FYI.

This story is over 5 years old.

NFL

Después de la semana 2, ¿podemos decir que los Steelers están intratables esta temporada?

Luego de su segunda victoria consecutiva, el equipo comandado por Ben Roethlisberger pinta como candidato para ganar su conferencia y, tal vez, llegar al Super Bowl.
19.9.16
Ben Roethlisberger is crushing opponents heads with that distance-perspective thingy that people do. Photo by Jason Bridge—USA TODAY Sports

Los Steelers arrancaron la temporada como el equipo menos atractivo para pelear por el título de la Conferencia Americana. Habrían tenido que luchar contra suspensiones, lesiones, y prácticamente con talento sobrevalorado a la ofensiva, y ni hablar de su defensa que terminó en la primera posición en 2010 y 2011 como la unidad que permitió más puntos. ¿Pero sabes qué? Todo indica que podrían lograrlo.

Publicidad

Después de dos partidos en contra de los ganadores de la división —Washington y Cincinnati, éste último le arrebató la División Norte a los Steelers—, Pittsburgh ha superado a sus oponentes 62-32. Después de todo, nada mal. Además, no han tenido a Le'Veon Bell, Martavis Bryant, y Markus Wheaton a su disposición.

El mariscal de campo, Ben Roethlisberger, cuyo plan de rejuvenecimiento parece funcionar luego de perder más o menos 15 libras, no tuvo un día grandioso en contra de la aguerrida defensiva de los Bengals. Tan sólo completó el 51.4 por ciento de sus pases y sufrió dos intercepciones. Pero también acumuló 259 yardas y tres anotaciones en su tarde.

Aún más sorprendente es el juego del treintón, DeAngelo Williams, quien sigue siendo el Benjamin Buton de los corredores. Según Pro Football Reference, los 68 contactos de todo tipo con el ovoide de Williams y sus 303 yardas —tanto terrestres, como aéreas— durante los primeros dos partidos de esta temporada, están clasificados como la segunda marca más alta de todos los tiempos para corredores mayores de 3º años.

No se esperaba que la defensiva estuviera a la altura, y mucho menos cuando estaba plagada de suplentes. Pero aunque los Steelers han permitido 796 yardas totales en los primeros dos encuentros, sólo han concedido 32 puntos ofensivos, gracias a las entregas de balón y un índice de conversión de sólo 26.9 por ciento.

Como esta victoria lo demuestra, la defensiva de los Steelers no necesita estar a la altura de las cortinas de hierro de antaño para contender por el título de la CA, División Norte y apostar por el Super Bowl.

Si esto no es suficiente para convencerte, espera a que los Steelers tengan de regreso a Bell y Wheaton.