Cosas que aprendí en Ibiza

FYI.

This story is over 5 years old.

Cosas que aprendí en Ibiza

Ibiza es sinónimo de fiesta en el léxico del amante al beat.
13.7.15

Ibiza es sinónimo de fiesta en el léxico del amante al beat. También es la tercer isla más grande de las Islas Baleares, con diez veces el tamaño de Manhattan. Ibiza es muchas cosas pero nunca sabrás lo que realmente es hasta pisar la arena de la isla blanca en el Mediterráneo. La fama que goza nació gracias a su vida nocturna y a la escena de clubes que albergan los mejores nombres de la electrónica. Desde la primera residencia de Martin Garrix, pasando por la fiesta de espuma de Paris Hilton hasta noches con Sven Vath, Art Department o Carl Cox. Historias de ese calibre son motivo suficiente para incluir una escala en la isla, al menos una vez en la vida.

La paradisiaca casa de #burnResidency

Este año, burn® nos invitó a conocer su residencia en Ibiza. Como hija del after y de la madrugada, la invitación cayó como anillo al dedo. Después de pasar un par de noches de locura y extravagancia en aquel lugar, regresé a la tierra que me vio nacer con algunos aprendizajes:

En Ibiza el idioma es lo de menos

Desde que llegamos al aeropuerto, la mezcla de culturas era evidente. Puedes hablar español, inglés, spanglish, intento de rumano o lo que te inventes y SIEMPRE habrá alguien que entienda lo que dices. Básicamente se trata de la Torre de Babel sin el terror de la confusión.

La autora platicando con los participantes de #burnResidency | Foto cortesía de burn®

La noche nunca es suficiente

No hay duda de que Ibiza es una de las capitales mundiales de la fiesta. A pesar de que sus atardeceres ocurren hasta las 9:30 de la noche, la isla tiene vida nocturna las 24 hrs del día. No importa si vas caminando por la playa o por la calle, siempre hay música retumbando a lo lejos en algún lugar. Nos recordó un poco a la vibra de Playa del Carmen <3

Llegando a Privilege a las 12:30 de la madrugada.

El sonido trae nuevos niveles de fiesta

El sonido es básico y en los clubes de la isla lo tienen muy presente. Las visitas a Privilege y Amnesia lo dejaron muy claro. Por ejemplo, de un lado estaba Sven Väth dándolo todo y a metros de distancia, en la otra cabina, estaban Art Department preparándose para entregar la batuta a Guy Gerber. Usualmente pelearíamos por distinguir entre beats pero en Amnesia la historia es diferente: los beats se quedan en la habitación a la que pertenecen. Fino.

Sven Väth versión Kinect en Amnesia.

El primer mundo está listo para tus malviajes

El consumo de sustancias es un tema conocido en la escena electrónica desde hace mucho tiempo. Durante mi visita a Amnesia me di cuenta de la conciencia que existe alrededor del tema. Existen paramédicos esperando afuera de los clubes para atender a todos los individuos que no se encuentran en las mejores condiciones, los taxis que esperan fuera del lugar están matriculados y alineados esperando a que subas para correr el taxímetro y antes de arrancar te preguntan si estás bien. Esa es una experiencia que simplemente no me puedo imaginar sucediendo hoy en día en México.

En conclusión, Ibiza es uno de los mejores que puedes pisar en tu vida.

Val está lista para regresar a Ibiza cuando la vida se lo pida, síguela en–@Pandroide.