Cenas de Culto: Un viaje por la cocina japonesa de Miyazaki
Foto de Axel Guzmán.

FYI.

This story is over 5 years old.

Cenas de Culto: Un viaje por la cocina japonesa de Miyazaki

En la tercera 'Cena de Culto' organizada por MUNCHIES —gracias al apoyo de Zacapa y Campobaja— cada uno de los platos servidos fueron inspirados en la incónica película "El viaje de Chihiro". Fue un gran viaje culinario y coctelero a Japón.

"El viaje de Chihiro" es una obra maestra del cine animado. La película de Hayao Miyazaki, ganadora del Oscar en 2002, es una aventura que nos adentra en la cultura japonesa. Para MUNCHIES la mejor forma de celebrar la pasión que sentimos por el país nipón es través de su comida (obviamente), más allá del cliché de los sushis.

Sí, amamos muchos otros platillos de la gastronomía japonesa: sus fideos y sopas, sus mariscos, su deliciosa carne (wagyu y cerdo), sus arroces, su sake, su cocina cocida, asada o cruda… el infinito culinario japonés es muy extenso y hace años lo hemos explorado, y se nos hace agua la boca al pensar en una mesa servida con delicias orientales.

Publicidad
Foto de Axel Guzmán.

Mesa servida con banquete japones.

Por eso, gracias al apoyo de Zacapa y Campobaja, MUNCHIES logró hacer un gran homenaje a Japón, sus sabores y su mística, muy bien representada en este anime.

Foto de Axel Guzmán.

Mesa con regalo de parte de MUNCHIES para los invitados.

Ésta fue la tercera Cena de Culto organizada por MUNCHIES —ya homenajeamos el colorido y divertido cine de Wes Anderson en "El Gran Hotel Budapest" y recreamos el ambiente de "María Antonieta", de Sofía Coppola, con un baquete francés— y cada uno de los platos servidos fueron inspirados en la incónica escena de la película "El viaje de Chihiro", donde una mesa repleta de manjares se sirve frente a los ojos asombrados de la protagonista: Chihiro.

Foto de Axel Guzmán.

Tori Misoyaki (pollo entero rostizado con miso) y pato entero rostizado.

Ezequiel Hernández, chef y socio de Campobaja, —además de ser parte de una familia dedicada a la pesca en Ensenada, Baja California— es un apasionado del origen de los ingredientes y de Miyazaki. Por eso, creó un menú completamente nuevo para la ocasión: verduras encurtidas, arroz, baos, udon, onigiris, pato y pollo rostizados, lechón horneado, calamar relleno de arroz, pescaditos asados (yakitori), frutas frescas, postres, té verde…

Foto de Axel Guzmán.

Tori Misoyaki: pollo entero rostizado con miso.

Una mesa repleta de delicias japonesas que sólo 30 personas invitadas pudieron disfrutar mientras veían la película.

Foto de Axel Guzmán.

Mulata daiquiri, coctel cortesía de Zacapa.

Para completar la experiencia Zacapa, a través de su mixóloga Fátima León, se hizo cargo de las bebidas.

Foto de Axel Guzmán.

Lechón horneado.

Se sirvieron cinco cocteles que utilizaron como base Zacapa 23; cada uno era distinto al otro y maridaban perfecto con los alimentos.

Foto de Axel Guzmán.

Nigiris de camarón.

Los cocteles también fueron una travesía de sabores: de frescos y suaves a fuertes y con más cuerpo; con una característica común, que era el uso de frutas: fresas, higos, durazno y piña.

Publicidad
Foto de Axel Guzmán.

Zacapa Nespresso, coctel cortesía de Zacapa.

Después de haber comido el mejor pay de queso con matcha y té verde con miel de abeja, los invitados disfrutaron de una rica bebida con Zacapa 23, café expreso, azúcar mascabado, fresas y canela. La forma perfecta para cerrar la velada con broche de oro.

Esta 'Cena de Culto' fue un gran viaje culinario y coctelero a Japón.

Agradecemos el apoyo de Zacapa y Campobaja por ayudarnos a crear esta deliciosa experiencia.

Todas las fotos son de Axel Guzmán.