Así vive una estrella de EDM: seguimos a Steve Angello por Bogotá

¿Limusinas, champaña, mujeres y todos los excesos?
5.5.16

Si me dejaran definirlo, para mí el EDM es la nueva generación del pop. La fórmula musical infalible para el estalle, los grandes escenarios, los fuegos pirotécnicos, los colores neón, los carteles húmedos en las manos de los fanáticos, lo estrambótico, lo masivo.

El género, cuya sigla traduce Electronic Dance Music, empezó a sonar con ese nombre por ahí más o menos en 2010, en un esfuerzo por volver a posicionar la cultura raver estadounidense que había mutado, y más o menos un año después la parfernalia empezó a estallar en Colombia. Artistas como Dimitri Vegas & Like Mike, Hardwell, Martin Garrix, Avicii, Afrojack o unos años atrás Swedish House Mafia empezaron a despegar dentro de la industria, esculpiendo esa imagen que está tan sólida ahorita de los DJs súper estrellas, volviéndose los actos principales y un gran porcentaje de la taquilla de los festivales más populares del mundo incluso hoy, a pesar de los veredictos que aseguraban que el género no iba a durar mucho.

Publicidad

El EDM sigue vivito y coleando. Por eso quise ir el pasado 29 de abril a presenciar la presentación de uno de los colosos de este género, Steve Angello, quien después de la disolución de Swedish House Mafia, el grupo que conformaba junto con Axwell e Ingrosso, siguió con su carrera solista y con su sello Size Records, el cual fundó desde 2003 y se enfoca en este género.

Durante la noche me asombré, me quedé quieta, salté, bailé y sobre todo observé. Quería sentir como propio el fenómeno del EDM en la fiesta, al mismo tiempo que quería entender cómo es la vida cuando uno se convierte en un DJ súper estrella. Y pudimos lograr mucho de eso con mi fotógrafo, buscando a Steve Angello en el Hotel W donde se estaba hospedando. Después lo seguimos hasta el sitio del evento a las afueras de Bogotá, nos movimos por el camerino del artista, analizamos los palcos de casi seis millones de pesos que estaban a reventar y hasta vimos enanos vestidos de blanco que acomodaban a los clientes VIP dentro del evento. En fin, muchos escotes, tennis y un público con gafas de colores y bon-bon-bumes alzando bien alto sus carteles, porque al fin iban a ver a su ídolo.

#GaleríaTHUMP

Así vive una estrella del EDM:

Captando el boleo alrededor del artista: medios nacionales, fans, manager, entrevista exclusiva.

Ajustando los detalles de la siguiente entrevista luego de la rueda de prensa.

Imágenes invaluables de los fans para el 'insta' y el 'feis'.

Detrás de cámaras.

A su llegada al lugar, Angello saluda a toda su comitiva de seguridad.

Steve en su backstage, escuchando música, preparándose para el toque.

O quizá solo relajándose un poco con Bob Marley antes de tocar.

Una de la mañana. Llegó la hora de salir al escenario.

Los fanáticos a la espera.

La euforia desatada en el lugar mientras el artista subía las escaleras del escenario.

Los flashes apuntando.

Y bang, comienza el destello.

Drop, tras drop, bocanada de fuego tras bocanada de fuego.

Más fuego y pirotecnia.

El resultado de una noche de bailoteo a punta de EDM.