era muy fácil conseguir tales sustancias en tiendas digitales esparcidas por internet. De hecho, existen algunas páginas donde todavía se pueden conseguir a pesar que sus compradores y vendedores podrían exponerse a ser acusados legalmente en caso de ser descubiertos (la prohibición no contempla la posesión, pero sí su suministro, su importación y su exportación).

Obviamente, la venta de las nuevas sustancias psicoactivas no solo se trasladará a la dark web sino que continuará proliferando en el mercado analógico. La semana pasada, la BBC denunció que varias NPS (y en particular varios cannabinoides sintéticos) estaban siendo vendidos en la calle.

"Todavía se trata de algo endémico, supongo. Obviamente no lo puedes comprar en las tiendas pero todavía hay mucha gente que los vende aquí" contó un consumidor ante las cámaras de la BBC.

Un portavoz de la NCA le dijo a Motherboard via email: "No creo que tengamos que añadir nada sobre este tema, más allá de lo que se contempla en el Plan Estratégico Nacional".

Un vocero del gobierno británico dijo a Motherboard que "estas peligrosas droga han costado muchas vidas. La Ley de sustancias Psicoactivas está enviando un mensaje claro: el gobierno llevará a cabo cualquier acción necesaria para mantener seguras a nuestras familias y comunidades. Estas drogas no son legales, no son seguras y no permitiremos que se vendan en este país".

"Legislar es parte de nuestro acercamiento a las drogas, lo que también incluye prevenir el uso de drogas en nuestras comunidades y ayudar a que los individuos se recuperen, a la vez que aseguramos que nuestras leyes contra las drogas se cumplan" dijo el vocero.