FYI.

This story is over 5 years old.

La hora en la que te vas de la fiesta dice mucho sobre ti

Desde los ñoños que se van antes de la medianoche, hasta los vagos que llegan del club a la casa a almorzar, hicimos un listado donde de seguro está tu horario.

Le hemos dedicado bastantes artículos a toda la variedad de matices antropológicos dentro del club. Y dentro de esos matices resulta que también está la hora en la que decides irte para tu casa. Porque aunque no lo creas, la hora en la decides acabar la fiesta puede decir mucho sobre ti y sobre la manera en la que te emparrandas. Por eso, hicimos una lista de los horarios más comunes en los que la gente se va de los clubs: desde que pides tu Uber a las once, hasta que coges buseta para tu casa a las diez de la mañana, te sorprenderá lo que esto te puede enseñar sobre ti mismo.

Publicidad

11:00 PM

Foto vía Flickr

Seamos honestos: ni siquiera tenías ganas de salir esta noche. Estabas a la mitad de un episodio de Game of Thrones y cediste ante las invitaciones de tus amigos porque no querías parecer antisocial. Pero ahora, estás en el club. Y el alcohol no le ha pegado lo suficientemente fuerte a tu torrente sanguíneo como para convencerte de quedarte y seguir bailando. Son apenas las once de la noche, pero para ti ya es hora de volver a tu cuarto, a donde tu novia o frente de tu PC, y aparte de todo te vas emputado por tu inexistente fuerza de voluntad y la plata que gastaste en las últimas dos horas. A veces la pereza es una virtud, que no se te olvide.

2:00AM

Ya llevas un buen rato de fiesta, pero llegaste a ese punto en el que empiezas a pensar en el guayabo tan tremendo que te va a dar en el trabajo al día siguiente. Y si no tienes trabajo de pronto estás muy borracho para seguir parchando con tus amigos, o quizá la fiesta simplemente apesta. Entonces arrancas para tu casa porque crees que vas a alcanzar a dormir una cantidad de tiempo razonable, pero lo único que sucede cuando llegas a tu cuarto es que entras en un túnel de existencialismo donde empiezas a evaluar cada aspecto de tu vida mientras tu cuerpo da vueltas encima de la cama. Tip: saca un pie de la cama y ponlo en el piso, el mareo cesará.

"Vomito, luego existo" - Broné Turnupcartes.

Al amanecer

Foto vía Flickr.

La fiesta estuvo buena, estuvo bullosa, estuvo llena, estuvo… bueno, estuvo como debe estar una fiesta de verdad. Y de alguna manera misteriosa lograste llegar a la puerta de tu casa, tratando de entrar silenciosamente para que tus papás o tus compañeros de apartamento no se levanten, pero fracasaste rotundamente. Y aunque habías planeado llegar directico a tu cama, terminas frente a la nevera embutiéndote las sobras de la comida de anoche hasta las ocho de la mañana, cuando ya el sol está demasiado brillante como para dormir, y lo suficientemente fuerte como para atravesar tus persianas, que fijo están rotas.

Publicidad

Mediodía

Esto es parecido a irte al amanecer, solo que vas a descansar menos y vas a salir con más cara de estar vuelto mierda. Pero no es del todo malo, quizá hasta tuviste tiempo de compartir un café o hasta un polvo en la ducha con la persona que conociste la noche anterior. Y en caso de tener trabajo por la tarde te toca correr, eso sí, con la misma pinta con la que saliste de fiesta. Una vez en el trabajo, puede que te pregunten: "¿qué hiciste anoche?" la respuesta depende del lugar en el que trabajes, solo maneja la situación. No hagas que te echen.

Nunca volviste

Photo via Flickr | Zach Petersen | CC BY 2. Te quedaste sin batería en el celular, pero en algún momento lo tendrás que prender. Cuando lo hagas te van a entrar mensajes de todas las llamadas de tus amigos la noche anterior, y mensajes de discusiones en Facebook donde entre todos deciden a quién le toca el turno esta vez de llamar a la policía a reportarte como desaparecido. No sabes en qué momento dejaste el lugar y ahora estás en posición fetal en el apartamento de un extraño, o ya empezaste las obligaciones que tenías ese día, sin reportarte, y haciendo como si nada raro hubiera pasado. Pero algo definitivamente pasó, porque vas a estar oliendo a alcohólico y viéndote como un personaje de The Walking Dead. Con el correr de las horas terminarás metido en tu cama y te levantarás un día después en la madrugada, muy confundido, pero con ganas de fiesta y repetirlo todo de nuevo.

Puedes encontrar al autor de este artículo por Twitter