FYI.

This story is over 5 years old.

¿La carne debería llevar una etiqueta de advertencia contra el cáncer?

La llamada "policía de la comida" en EEUU solicitó que las carnes estén etiquetadas con una advertencia de que son cancerígenas. Sí, igual que los cigarros.
Photo via Flickr user chiefy

Baja ese trozo de carne seca por un segundo.

El año pasado la Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer de la Organización Mundial de la Salud clasificó las carnes procesadas como posibles cancerígenos, afirmando que el consumo de 50 gramos de carne procesada todos los días podría incrementar el riesgo de cáncer colorrectal hasta casi un 20 por ciento.

Estas fueron noticias desagradables para los amantes del tocino y del peperami, los productores de carne procesada impugnaron estos descubrimientos. La industria italiana del prosciutto, por ejemplo, estaba realmente molesta.

Publicidad

Ahora, un poco más de un año después, otro cuerpo científico se está subiendo a la base para acomodar un batazo a la carne procesada. La semana pasada, citando la investigación de la OMS, el Center for Science in the Public Interest publicó una petición para el USDA (Departamento de Agricultura de Estados Unidos) solicitando que los productos con carne procesada lleven estampas con advertencias contra el cáncer colorrectal.

"En años recientes, la investigación científica ha llevado a la conclusión de que la carne procesada y las aves de corral aumentan el riesgo de sufrir cáncer colorrectal, que es la segunda causa de muertes relacionadas con el cáncer en Estados Unidos, y se calcula que en 2016 contabilizará hasta 49,190 muertes", dice la petición.

LEER MÁS: Comer carne roja te hará envejecer más rápido

Dentro de las normas sugeridas en la petición, las carnes "preservadas con procesos de ahumado, curación, salación y adición de preservativos químicos" tendrían que llevar estampas: "ADVERTENCIA DE LA USDA: el consumo frecuente de productos con carne procesada puede aumentar el riesgo de desarrollar cáncer de colon y recto. Para proteger tu salud, limita el consumo de tales productos".

Los productores de carne se molestaron bastante, lo cual es comprensible, por la petición.

"La petición alarmista y sensacionalista del Center for Science in the Public Interest (CSPI) busca conseguir etiquetar productos de carne seguros, nutritivos e inspeccionados por el USDA, es el más reciente ejemplo de las tácticas de miedo que le han ganado el apodo de 'la policía de la comida'", escribió en una declaración Barry Carpenter, presidente y CEO del Instituto de la Carne en Estados Unidos, un grupo comercial que representa el 95 por ciento de la carne roja y el 75 por ciento de productos de pavo. "La evidencia científica demuestra que el cáncer es una enfermedad compleja que no está causada por un solo alimento y que una dieta balanceada, así como la decisión de mantener un estilo de vida sano son esenciales para la buena salud".

Publicidad

LEER MÁS: Comer como un paciente de cáncer

Janet Riley, vicepresidenta de Asuntos Públicos para el Instituto de la Carne en Estados Unidos, le dijo a MUNCHIES que "una etiqueta como la sugerida por el CSPI sería engañosa por varias razones".

"Una etiqueta de advertencia sugeriría que existe un consenso o que la ciencia apoya la posición del CSPI, cuando no es el caso. De hecho, el voto de la Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer no fue unánime, ha sido y seguirá siendo controversial".

Riley y Carpenter señalaron otros estudios que refutan la relación entre la carne y el cáncer y resaltan los beneficios de comer carne para la salud. Ambos notaron que la OMS tuvo que rectificar su mensaje del año pasado cuando su reporte fue "malinterpretado" y no tenía la intención de hacer que las personas eliminaran la carne de sus dietas, sino que más bien sugería tener un consumo menor.

LEER MÁS: Qué tanto vivirás si dejas de comer carne

La realidad es que consumimos una enorme cantidad de carne. La petición cita información del USDA que dice que en Estados Unidos se comió un promedio de 32 kilos de carne roja y 25 kilos de pollo durante 2013, con un poco más del 20 por ciento de esas cantidad en productos procesados. En América Latina no estamos nada atrás, ya que Chile y Argentina lideraron el consumo de carnes procesadas en 2013, según Publimetro con información de Euromonitor. Mientras que el año pasado, Uruguay mostró un aumento en la venta de estos productos hasta un 146 por ciento.

La advertencia de la OMS señala como dañino el consumo de 50 gramos de carne procesada al día; para dar un poco de perspectiva una salchicha de tiene 99.2 gramos.

Esto podrían ser malas noticias para algunos héroes, pero el resto de nosotros tenemos poco de qué preocuparnos, con o sin etiqueta.