Los Thunder deberían deshacerse de Russell Westbrook... aunque les duela
Photo by Cary Edmondson-USA TODAY Sports
nba

Los Thunder deberían deshacerse de Russell Westbrook... aunque les duela

La decisión de Kevin Durant de marchar a los Warriors deja a los Thunder con un problema todavía mayor: ¿qué hacer con Russell Westbrook y sus novias?
5.7.16

Sigue a VICE Sports en Facebook para descubrir qué hay más allá del juego:

La decisión de Kevin Durant de abandonar los Oklahoma City Thunder y marcharse a los Golden State Warriors ha revolucionado el mercado de la NBA y ha desatado una vorágine de movimientos… y centenares de posibles escenarios futuros.

Entre toda la polvareda — incluida la llegada de Pau Gasol a los San Antonio Spurs y el nuevo desembarco de Sergio Rodríguez a la liga norteamericana—, todavía queda una duda muy importante que resolver por parte de la franquicia de Oklahoma: ¿deberían deshacerse de Russell Westbrook y reformar su proyecto por completo?

Publicidad

Sí, es un planteamiento doloroso.

Más baloncesto: Hablamos con el hombre que entrena la mente de las promesas de la NBA

Russ es un tipo que, lo mires como lo mires —ya sea nivel estadístico o estético—, se encuentra entre los diez mejores jugadores de la liga. Westbrook es un torbellino de portento físico, un huracán humano imposible de parar con la pizarra. Vale que su toma de decisiones no es perfecta, y es probable que nunca vaya a serlo… pero en su caso tampoco importa demasiado.

Cuando la decisión de tu mejor colega, que va y firma por los Warriors, te deja algo confundido. Foto por Cary Edmondson, USA TODAY Sports

Cualquier equipo con un Westbrook sano en la plantilla tendrá 45 victorias aseguradas, tal y como demostró él solito cuando Kevin Durant estuvo lesionado durante gran parte de 2015. El '0' de los Thunder, de hecho, ha estado muy cerca de registrar un triple-doble —23,5 puntos, 10,4 asistencias y 7,8 rebotes— por partido esta temporada.

Es probable que estos números mejoren sin Durant, y el índice de uso de Westbrook volverá a alcanzar los 38,4 puntos por partido como en la temporada 2014-15. Si se queda en los Thunder, debería ser considerado desde ya el principal candidato a MVP de la temporada.

De todos modos, las dudas a día de hoy no tienen que ver con el uso, la producción o el talento de Westbrook: más bien, la cuestión es saber si Oklahoma le tendrá la próxima temporada en el quinteto. A Westbrook le queda un año y 17,8 millones de dólares de contrato, pero, como en el caso de Durant, hay muchos factores que influirán en su decisión de irse o quedarse en el equipo.

Publicidad

Por una parte, Westbrook tiene ahora las llaves del coche de los Thunder: sobre la cancha tendría la libertad de imprimir su sello característico y hacer lo que le viniera en gana, lo cual definitivamente es algo que le importa. Al mismo tiempo, sin embargo, Westbrook tiene intereses fuera de los pabellones… y está claro que se beneficiaría económicamente de jugar en un mercado más grande.

Intentar predecir este tipo de decisiones, como se ha visto en los últimos días de agencia libre, es misión imposible. Podemos, a pesar de todo, plantear los distintos escenarios que tendrá Russell estos días.

Los Thunder tiene tres cartuchos en la recámara: el primero es ofrecerle a Westbrook una extensión de contrato y esperar que acepte. Esto implicaría renegociar su contrato actual según el actual convenio, lo que le reportaría al jugador unos 26 millones de dólares la próxima temporada. En total, los cuatro años saldrían a 118 millones de dólares, entre la temporada 2016-17 y la 2019-20.

Una oferta como esta le daría a Westbrook mucha seguridad en el caso de una lesión y un posible lockout de la liga que podría cambiar el panorama financiero de los jugadores —en diciembre, tanto los dueños como los jugadores tienen la opción de rescindir el acuerdo colectivo de 10 años que se firmó en noviembre de 2011—.

De rechazar la oferta, los Thunder tendrían dos opciones más: podrían optar por esperar sin renovarle, tirar de talento e intentar competir con los mejores… y ver si Westbrook vuelve a firmar con ellos una vez finalizada la temporada. Esta opción, a pesar del buen nivel de los jóvenes del equipo, es la más arriesgada para la franquicia… aunque con un buen par de fichajes podría funcionar.

Publicidad

Tal vez los Cleveland Cavaliers estarían dispuestos a escuchar ofertas por Kevin Love, por ejemplo, que ya fue compañero de Westbrook en UCLA. Los Phoenix Suns podrían escuchar ofertas por Eric Bledsoe; él y Russ podrían formar la pareja exterior más atlética de la NBA. Al mismo tiempo, según parece, los Chicago Bulls están debatiendo traspasar a Jimmy Butler.

Vamos, que existen varias posibilidades muy reales allí fuera, pero si los Thunder no consiguen reclutar a un par de buenos jugadores, Oklahoma lo tendría complicado para alcanzar los play-offs.

¿Podría Hollywood ser el próximo destino de Russ? En el tema del vestuario ya llegaría plenamente integrado. Foto por Mark D. Smith, USA TODAY Sports

Esto nos deja una tercera opción: ¿Y si los Thunder traspasan a Westbrook? Obviamente es un escenario devastador para la afición, el final definitivo de la era Durant–Westbrook en apenas un par de semanas de verano… aunque quedarse sin Westbrook el año que viene podría ser aún peor.

Perder a ambos jugadores sin recibir nada a cambio es el tipo de errores que pueden dejar a un equipo en la cuneta durante más de una década. Si Westbrook decide jugar una temporada sin haber firmado la extensión de contrato, los Thunder deberían considerar seriamente deshacerse de él; la cola de equipos es larga y Sam Presti podría sacar tajada.

¿Adónde podría ir Westbrook? Hay varias opciones: echémosles un vistazo.

Los Angeles Lakers

Los Lakers sería un destino natural para Westbrook. Estudió en Lawndale, a media hora del Staples Center en coche. Además de conocer la zona, el gran mercado que ofrece la ciudad y la palpitante escena de la moda angelina contentarían sobradamente al jugador.

Aunque los Lakers preferirían esperar hasta el próximo año para engatusarle en la agencia libre, no les sería muy molesto adquirirle ahora a un precio algo superior. Los Lakers no pueden ofrecer una primera selección del draft hasta el 2021, así que es probable que tengan que dar a cambio al novato Brandon Ingram.

Publicidad

De todos modos, hay pocas piezas interesantes en el armario de los Lakers para poder conseguir un acuerdo. Hay otro problemilla, y es que la familia Buss se autoimpuso una fecha límite para ser competitivos entre la temporada 2017 y la 2018.

Aún así, si el equipo californiano está dispuesto a entregar un paquete de jugadores dignos y Westbrook opta por renegociar y extender su contrato con ellos, ese sería el mejor trato para todos.

New York Knicks o Brooklyn Nets

Aunque estos dos equipos ofrecen mercados atractivos, ninguno cuenta con los jugadores suficientes para cerrar un acuerdo. Los Nets ya no cuentan con selecciones de draft en los próximos dos años dado que las intercambiaron con los Celtics; los Knicks, por su parte, no tienen jugadores con menos de 26 años con la excepción de Kristaps Porzingis y Willy Hernangómez.

Ambos conjuntos tendrán que esperar al mercado de agentes libres para plantear sus ofertas por Westbrook.

¿Podrían Westbrook y Thomas intercambiar camisetas? Foto por David Butler II, USA TODAY Sports

Boston Celtics

Gracias al gran número de jóvenes jugadores que hay en sus filas, los Celtics deben ser considerados como los favoritos para cerrar un acuerdo. Con Al Horford, el equipo podría comenzar a acumular estrellas rápidamente si las cosas salen bien.

Los Celtics podrían ofrecer fácilmente un acuerdo a los Thunder en el cual podrían ofrecer a Isaiah Thomas, Jae Crowder o Jaylen Brown, un par de jóvenes jugadores (James Young, Terry Rozier, Jordan Mickey, R.J. Hunter) o a sus infinitas elecciones del draft para la próxima temporada — incluso alguno de los jugadores de primera ronda de los Nets— si pueden convencer a Westbrook de renegociar o extender su contrato. Aunque eso no sucediera, tienen suficiente talento para convencer a los Thunder.

Philadelphia 76ers

El problema es que la mayoría de las joyas de los 76ers son jugadores de ataque, y los Thunder ya tiene el dinero reservado para Enes Kanter, Steven Adams y Domantas Sabonis. No creo que sea la opción más viable para Westbrook, a pesar de que a los Sixers no les iría mal tener a un base de primer nivel —y no es por meterse con el 'Chacho', pero ni punto de comparación con Russell claro. Quizás si Ben Simmons entra en la negociación… pero suena a cuento chino.

Denver Nuggets

Los Nuggets han estado cazando estrellas sin hacer demasiado ruido en los últimos años. La última gran noticia les relacionó con un traspaso por Blake Griffin la pasada temporada. Wilson Chandler, Kenneth Faried y Danilo Gallinari son jugadores que podrían servir de complementos ideales para reformar un equipo desde cero, y ese sería el interés de los Thunder si se deshacen de Russ. Además, los Nuggets podrían ofrecer a Emmanuel Mudiay para substituirle en la posición de base; también cuentan con jóvenes como Nikola Jokic, Jamal Murray, Jusuf Nurkic, Juancho Hernangómez, Gary Harris y Malik Beasley para complementar el trato.

Dallas Mavericks

Dallas estará en el mercado para llevarse a cualquier superestrella disponible. El problema es que no tienen jugadores para armar una oferta tangible para ir por Westbrook. Lo mejor que podrían colocar sobre la mesa es a Wes Matthews, Justin Anderson y un par de jugadores de primera ronda. Al igual que los equipos de Nueva York, si los Mavericks quieren quedarse con Westbrook tendrán que esperar hasta que sea agente libre.

Como análisis final, la mejor opción para los Thunder es mantener a Westbrook si está dispuesto a firmar una extensión de contrato después de renegociar. Es el tipo de jugador que los equipos necesitan para rearmarse. De rechazar dicha renovación, los Thunder tendrán que explorar sus opciones y considerar seriamente despedirse de la gloriosa época con la que la franquicia aterrizó a Oklahoma City.

Será difícil aceptarlo, pero dado que es poco probable que sea un equipo competitivo la próxima temporada —y total, van a ganar los Warriors ¿no?—, dar un paso atrás para mejorar las perspectivas de futuro no debería considerarse una mala jugada.

Ahora mismo, pinta que Russ se irá de OKC pase lo que pase, ya que el equipo no puede prometerle anillos en el actual contexto de la conferencia Oeste.