FYI.

This story is over 5 years old.

Highlights

El nuevo Football Manager traslada la Copa del Mundo de 2022 de Qatar a China

Ojo: quizás la compañía desarrolladora sencillamente no podía reprogramar el juego para disputar el Mundial en invierno. ¿Casualidad o premonición?
17.11.15
News breaks that sees billions of people flood the streets in celebration and amazement, and as well as Carrick's retirement, the World Cup is moved to China

Sigue a VICE Sports en Facebook para descubrir qué hay más allá del juego:

El debate sobre el realismo de la serie Football Manager siempre me ha interesado. Los datos que el juego utiliza provienen de los principales clubes del mundo: eso normalmente asegura que la experiencia sea lo más realista que se pueda imaginar.

Para ser justos, por cada joven estrella nigeriana que nunca llegó a ser, los desarrolladores del FM han acertado en muchísimas otras. Por poner un ejemplo, la aparentemente incomprensible oscilación entre el nivel de superestrella mundial y de suplente de Segunda División que tenía el Theo Walcott del juego ha terminado siendo una ajustada radiografía de la realidad. Sin embargo, cuando te encontrabas con el típico colega que había llegado a la final de la Champions League con el Tudelano, o cuando el agente de Javier Saviola te pedía si querías volver a ficharlo para el FC Barcelona, te volvías algo más escéptico.

Ahora el desarrollador del juego, Sports Interactive, ha puesto sus cartas sobre la mesa y ha abierto, aún más si cabe, la caja de Pandora. La compañía se ha metido de lleno en un debate totalmente turbio: la Copa del Mundo de 2022. Tras jugar nuestras típicas 500 horas, alcanzamos la temporada 2012-22 y se nos informa de que el Mundial qatarí se ha trasladado "debido a las protestas de los clubes sobre los horarios de los partidos". El destino alternativo es ni más ni menos que… China.

Podemos fingir por un rato que la razón de esto no es simplemente que el desarrollador no ha sido capaz de reprogramar el juego para que la Copa del Mundo se disputara en invierno, y que en su búsqueda de realismo la compañía se ha sacado este cambio de la manga. Imaginemos que esto no sea así.

El único problema es que las implicaciones de un cambio así serían destructivas para la FIFA. Nuestro buen FM, sin embargo, prefiere renunciar al lío como suele hacerlo siempre. No veréis, por ejemplo, interrumpida la temporada porque la estrella de vuestro equipo debe pasar por la Audiencia Nacional por evasión de impuestos, o porque vuestro fichaje más caro ha aparecido en la portada de todos los periódicos amarillos tras acostarse con alguna muchacha alegre que ha decidido hacerse un selfi con él en la cama. Este tipo de cosas, como es comprensible, no existen en el mundo de fantasía de Sports Interactive.

Ah, la fantasía. Con lo bonita que es y las alegrías que nos da, tampoco le podemos echar nada en cara… ¿no?