We are the Grand: Una ambivalencia musical

We are the Grand: Una ambivalencia musical

Un perfil a profundidad sobre uno de los actos chilenos clave de los últimos años.
1.4.17

Durante la primera década de el 2000, el rock chileno pasaba por un excelente momento: La Ley era una de las caras fundamentales del rock latino y con su Unplugged se consagraron mundialmente. En 2001, Los Prisioneros anunciaban su regreso tras 12 años de silencio y bandas como Lucybell, Chancho en Piedra y Sinergia aparecían diariamente en las pantallas de MTV, cuando eso todavía era cool. En 2009 se escribía un nuevo capítulo de la historia del rock chileno con el nacimiento de una banda que tenía una propuesta diferente y un sonido fresco. Ya para la primera mitad de la segunda década de los 2000 se convertirían en la nueva cara de la escena local. Su nombre, We Are The Grand.

Publicidad

El cuarteto formado por Seba Gallardo (voz y guitarra), Fernando Lamas (guitarra), Juan Aguirre (bajo) y Matías Peralta (batería), ha logrado una formula efectiva en sus canciones: letras poéticas mezcladas con acordes de guitarra que generan ambiente, líneas de bajo solidas, un toque de oscuridad, beats pegajosos y la influencia británica, han creado una esencia genuina y propia, convirtiéndose en una banda única en su estilo, que gusta a un público variado. Esto ha generado que los principales medios de comunicación hablen de ellos, que su música rote en las radios y les valió una actividad intensa al ser parte de festivales como el Vive Latino, LollaPalooza Chile y South by Southwest en Austin,Texas.

Con 8 años de carrera, varias maquetas grabadas y dos discos editados, esta agrupación indie ha madurado su sonido con el paso del tiempo. Empezaron haciendo música en inglés gracias a la influencia del movimiento new wave que escuchaban y los diez meses que estuvieron explorando Inglaterra, donde pudieron conocer la escena underground de Liverpool y adquirir una experiencia que enriqueció y aportó a lo que sería el estilo de Watg.

En 2016 la banda reforzó la idea de cambiar el idioma de las canciones y grabo su segundo disco, Volver. Este trabajo afianzó la relación con el público y la prensa ,y lograron pasar la prueba del segundo disco. Este muestra un sonido más intimo, melódico y con muchos matices, la mezcla entre lo indie con las baladas hacen que escucharlos sea un viaje progresivo desde lo suave hasta llegar a una potente conclusión. Las canciones de We Are The Grand tienen una potencia llena de rock, cuentan con composiciones inteligente, arreglos creativos y un nivel de madurez lírico fuera de lo común en las producciones contemporáneas. A pesar de tener un sonido oscuro, cuentan con temas que sirven para que la gente baile. Beats uptempo y arreglos de batería perfectos, haciendo notar influencias de post punk o, mejor dicho, dance punk.

Publicidad

Tuve la oportunidad de ver a esta banda en vivo varias veces y en escenarios distintos. Desde un bar en el barrio bohemio de Santiago, pasando por un venue grande como el Movistar Arena y en un set dentro de la Cumbre del rock chileno. La energía que transmiten en cualquier situación es intensa, la mezcla entre canciones en inglés y en español crea un show dinámico y hace que esta energía fluya hacia el público que está coreando sus canciones. Me atrevería a decir que es de las pocas bandas que ha tenido la aceptación de la gente al presentar un set bilingüe, un fenómeno raro que quizás solo se ve cuando alguna agrupación hace un cover en inglés de uno de sus artistas favoritos. Pero en este caso, todas son composiciones del cuarteto.

Desde el 2009 hasta hoy, no han mostrado muchos cambios: es una agrupación que mantiene una línea fiel a sus inicios, su música reluce por sí sola, ya sea escuchada en vivo, en Spotify, en la radio del auto o poniendo el CD en un equipo de música. Se dice que We are the grand son los herederos de un espacio que dejó el silencio de algunas bandas chilenas. Yo creo que son los creadores de una ambivalencia, un movimiento formado a través de música oscura pero brillante al mismo tiempo.

Me puse en contacto con ellos para que nos cuenten mejor su historia.

Noisey: ¿Cómo nace la banda?
Seba: Hace ocho años empezamos a hacer maquetas con Matías para hacer un demo para postular a una universidad, en eso hablamos con Fer y empezamos a ensayar canciones con intención de hacer una banda de covers con la cual nunca llegamos a tocar, todo se quedo en ensayos, ya para la hora de presentar el primer disco se suma Juan y de ahí en adelante empezamos a escribir nuestra historia.

¿Cómo ha sido la evolución de la banda desde el 2009 hasta hoy?
Fer: En estos ocho años han pasado muchas cosas, se podría decir que el proyecto parte en un viaje que hicimos a Inglaterra, donde estuvimos casi un año y grabamos un Ep que nos sirvió para aprender mucho y crecer. Tuvimos la oportunidad de tener casi 50 fechas en Liverpool que nos sirvieron de escuela para conocer la industria, conocimos bandas y amigos. De Ahí otro hito importante para la banda fue poder tocar en el LollaPalooza Chile en el 2012 y bueno con nuestro segundo disco Vover ya empezamos a hacer música en español y pudimos tener mas conexión con el público.

¿Cómo se da la transición del inglés al español?
Seba: La transición entre nuestro primer disco al segundo, donde empezamos a hacer canciones en español fue muy natural. Nos encontrábamos tocando mucho promocionando nuestro primer trabajo y ya cuando empezamos a pensar en el segundo aparece una canción llamada Soy, este tema se convertiría en el primer sencillo y sería la pauta casi sin querer de lo que queríamos hacer, nos dimos cuenta que el concepto estético y en letras quedaba mejor es español. Creo que el idioma va con las etapas del grupo. Empezamos en Inglaterra y respirábamos música en ingles, ya con el tiempo fuimos madurando y creciendo, quisimos mostrar algo nuevo, no solo en lo musical sino que también en el idioma.

¿Cómo es su experiencia en Inglaterra, que se queda dentro de la banda después de la temporada allá?
Matías: Fue una época de pleno aprendizaje y fundamental para la banda, ir de ciudad en ciudad tocando y viajando todos en un auto, haciendo el ejercicio de crear canciones, vivir todos en una casa y ensayar nos ayudo a encontrar lo que estábamos buscando. Fue una intensa búsqueda musical que culminó en un Ep y en nuestro primer disco Until The Morning.

¿Cómo ha sido el recibimiento de el público hacía volver?
Juan: Ha sido bastante bueno, nos da la impresión que este disco ha tenido muchas mas repercusiones y da a pensar que es una cuestión idiomática, como que la lengua nativa permite que la gente entienda las letras y se identifique mas con el mensaje que uno quiere dar. También existe un sonido mas maduro que aportó a eso. Esta nueva propuesta tuvo una buena recepción y estuvo súper bien acogida, esto llevo a que la banda tenga un crecimiento muy grande.

¿Como es su relación con México?
Seba: Con México tenemos una relación ya de muchos años, tuvimos la oportunidad de mostrar nuestra música varias veces y logramos conseguir muchas fechas. La gente de allá siempre han estado receptivas a nuestra música y hemos conocido muchas personas que nos han ayudado con logística y han sido muy generosas con nosotros. México es como nuestro segundo hogar, no encanta ir, hemos tenido la suerte de tocar en escenarios importantes como el Vive Latino, pero tenemos mas ganas de pasar mas tiempo ahí.

¿Cuales son los planes para este 2017?
Fer: Hemos tenido un 2016 muy bueno, hemos logrado cerrar el año con 50 fechas en chile y en el exterior. Este 2017 hemos empezado muy bien, somos parte de 3 festivales grandes como el LollaPalooza, estuvimos en el Vive por segunda vez y en Abril seremos parte del festival Frontera. Pero queremos también aprovechar de experimentar mas en el estudio, estamos probando nuevas canciones y queremos empezar a trabajar en el nuevo disco, ya estamos viendo cosas de pre producción. Tenemos varias fechas y compromisos, pero queremos darle tiempo al estudio de grabación.

En sus artes se ve siempre alas o una lechuza, ¿qué significa esto?
Seba: Escribí tres canciones del disco volver haciendo un homenaje para mi abuela que falleció hace muchos años y quería contar un poco su historia. Ella ya cuando estaba mayor tenía como una obsesión por las lechuzas, coleccionaba figuras, manteles, cuadros y mas cosas sobre lechuzas. Eso me llamo mucho la atención y empecé a buscar la historia del tema con este animal, un misterio que nunca resolví. Entonces simboliza un ícono que le da un poco de contexto al disco y nos agarramos de eso, ya que nos representa como banda por que todos hemos perdido seres queridos que recordamos, queremos y admiramos.

(Todas las fotos vía).