Noisey

Entrevistamos a Kokoshca sobre las entrevistas que les hemos hecho en VICE

Es hora de recapitular nuestra relación con los Kokoshca.
15.2.17

Todas las fotografías cortesía de Sonido Muchacho.

Hace unos días mandé un mail:

---

Hola peñita de Kokoshca, como estáis con la gira del nuevo disco y todo esto, he pensado que sería un buen momento para hacer una entrevista en VICE. Supongo que os parecerá bien, pero hay un problema.

El tema es que resulta que esta sería la cuarta entrevista que os hemos hecho desde 2012. No sé si nos estamos excediendo y abusando de la paciencia de nuestros potenciales lectores. En fin, el caso es que he estado leyendo las anteriores entrevistas y, joder, cada una tiene su propia narrativa, su lógica interna y naturaleza, en fin, que hay variedad, y eso está bien. Además, joder, es jodido que yo lo diga pero me han resultado bastante simpáticas.

Publicidad

El caso es que, al ver que, de hecho, existían tantas entrevistas con vosotros en este mismo medio, me he quedado un rato pensando. ¿Tiene sentido otra entrevista? ¿Son la actualidad y la novedad motivos suficientes como para que todos nosotros gastemos más palabras? Vuestro disco es importante, sin duda, pero, ¿lo es esta entrevista? ¿Debería serlo?

Lo que está claro es que he decidido negarme completamente a haceros una entrevista normal, me niego a caer en este tipo de juegos de la industria y del periodismo musical, no quiero hablar del disco ni de vuestras siguientes fechas y todo esto, supongo que estaréis de acuerdo conmigo. De hecho, la vida sería completamente lamentable si nos ciñéramos a estas sinergias que, por otra parte, no nos definen ni representan. Sí, es un hecho, acabáis de sacar un disco nuevo por lo que deduzco que estaréis hasta vuestros genitales de hablar de lo vuestro, así que he decidido —he pensado que sería divertido— centrar esta entrevista en lo nuestro, en las entrevistas que os hemos hecho anteriormente en VICE.

Cojamos esos tres momentos y analicémoslos. Saber un poco qué opináis de cada entrevista, qué hay detrás de ese texto una vez publicado. ¿Rechazo? ¿Odio? ¿Indiferencia?

Estas son las entrevistas previas:

Ajo para los labios - 28/03/2012

A ver si Kokoshca la petan de una vez - 26/09/2013

Kokoshca nos explican sus ocho horas perfectas - 26/07/2016

Publicidad

En fin, ¿estáis dentro?

---

Y Kokoshca aceptaron.

VICE: Eiiiiiiii, muy buenas. ¿Cómo va? Hace poco vomité en mi cama por la noche por culpa de haber bebido demasiado. Fue como volver a tener 15 años. ¿Os ha pasado algo parecido recientemente?
Iñaki de Kokoshca: Sí, el sábado pasado. Después de pasarme todo el día bebiendo me tumbé en la cama y empezaron a sobrevenirme unas desagradables arcadas. Vale, hay una diferencia, no llegué a potar nada porque tenía el estómago completamente vacío, pero fue una experiencia igualmente desagradable. Luego soñé que tenía que vender unos relojes a una gente de la embajada keniata en Madrid pero todos pasaban de mí. No podía vender ni un maldito reloj. El conjunto de la experiencia fue un poco desconcertante, como tener 15 años, supongo.

Bueno, ¿sois conscientes de que esta es la cuarta entrevista que os hacemos en VICE?
Sí.

¿A qué creéis que se debe? ¿Creéis que hay alguien en VICE que está secretamente enamorado de uno de vosotros y considera que esta es la única forma de poder llegar al corazón de su ser querido?
No, simplemente denota falta de creatividad en vuestros redactores y acudís a nosotros en busca de ese genio.

Hablemos de las entrevistas previas. ¿Con cuál de las entrevistas os sentisteis más cómodos? ¿Más arropados?
Siempre contigo Pol, nos gustó la del anterior disco.

¿Qué defectos le encontráis a cada una? ¿Y virtudes?
Pues que nosotros tenemos que hacer siempre las cosas: que si "cuéntanos tus horas perfectas", que si "no puedes cagar en el WC que no sea el tuyo", etcétera. Estamos siempre haciendo vuestro trabajo y vosotros cobrando por ello. Eso es un virtud, vuestra, claro está.

Publicidad

Iñaki, ¿te das cuenta de que acabas de desvelar que eres uno de los testimonios de ese artículo sobre la imposibilidad de ciertas personas por cagar fuera de casa? De todas formas —y volviendo al tema—, ¿insinúas que generar preguntas no tiene ningún tipo de mérito? O sea, ¿crees que esto que estoy haciendo ahora mismo —preguntar— es algo totalmente vacío y superficial?
Bueno, no creo que sea vacío. Me refería más a tus artículos de cagar y todo eso, que al final los escriben los entrevistados (ríe). Pero eso igual no procede aquí, ya que se habla de Kokoshca.

En cuanto a las entrevistas a Kokoshca, ¿alguna cosa que habrías añadido luego al ver la entrevista publicada? ¿Algún apunte de alguna cosa que no quedase suficientemente clara?
Habría estado bien remarcar que hubo una época en la que comías frankfurts crudos, así a pelo. Creo que lo hacías cuando eras pobre y vendías tus poemas en el metro.

Bueno, esto de los frankfurts lo sigo haciendo de vez en cuando, para no olvidar nunca de dónde vengo. Bueno, ¿os molestó la edición por parte del entrevistador de alguna de las respuestas, si es que hubo?
Creo que en la de Iago, el tipo lo sintetizó todo bastante bien. Hablo de su segunda entrevista, la de "las horas perfectas".

¿Qué opináis de las entrevistas (así en general)? ¿Os la sudan?
Depende de cuál, notas enseguida [si te la sudan o no]. Es una manera de ampliar significados a conceptos por los que eres entrevistado (en nuestro caso acostumbra a ser la música).

Publicidad

No te sigo pero, una cosa, ¿coméis filetes de panga?
Jamás hemos probado ese manjar.

Vaya, existe un dilema moral con este pescado oriental. De todas formas, estaría bien comentar algo de vuestro nuevo disco, ¿no? No sé si es porque estoy viendo Twin Peaks por primera vez pero, joder, muchos temas vuestros me transportan a la banda sonora de la serie y a los discos en solitario de Lynch y Badalamenti. Sobre todo cuando hacéis esa mezcla de ruido, punteos febriles, pop y acordes mágicos de los años cincuenta (en el último disco lo aprecio sobre todo en "RBU" y "El Escultor". ¿Es posible?
Nos encanta Badalamenti, esa ternura que esconde algo oscuro como el bosque de los sicomoros. Lynch ya ha mostrado mucho en su filmografía esa dicotomía entre lo bello e inofensivo que oculta algo más jodido, como en la escena inicial de Terciopelo Azul con la canción de Bobby Vinton y los bomberos saludando a cámara para acabar profundizando en el fondo y mostrar todos los bichos que tejen el fondo de la sociedad. Por cierto versionamos la canción de "Sycamoree Trees" cantada por Jimmy Scott en nuestro disco Gernika.

Kokoshca siempre os habéis encontrado en el margen de la sociedad, incapaces de adaptaros a lo que se supone que todo el mundo debe hacer (ya sea en el amor, la música, la fiesta o en el trabajo). ¿Cómo lo lleváis en la vida real? ¿Van bien las cosas o sigue siendo difícil sobrevivir en este mundo?
Van de puta madre, seguimos con nuestra chaqueta al hombro, silbando y tarareando, y cuando el Destino quiera interrumpirlo, que lo interrumpa; aunque pudiésemos protestar, no protestaríamos.

¿Cómo será vuestro directo en el Cara B, este fin de semana en Barcelona? Es broma, este tipo de preguntas son una mierda. ¿Os imagináis que os hiciera este tipo de preguntas en serio? Del palo "¿qué podemos esperar del directo de Kokoshca?". Estas preguntas son una auténtica putada. Eso sí, dejadme preguntaros una cosa: en los conciertos, ¿qué le pide cada uno de vosotros al técnico de monitores?
Nos gustas Pol. Yo (Iñaki) pido mi voz y mi guitarra, y algún programa de radio rollo Hablar por Hablar; Amaia pide su voz y, sobre todo, un sampler que activa de vez en cuando —uno que grabó una vez con un tío que se encontró por la calle imitando a Andrés Pajares—; Álex pide bombo y el sonido del WhatsApp e Iñigo todo lo anteriormente citado a -3db.

¿Os gusta emborracharos encima del escenario o mantenéis la compostura?
Hay que buscar un equilibrio, hay maneras de hacerlo.

Publicidad

¿Cuáles?
El equilibrio es que si estás demasiado pedo no mola, una vez tocamos en Vic y no recuerdo nada del concierto, solo que el público estaba tocando con nosotros. Así que si por un casual estás demasiado bebido existen remedios para espabilarte pero la realidad es que la música y la energía del directo tiene un poder superior a cualquier sustancia.

¿Creéis que los dinosaurios existieron de verdad?
Durante nuestra infancia estuvimos en Cornago, en la Rioja. Ahí hay varias huellas de dinosaurios y, si hay varias huellas, nos lo creemos. Aunque claro, también pudo ponerlas el departamento de turismo tras el boom de Jurassic Park.

Volvamos a vuestras entrevistas en VICE, que me estoy desviando del tema. ¿Qué correcciones nos harías como periodistas profesionales que somos? ¿Alguna pregunta que echaseis en falta en su momento? Desgarradnos, por favor.
Hombre, os limitáis a copiar y pegar nuestras respuestas directamente, con faltas de ortografía y todo. Vuestros colegas (nosotros) os hacen el curro y no les pagáis ni una miserable Xibeca. ¿Sigue existiendo esta cerveza en Cataluña o ahora Moritz se ha comido el pastel?. ¿Los vendedores ambulantes venden Moritz? No, creo que no.

Bueno, en algunos puntos de la ciudad y durante algunas fiestas municipales sí que venden, cosa que me alegra pero no es lo habitual. Supongo que Estrella tendrá algún trato con estos tipos. A mí me gusta bastante la Moritz pero por lo general todo el mundo la detesta. Dicen que sabe a "jabón" o que es como "dulce". De hecho creo que me gusta justamente porque todo el mundo la repudia; se ha generado una especie de inercia que la gente sigue y propaga sin contemplar ni analizar los hechos. Lo tendencioso contra lo factual, ya sabéis. Todo el mundo está equivocado, no tienen ni idea. ¿A vosotros os gusta?
Nos gusta la Moritz más que la Estrella Damm, claro, pero no creo que ninguna de estas sea una gran cerveza. La mezcla de Moritz rubia con Epidor da un punto interesante al asunto.

Publicidad

Para terminar, haced un ranking (de mejor a peor) de las entrevistas.
1. La próxima tuya.
2. Esta.
3. Y esta.

Por cierto, observando las entrevistas que os hemos hecho, veo que, más o menos, cada entrevista se sucedió en una fase distinta para Kokoshca: la primera, la de Iago, abarca ese Kokoshca primigenio, con Amaia, Iñaki y Javi a la batería y voces. Luego, la primera mía comprende ese periodo extraño de incertidumbre, en el que la banda estaba poco definida en término de componentes. Por aquel entonces estaba Alex a la batería e Íñigo os ayudaba a veces también con el bajo, pero no siempre tocaba con vosotros. De hecho, durante esa época yo había tocado con vosotros como bajista alguna vez. Luego está la última de Iago, que os pilla ya completamente formados y definidos. ¿Coincidís en esto? Y, en todo caso, ¿porque una de las entrevistas que os gusta más es la que os supone en vuestro momento más turbio?
Nos gusta más no porque coincida con el momento más turbio, sino simplemente porque el periodista se la curró más y nos llevó a responder cosas bellas.

Muy bonito. En serio. Gracias por la entrevista chicxs.
Besos.

Este sábado 18 de febrero puedes ver a Kokoshca en directo en el festival Cara B. Si tienes la mala suerte de vivir fuera de Barcelona no pasa nada, también puedes verles en estas otras ciudades:

24/02 – Madrid @ Sala El Sol (+ Mujeres)

25/02 – Santander @ Trvzt

Publicidad

10/03 – Córdoba

11/03 – Granada @ Planta Baja

25/03 – Zaragoza @ Zaragoza Feliz Feliz

08/04 – Sevilla @ Sala X (+ La Plata)

19/05 – Lugo @ Fa Ce La Festival

20/05 – Madrid @ Tomavistas Festival

01/06 – Barcelona @ Primavera Sound

29/07 – Mallorca

10/08 – Aranda de Duero @ Sonorama

25/08 – La Rioja @ MUWI Festival