Publicidad
medio ambiente

Las algas podrían salvarnos de la crisis alimentaria mundial

Encontrar un método sustentable para alimentar a una población mundial enorme y creciente no es cosa fácil, quizás la solución esté en los mares.

por Daisy Meager
01 Diciembre 2016, 4:00pm

Encontrar un método sustentable para alimentar a una población mundial enorme y creciente no es cosa fácil, especialmente cuando la producción de alimentos ha sido proclamada como uno de los principales contribuyentes del cambio climático. Si bien no hay un camino fácil para salvar al planeta y alimentar a la población, los científicos podrían haber encontrado una forma de alcanzar la demanda mundial de comida.

¿La solución? Algas. Microalgas marinas, para ser exactos.

LEER MÁS: Hablamos con Monsanto acerca de la solución a la crisis alimentaria mundial

La semana pasada, los investigadores de la Universidad Cornell publicaron los detalles de un nuevo estudio de larga escala sobre cultivo de microalgas, declarando que podrían proporcionar una fuente de alimentación sustentable para animales y humanos. El informe, que pronto será publicado en el diario Oceanography, también reveló que los organismos unicelulares podrían ser usados para generar biocombustibles para reemplazar los combustibles fósiles dañinos.

Pero el descubrimiento de que las algas pueden ser la clave para lograr una producción de alimentos sustentable no fue completamente intencional.

LEER MÁS: ¿Cuál es la comida del futuro?

Los científicos originalmente se propusieron producir combustible, objetivo que cumplieron al cultivar microalgas frescas, retirando su contenido de agua y extrayendo los lípidos. Lo que el equipo de investigación descubrió durante el proceso fue que la biomasa restante, luego de la extracción de lípidos, es rica en proteínas y altamente nutritiva. El estudio concluye que el subproducto nutritivo podría ser añadido al alimento para animales de granja como cerdos y peces de acuicultura como el salmón, o incluso consumido por humanos.

Las algas usadas en el estudio son microscópicas, es decir que tendrían que cultivarse dos millones de kilómetros cuadrados para satisfacer la demanda actual de combustible. Como resultado, 2.4 mil millones de toneladas de subproducto proteico serían creadas; apenas diez veces la cantidad de proteína de soya que se produce mundialmente cada año.

Charles Greene, profesor de geociencias y líder autor del estudio, dijo en un comunicado de prensa que usar las microalgas como fuente de alimento no solo proporciona seguridad alimentaria, sino que también ayuda a aligerar la carga que la producción de comida representa para la Tierra.

LEER MÁS: El calentamiento global está acabando con los peces de África

Dijo: "Podemos cultivar algas para alimentación y combustión en solo una décima o centésima parte de la tierra que actualmente usamos para cultivar comida y cultivos energéticos. Podemos liberar la presión de convertir selvas tropicales en plantaciones de palma en Indonesia o plantaciones de soya en Brasil".

Greene añadió: "Nos adentramos en esta investigación para buscar productos combustibles y, en el proceso, descubrimos una solución integrada para los grandes desafíos de la sociedad".

De ahora en delante no volverás a ver las algas sucias de los lagos de la misma forma.