airbag de nieve virgen

Un esquiador cae por un barranco del copón y sale ileso

Un amateur muy atrevido se confió demasiado en las montañas de Utah y acabó saltando al vacío sin querer. Por suerte, la nieve virgen le salvó de una muerte segura.
30.1.17

Sigue a VICE Sports en Facebook para descubrir qué hay más allá del juego:

Después del hostión que se pegó, este esquiador se pasó más de cinco horas buscando uno de sus esquís entre la nieve virgen que le salvó el pellejo. La demora no fue gran cosa, sobre todo si la pones en una balanza con la muerte; hubiera sido el destino más probable para este chaval, que se cayó por un barranco mientras se marcaba un magnífico fuera pista en el monte Timpanogos, Utah.

Publicidad

El tío sobrevaloró las marcas de otro esquiador, y se pensó que lo que tenía delante era un pequeña pendiente. En realidad era el final abruto del montecito por el que esquiaba, así que salió disparado y estuvo más de tres segundos en caída libre. ¿Cómo sobrevivió? Será por el manto de nieve, pero la verdad es que parece más bien un milagro.

Devin Stratton, el protagonista de esta temeridad con final feliz, explicó a través de su Instagram que la caída fue superior a los 30 metros, lo que nos parece una burrada si es cierto. En todo caso, no ponemos en duda de que fue un salto/caída muy tocho. Demasiado para haber salido sin ningún rasguño.

Se le rompió el casco, perdió uno de los esquís y solo tuvo que dar las gracias por salir ileso del accidente.

La moraleja está clara: ándate con ojo, y más si te marcas un fuera de pista por sitios desconocidos.