FYI.

This story is over 5 years old.

¡corre forrest!

Un aficionado ruso protagoniza la invasión de campo más épica

Las invasiones de campo están poco reconocidas en el mundo del arte, pero después de esta obra magna las empezaremos a ver con otros ojos.
19.4.16

Sigue a VICE Sports en Facebook para descubrir qué hay más allá del juego:

El tiempo se para y nada se mueve. Todo parece inmóvil excepto su mente, que va a cien por hora. El momento exacto en que un aficionado decide que va a saltar al campo es de absoluta calma: ya ha llegado la hora. Los segundos posteriores, sin embargo, en que este hincha salta de las gradas y se precipita sobre el campo son frenéticos.

Publicidad

Justo antes de saltar al vacío, su cabeza ya ha hecho todos los cálculos necesarios. ¿Dónde están los de seguridad? ¿Cuántos hay? ¿Qué posibilidades tengo de acabar placado por decenas de guardias antes incluso de entrar en el terreno de juego? El objetivo es claro: la verde y sagrada extensión donde, aunque sea por pocos segundos, un aficionado se convertirá en héroe… aunque sea por un segundo.

Alcanzar el césped es un arte al alcance de muy pocos: como todo arte, exige una precisión matemática. Por eso precisamente no podemos más que admitir que este aficionado del Spartak de Moscú es un genio.

He aquí su obra magna. Mírala una y otra vez: acércate a ella como si de la pieza central de una exposición se tratara. Observa sus movimientos, intenta reproducirlos en tu cabeza.

Es una maravilla.

Nuestro artista favorito saltó al campo el pasado sábado en el estadio Petrovsky, hogar del Zenit de San Petersburgo. El equipo que entrena André Villas-Boas se terminó imponiendo con comodidad al Spartak (5-2) y ocupa la tercera plaza de la Premier League rusa con 46 puntos; los moscovitas, por su lado, son séptimos con 37 puntos.